¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Carta del I:.P:.H:. Rogelio Amaral Barragán, 33o sobre la "carta-protesta" de Nevada

Muy Ilustres HHnos.'. de la Revista Fénix
Apreciable Hno.'.Director

S.'.F.'.U.'.

Hago referencia al escrito previo que os enviamos, donde os solicitábamos la referencia URL donde se hubiese publicado la 'Carta-Protesta' de nuestros QQ.'. HH.'. de Nevada. La hemos localizado y, por lo mismo, ya no se hace necesario que nos enviéis el vínculo.

Lamentamos la hiper-sensibilidad de nuestros HHnos.'. a quienes no tenemos empacho en ofrecer una disculpa por no haber podido estar a la altura de sus espectativas durante su amable visita, en la que estuvieron, efectivamente, en la ceremonia del día 14 de septiembre, aclarando que en ella NO sesionó el Supremo Consejo Omega de la República Mexicana, pues ese día aun no nacía nuestro Supremo Consejo, sino que se encontraba de visita, trabajando, otro -muy digno y respetable- obrando conforme a sus rituales, normas, usos y costumbres, legítimas todas, pues -como es natural- cada Supremo Consejo dispone los sitios donde se colocarán los HHnos.'. ilustres que se encuentren de visita, que para eso son autónomos. Por lo anterior, vuestro servidor y, para estos efectos, ninguno de los HHnos.'. que fungíamos como huéspedes, podíamos tener ingerencia en ello. Seguramente vosotros, HHnos.'. de "Fénix", tendréis una idea muy clara de esto que os expresamos.

Para conocimiento de nuestros HHnos.'. de Nevada, les expresamos que, en el Rito Escocés, Antiguo y Aceptado (como en estos VV.'. y CC.'. se practica, en casi todo México) en los grados del 4o al 33o no utilizamos arreos o paramentos simbólicos. Lo mismo ocurre en las Grandes Logias, pues en los grados simbólicos no se rinden honores a los HHnos.'. de grados superiores al de Maestro Masón, ni se permite el uso de joyas, ornamentos o parafernalia de grados 'superiores'. Y no es que esto sea bueno o malo, es que así se acostumbra. Lamentamos que para nuestros HHnos.'. esto fuese contrario a sus propios usos y costumbres, pero bueno, ellos eran los que estaban de visita y, fuese de aplicar el principio de prudencia que reza: "A la tierra que fueres, haced lo que vieres..." esto, sin duda, se entiende. Es cuestión de darle atención al aspecto de la tolerancia, que es uno de nuestros principios, para aceptar que tales diferencias no solo existen en las Obediencias, sino que son perfectamente válidas. Si nosotros fuésemos a Nevada, no sería de esperar que pudiésemos imaginar que los HHnos.'. de esa obediencia se plegasen a nuestra forma de 'hacer masonería'. Cada quien en su propio terreno es arquitecto de la estructura de su propia casa, sin que lo planos de las demás sean preeminentes.

La riqueza de la Masonería radica en su diversidad.

Luego, para mayor abundamiento, es prudente aclarar que el día 14 de septiembre NO se estaba instalando el Supremo Consejo sino que todo se redujo a una ceremonia de colación de grado.

Reconozco, sí, que estando medio aturdido por la gran cantidad de cosas que había que hacer y vigilar, bien pude pasar por alto algunos detalles -ajenos a la ceremonia que invocan y sobre la que no me es posible hablar sin faltar a mis juramentos- bien pudiera haberme quedado corto en darle su lugar a los altos merecimientos de los Ilustres HHnos.'. quejosos, por la sencilla razón de que mis capacidades son muy limitadas para eso de atender tantas cosas a la vez. Por lo mismo, no tengo empacho en ofrecerle a los referidos HHnos.'. de Nevada la disculpa que seguramente es obligado ofrecerles, en la parte de razón que pudiera corresponderles.

Adiciono a lo anterior, señalar que el día 14 de septiembre, sólo existía el Consistorio General, que no tenía autoridad alguna estando presente el dignísimo Supremo Consejo al cual, hasta entonces, pertenecíamos. Fue hasta el día siguiente, 15 de septiembre, cuando se instaló formalmente al Supremo Consejo Omega de la República Mexicana, fecha a partir de la cual somos enteramente responsables y disponemos de nuestras propias liturgias, normas, usos y costumbres. De allí en adelante, nuestros actos hablarán por nosotros.

Lamentamos igualmente, que esos Ilustres HHnos.'. se hubiesen retirado sin previo aviso, volviendo a sus Valles y Campamentos, dejándonos con la sorpresa de su ausencia el día 15 y -peor aun- sin ninguna posibilidad de aclararles, en corto, cualquier mal entendido. En fin, cada quien obra como mejor le parece y no somos nadie para indicarle a personas adultas cómo proceder.

Lamentamos, repito, el asunto en comento, ofreciéndoles de nuevo a estos buenos HHnos.'. las más expresivas y sinceras gracias por haber acudido, al menos parcialmente, al evento aludido. Y con esto damos por concluido el asunto, pues creemos que lo dejamos perfectamente claro, pidiéndoos que -en aras de la fraternidad y de la libertad de expresión- continuéis publicando los asuntos noticiosos de TODOS los HHnos.'. del orbe, puesto que la Masonería es Universal y sus miembros, esparcidos por el mundo, tenemos siempre algo que decir o algo que aclarar.

Para vosotros, un afectuoso saludo, extensivo a todos los HHij.'. de la V.'. esparcidos por ambos HHemisf.'.

T.A.F.

Rogelio Amaral Barragán, 33o
MPSGC y GMO

COMICs