¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

JUAN BAUTISTA "PATRONO DE LA MASONERIA OPERATIVA"


Por Q:. H:. Luis Alberto Brown.
Cuba

Juan el Bautista, fue un predicador y asceta judío, considerado como profeta por cuatro religiones: Cristianismo, Islam, Mandeísmo y la Fe Bahá'í y es el único santo al cual se le celebra la fiesta el día de su nacimiento que es 24 de junio, justo 6 meses antes que su primo Jesús.

El capítulo primero del evangelio de San Lucas nos cuenta que su padre Zacarías era un sacerdote judío que estaba casado con Isabel, y no tenían hijos porque ella era estéril. Siendo ya viejos, un día cuando estaba él en el Templo, se le apareció un ángel de pie a la derecha del altar. Al verlo se asustó, mas el ángel le dijo: "No tengas miedo, Zacarías; pues vengo a decirte que tú verás al Mesías, y que tu mujer va a tener un hijo, que será su precursor, a quien pondrás por nombre Juan. No beberá vino ni cosa que pueda embriagar y ya desde el vientre de su madre será lleno del Espíritu Santo, y convertirá a muchos para Dios".

Pero Zacarías respondió al ángel: -"¿Cómo podré asegurarme que eso es verdad, pues mi mujer ya es vieja y yo también?" - El ángel le dijo: -"Yo soy Gabriel, que asisto al trono de Dios, de quien he sido enviado a traerte esta nueva. Mas por cuanto tú no has dado crédito a mis palabras, quedarás mudo y no volverás a hablar hasta que todo esto se cumpla"-.

Transcurridos seis meses, el mismo ángel se apareció a Maria, prima de Isabel, comunicándole que iba a ser Madre del Hijo de Dios, y también le dio la noticia del embarazo de Isabel. Llena de gozo corrió a ponerse a disposición de su prima para ayudarle en aquellos momentos. Y habiendo entrado en su casa la saludó. En aquel momento, el niño Juan saltó de alegría en el vientre de su madre, porque acababa de recibir la gracia del Espíritu Santo al contacto del Hijo de Dios que estaba ya en el vientre de la Virgen Maria. Con espíritu profético, Isabel exclamó:- "Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre”-.

Maria permaneció en casa de su prima aproximadamente tres meses; hasta que nació Juan. De su infancia poco se sabe. Tal vez, siendo aún un muchacho y huérfano de padres, huyó al desierto, donde el contacto con la naturaleza le acercaba más a Dios. Vivió toda su juventud dedicado nada más a la penitencia y a la oración, como caracteriza a todo asceta. Como vestido sólo llevaba una piel de camello y como alimento, aquello que la Providencia pusiera a su alcance: frutas silvestres, raíces, y principalmente langostas y miel silvestre.

Solamente le preocupaba el Reino de Dios.
Según Lucas 3:1-3, Juan comenzó a predicar y a bautizar en el desierto «el año decimoquinto del imperio del emperador Tiberio, en el que Poncio Pilato gobernaba Juan el Bautista Judea, Herodes Antipas era tetrarca de Galilea, su hermano Filippo tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene, en tiempo del sumo sacerdote Anás y Caifás».

Juan Bautista se definió a sí mismo como «voz que clama en el desierto: "rectificad los caminos del Señor"» (Juan 1:23), con lo cual cumplía expresamente una profecía de Isaías (Mateo 3:1-4, Lucas 3:4-6, Isaías 40:3-5). Marcos (1:1-4) une a ésta el cumplimiento de otra profecía, de Malaquias 3:1. Esta misma misión general, cumplir unidas ambas profecías, vista como una, fue definida en general por los esenios para ellos mismos, según la Regla de la Comunidad (1QS VIII 13-14; 4Q259 III 3-6), encontrada entre los Manuscritos del Mar Muerto y datada entre los años 100 y 75 A.C. También la liturgia bautismal esenia (4Q14) pudo haber servido de inspiración a Juan.

La diferencia entre el ministerio general de los esenios y el de Juan estriba en que aquellos enfatizaban en el estudio de la Ley, y en general de las Escrituras, y Juan en la predicación y bautismo para la conversión del pueblo. Según los Evangelios, bautizó también a Jesús en el río Jordán (Lucas 3:21-22, Marcos 1:9-11), y lo reconoció como Mesías (Juan 1:25-34, Mateo 3:13-17). Ese momento supuso el inicio de la actividad mesiánica de Jesús. Algunos autores señalan que sería más bien el arresto de Juan por parte de Herodes Antipas el comienzo de la vida pública de Jesús (Marcos 1:14).

Cuando Juan tenía más o menos treinta años, se fue a la ribera del Jordán, para predicar un bautismo de penitencia. Juan no conocía a Jesús; pero según la leyenda el Espíritu Santo le dijo que le vería en el Jordán, y le dio esta señal para que lo reconociera: -“Aquel sobre quien vieres que me poso en forma de paloma, Ese es”-.

Los judíos empezaron a sospechar si el era el Cristo que tenía que venir y enviaron a unos sacerdotes a preguntarle -“¿Tu quién eres?”- El confesó claramente: -“Yo no soy el Cristo”- Insistieron: “¿Pues cómo bautizas?” Respondió Juan, diciendo: -“Yo bautizo con agua, pero en medio de vosotros está Uno a quien vosotros no conocéis. El es el que ha de venir después de mí…”-

Por este tiempo vino Jesús de Galilea al Jordán en busca de Juan para ser bautizado. Juan se resistía a ello diciendo: -“¡Yo debo ser bautizado por Ti y Tú vienes a mí!”- A lo cual respondió Jesús, diciendo: -“Déjame hacer esto ahora, así es como conviene que nosotros cumplamos toda justicia”-. Entonces Juan condescendió con El.

Habiendo sido bautizado Jesús, al momento de salir del agua, y mientras hacía oración, se vio descender una paloma que se posó sobre El. Según el Evangelio de San Marcos: Herodes Antipas se había ido a vivir en unión libre con Herodias, su cuñada y esposa de Filipos su hermano, con dicha acción Herodes Antipas había cometido un pecado que escandalizaba a los judíos, por estar prohibido por la Santa Biblia y por la ley moral y Juan lo denunció públicamente. Se necesitaba mucho valor para hacer una denuncia como ésta, porque los reyes del oriente no eran tolerantes y no vacilaban en mandar a matar a quien se atreviese echarles en cara sus errores. Herodias no ocultó su odio hacia Juan y con su insidia conminó a Herodes a apresarlo y matarlo, mas Herodes sentía un profundo respeto por Juan y en principio no se atrevió a atentar contra su vida, pues al solo oírlo hablar se quedaba pensativo y temeroso, y lo escuchaba con gusto".

Juan bautiza a Jesús en el Jordán
Pero el día de su cumpleaños Herodes dio un gran banquete a todos los principales de La ciudad, y a la fiesta asistió Salomé, la hija de Herodías y bailó de tal forma que le gustó mucho a Herodes, quien bajo juramento le dijo: -"Pídeme lo que quieras y te lo daré, aunque sea la mitad de mi reino"-.

La muchacha fue donde su madre y le preguntó: -"¿Qué debo pedir?"-. Ella le dijo: -"Pida la cabeza de Juan Bautista"-. Ella entró corriendo a donde estaba el rey y le dijo:- "Quiero que ahora mismo me des en una bandeja, la cabeza de Juan Bautista"-.

El rey se llenó de tristeza, pero para no contrariar a la muchacha y porque se imaginaba que debía cumplir ese vano juramento, el 29 de agosto mandó a uno de su guardia a que fuera a la cárcel y le trajera la cabeza de Juan, lo cual fue cumplido, y su cabeza fue traída en una bandeja y entregada a la muchacha la cual posteriormente se la dio a su madre.

Este es un caso típico de cómo un pecado lleva a cometer otro pecado. Herodes Antipas y su concubina Herodías empezaron siendo adúlteros y terminaron siendo asesinos. El pecado del adulterio los llevó al crimen, al asesinato de un santo.

Juan murió mártir de su deber, porque él había leído la recomendación que el profeta Isaías hace a los predicadores: -"Cuidado: no vayan a ser perros mudos que no ladran cuando llegan los ladrones a robar"-. El Bautista vio que llegaban los enemigos del alma a robarse la salvación de Herodes y de su concubina y habló fuertemente. Ese era su deber. Y tuvo la enorme dicha de morir por proclamar que es necesario cumplir las leyes de Dios y de la moral. Fue un verdadero mártir.

Una antigua tradición cuenta que Herodías años más tarde estaba caminando sobre un río congelado y el hielo se abrió y ella se consumió hasta el cuello y el hielo se cerró y la mató. Puede haber sido así o no. Pero lo que sí es histórico es que Herodes Antipas fue desterrado después a un país lejano, con su concubina. Y que el padre de su primera esposa (a la cual él había dejado para quedarse con Herodías) invadió con sus Nabateos el territorio de Antipas y le hizo enormes daños. Es que no hay pecado que se quede sin su respectivo castigo.

San Juan Bautista es considerado el príncipe del santoral cristiano. Es el único santo del que se celebra el nacimiento y no la muerte, y su fiesta, el 24 de junio, es una fiesta solar, de luz y de fuego, decantación de los más antiguos ritos de la humanidad en la más grande de todas las fiestas. Mientras Jesús ocupa el solsticio de invierno (la Iglesia optó por cambiar su titular, al ver que era imposible suprimir estas fiestas), San Juan toma posesión del solsticio de verano porque fue imposible erradicar las ancestrales celebraciones solares. Y fue precisamente el hecho de la vinculación de su nombre a las fiestas más esplendorosas y más vitalistas, lo que elevó su prestigio hasta límites que sólo milenios de historia pueden explicar. Pero no es gratuita la coincidencia entre el ancestral culto solar y san Juan Bautista. El personaje es de una gran talla: es un Sol menor que abre camino al gran Sol que es el Cristo, con una firmeza que hace temblar al mismo rey Herodes. Tenía el Bautista una misión, y nada le acobardó. Preparaba los caminos del Señor. Era La Voz que clamaba en el desierto.

No se callaba cuando no se debe callar. Cuando veía los abusos del poder, no giraba la cabeza, aunque no le afectasen directamente; por eso acabó su cabeza servida en la bandeja para Salomé. El 29 de agosto es la conmemoración de San Juan degollado. Este santo es el más celebrado de Europa, siendo patrón de Badajoz, Albacete, Las Palmas de Gran Canaria y Puerto Rico, además de serlo de los monjes Cartujos y de la Orden de Malta. La noche del 23 de junio (víspera del día de su fiesta) se realizan las famosas hogueras de San Juan, entre las que destacan las de Alicante, declaradas de Interés Turístico Internacional.

Hasta aquí una síntesis de la vida del santo patrón de la Masonería Operativa.

Bibliografía consultada
  • Juan el Bautista. http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_el_Bautista.
  • Nacimiento de San Juan Bautista. http://www.churchforum.org/santoral/Junio/2406.htm -
  • Solsticio de verano y noche de San Juan. http://www.actosdeamor.com/nochesanjuan.htm.
  • Juan Bautista, Santo. http://www.es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=1273
  • 29 de Agosto. El martirio de San Juan Bautista. http://www.churchforum.org/santoral/Agosto/2908.htm.

COMICs