¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

“MASONERÍA EN EL MUNDO PROFANO”

Ponencia presentada por la Gran Logia de Guatemala en la VI Conferencia Mundial de Grandes Logias, celebrada en Nueva Delhi – India, en el año 2007, elaborada por el Q:. H:. Roberto Sempe Cuevas, con instrucciones del Resp:. Gr:. Mae:., se hace la circulación de la misma.

QQ:.HH:. de las Muy RResp:. GGr:. LLog:: MMas:.

Con el más alto espíritu masónico, abrazándoos a todos en el ideal inconmensurable de una Mas:. Univ:. proyectada a los cuatro puntos cardinales, desde donde nace el sol hasta el ocaso, compartimos con VVos:. la luminaria que brilla en Or:. y se proyecta hasta los confines de la tierra, llevando el mensaje de “Amor a la Humanidad” como uno de los más nobles ideales de Ntra:. Inst:. Desde su origen, La Mas:. abraza en su seno tantos valores y tantas virtudes, que resulta imposible guardarlos para si misma y en forma armoniosa, desea proyectarlos y compartirlos con todos aquellos que dentro del mundo Prof:., buscan afanosos un sendero de paz, un camino de luz, un horizonte de esperanza.

Por estas y tantas otras razones de Ntra:. existencia, venimos hoy a compartir con VVos:. la inquietud de proyectar NNtr:. ideales a ese mundo Prof:., que se debate constantemente en innumerables contrastes, alejados del más noble de los sentimientos como lo es “EL AMOR”; que solamente provocan destrucción, miseria, guerras fratricidas, dejando a su paso imborrables tragos de amargura opuestos a ese sueño inmortal de una convivencia pacífica y armoniosa.

LA LUZ que los MMas:. hemos visto al iniciarnos y en la cual debemos vivir para iluminar NNtr:. pasos, debe también proyectarse a ese mundo Ntr:., Prof:., en el cual y de conformidad con NNtra:. acciones, seremos paladines de la auténtica Paz que todos sin excepción, estamos obligados a vivir y a compartir haciendo realidad NNtr:. PPrinc:. de: “AMOR A LA HUMANIDAD”

“MASONERÍA EN EL MUNDO PROFANO”

“CAPÍTULO I”
“PROYECCIÓN DE LA MASONERÍA”
“NO SE ENCIENDE LA VELA PARA COCARLA DEBAJO DEL CANDELERO; ANTES BIEN,
SE COLOCA AL CENTRO DE LA SALA PARA QUE ILUMINE A TODOS”

El mundo moderno se pierde aceleradamente en la oscuridad de las bajas pasiones, muchas veces disfrazadas por el torbellino del progreso y del desarrollo que desde el concepto científico hasta el tecnológico, desde el industrial hasta el comercial, envuelve al ser humano en forma avorazada alejándolo de su legítimo y auténtico sentido que es la armonía y equidad entre su espíritu, su mente y su cuerpo.

Cuando el hombre -en términos generales- pierde el sentido de su vida y se sumerge en la gran aventura materialista del poder sin raciocinio, de los valores económicos y materiales sin medida y del dominio desnaturalizado de los poderosos sobre los débiles, nace la urgente necesidad de buscar un mecanismo,
método o instrumento, que neutralice las desmedidas ambiciones y establezca un sistema de equilibrio en el que la justicia sea paladín, bastión y columna que construya el Templo Sagrado de la Humanidad, albergue a todos como hermanos, nos permita respirar aires de Libertad y compartir rayos de progreso y esperanza basados en el esfuerzo compartido.

Surge entonces el Faro de Luz que en su esencia diáfana y pura, ofrece el brazo fraternal a todos los que esperamos, necesitamos y deseamos una vida humana mejor. Ese Faro es aquel que en su seno alberga a todos por igual y en la proyección de sus rayos luminosos, alumbra a todos por Amor.

Ese Faro que hoy se yergue majestuoso ante el mundo, es “LA MASONERÍA”, que a través de los siglos ha brillado por sus nobles principios y sus profundos ideales de LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD. Ese Faro que ha soportado los más duros embates, las más violentas tormentas y ha sabido vencer las situaciones adversas más difíciles, está llamado a proyectarse con toda su fuerza ante un mundo tan agitado, para trazar un surco de armonía y sembrar la semilla del Amor.

EL Faro que nosotros QQ:.HH:.MMas:. del mundo, hacemos brillar, es por sus propios valores una brújula que señala el norte de nuestra vida y conduce nuestros pasos hacia el bien. Nosotros, como integrantes de esta humanidad tantas veces golpeada por el dolor, la ignorancia, el fanatismo y la miseria, estamos obligados a compartir la Luz con todos los seres humanos, a quienes también llamamos HERMANOS, para que así como el sol alumbra para todos e irradia su luz sin distinciones, con el Abrazo Fraterno Universal podamos construir un mundo nuevo, un mundo mejor, un mundo feliz.

Los grandes valores masónicos deben ya ser Luz del mundo, arados de la tierra y semillas de la Paz, para que todos unidos, en un día no lejano podamos levantar nuestros brazos y alcanzar el fruto de nuestra entrega, nuestra labor y nuestro amor fraternal.

Es el momento en el que la Masonería debe plantearle al mundo un camino novedoso, en el que sin prescindir del progreso, del desarrollo y de la ciencia, porque a ellos conduce nuestro planteamiento, avancemos esforzados hacia el noble ideal de la felicidad y de nuestra realización como seres humanos.

Basta compartir con entusiasmo, basta programar con ilusión, basta realizar con esperanza, basta vivir con amor.

“HERMANOS NUESTROS, EL MUNDO PROFANO NOS ESPERA”

“CAPÍTULO II”
“DOCENCIA MASÓNICA”
“QUIEN TIENE MUCHOS CONOCIMIENTOS, LOS PREGONA. QUIEN TIENE SABIDURÍA, ENSEÑA”

Estamos obligados a enseñar, a enseñar el camino recto a través de la ciencia y de las virtudes.

Estamos obligados a transmitir todo aquello que se traduce en “Amor a la Humanidad” y por ello, debemos programar nuestras acciones:

PRIMERO: La enseñanza y el aprendizaje Masónicos en el seno de nuestra Institución, deben ser sólidos, crecientes, concientes y suficientes, para que el Aprendiz, el Compañero y el Maestro Masón, adquieran los conocimientos y sabiduría necesarios para proyectarse en bien de su propio desarrollo, de su Familia, de la Humanidad y de la Orden.

Para ello, proponemos la creación en cada “Gran Logia”, o su fortalecimiento si ya existen, de Escuelas o Academias Masónica que impartan instrucción y velen por una formación integral, a efecto que los Grados Masónicos se otorguen cuando se haya alcanzado el nivel y preparación suficientes, tanto en el trabajo
como en el estudio y proyección Masónica.

SEGUNDO: El hogar constituye la Primera Escuela, en la que debemos proyectar y compartir nuestros conocimientos para que cada uno de sus miembros conozca nuestro accionar, comprenda nuestra filosofía y comparta nuestros ideales. Para que cada uno de ellos sea partícipe de nuestro trabajo y nos ayude y motive a pulir la Piedra Bruta que habita en nuestro ser.

Proponemos la elaboración y distribución de folletos, revistas, periódicos e instructivos, y la promoción de Seminarios y Cursillos que en forma adecuada a su nivel profano, permita a nuestra familia conocer lo que somos, lo que buscamos y cuales son nuestros ideales, y así, esposa, hijos, padres, hermanos y familiares todos, conozcan y aprecien el auténtico valor de nuestra Institución, en la cual se busca enseñar al ser humano a conocerse a sí mismo a través de la meditación, el estudio, el razonamiento y el diálogo, proyectados en el ejemplo para superarse en todos los órdenes de la vida y ser un reflejo del bien ante el mundo profano.

TERCERO: La capacitación fortalece todas nuestras acciones, por lo que es necesario crear y fortalecer Asociaciones Para-masónicas, Grupos Infantiles y Juveniles, en los que se estudie, practique y proyecte una labor idónea en la cual nosotros aportemos nuestra guía, apoyo y orientación, que fundamentalmente debe ser con el auténtico ejemplo de hombres virtuosos.

CUARTO: La Ciencia se proyecta desde tiempos inmemoriales hacia la creación humana, por medio del estudio y conocimientos que hombres ilustres, sabios, filósofos, matemáticos etc., han proyectado dejando un halo inmortal para que otros lo aprovechemos y gocemos de sus bondades.

Los Masones, que estamos llamados a ser sabios, filósofos, matemáticos y desde luego ilustres, hemos adquirido una gran responsabilidad de conocer el campo científico de conformidad con las aptitudes de cada uno, para que una vez integrados en ese hermoso Universo que nos brinda la ciencia, lo compartamos con nuestros semejantes a través de la Docencia Científica, Académica, Práctica o Técnica.

Enseñar es compartir con amor y honestidad todo aquello que hemos aprendido, para que otros a su vez lo practiquen y lo proyecten en beneficio de quienes los rodean. La Luz Masónica ilumina el entendimiento, fortalece los conocimientos y orienta nuestra vocación de Maestros, para esclarecer y determinar la acción creadora inteligente. Nos ilumina para descubrir la verdad, estudiar los misterios de la naturaleza y construir una moral capaz de producir el bien, incentivar el amor y practicar la fraternidad.

“LA LUZ MASÓNICA DEBE BRILLAR EN TODOS LOS CONFINES DE NUESTRO UNIVERSO”

“CAPÍTULO III”
“CENTROS DE ENSEÑANZA”
“UN MAESTRO MASÓN DEBE SER UN SABIO”

La Luz Masónica debe iluminar el intelecto de tantas personas ávidas por conocer la verdad. El medio idóneo para ello se ubica en los Centros de Enseñanza. Muchas Organizaciones de tipo seglar, religioso, filosófico etc., han creado Colegios, Institutos, Universidades y Centros de Especialización, para dar vida y desarrollar una acción educativa que oriente a los seres humanos hacia un mundo mejor, en el que encuentren mayores oportunidades.

La Masonería, “Fuente de Luz, de Desarrollo y de Progreso”, necesita realizar acciones que reflejen al mundo profano sus más nobles ideales, para compartir los valiosos conocimientos científicos y técnicos que marcan el mejor camino hacia el bien de la humanidad. Por ello, es necesario crear Instituciones Educativas, desde Escuelas Parvularias, Primarias y de Educación Media, hasta Universidades y Centros de Capacitación, mediante los cuales se brinde instrucción a los profanos tanto niños como jóvenes y adultos, sin distinción de razas, credos, nacionalidades, sexo o ideología, porque el Espíritu Masónico es Universal y su Verdad debe permanecer abierta para todos.

Los Centros o Instituciones de Enseñanza que proponemos constituyen un ideal sublime de difícil realización, mas estamos conscientes de que todos unidos, tanto los QQ:.HH:. que habitan en países más desarrollados como los que habitan en otros con menos posibilidades, podremos colocar la PRIMERA PIEDRA en algún lugar del mundo y seguir en ese afán, hasta que nuestra meta sea alcanzada y en cada lugar de nuestro planeta, el COMPÁS y la ESCUADRA se enarbolen como símbolos de rectitud y universalidad.

En algunos países hermanos existen maravillosas Instituciones Masónicas dedicadas a la enseñanza, e incluso a la atención médica y hospitalaria. Entre esas Instituciones Educativas se encuentran importantes Universidades, mas en otros países, las “Grandes Logias” carecen incluso de lo más elemental para contar con una Biblioteca Masónica que coadyuve a incrementar nuestros conocimientos.

Por algo se comienza; por algo se da el primer paso y este es el momento propicio para iniciar la marcha. 

Es ahora cuando debemos establecer las Bases y Columnas, para desarrollar en nuestro medio las fuentes de enseñanza que el mundo profano espera y necesita. Pongamos hoy la PRIMERA PIEDRA y abramos nuestros corazones a la filantropía de las “Grandes Logias” que cuentan con los instrumentos operativos necesarios para realizar sus anhelos y con el respaldo propicio para alcanzar y cumplir sus propósitos. Con su apoyo fraternal y nuestro esfuerzo, lo que ahora parece un imposible será pronto una feliz realidad.

“UNA ESCUELA MÁS, EQUIVALE A CIEN CENTROS DE DETENCIÓN MENOS”

“CAPÍTULO IV”
“SECTOR LABORAL”
“LA PROYECCIÓN MASÓNICA DEBE TENER CARÁCTER UNIVERSAL”

Todos los miembros de esta Orden Fraternal, somos OBREROS que debemos trabajar con el MANDILpuesto para alcanzar nuestros sublimes ideales. El mundo profano está lleno de OBREROS que trabajan para construir diversos Templos físicos, intelectuales, científicos etc., quizá sin conocer que en esa labor son también CONSTRUCTORES DE LA PAZ Y DEL PROGRESO. Esos Hermanos nuestros, también necesitan una guía, un apoyo, una orientación, para que en lo más íntimo de su labor constructiva reine el Espíritu de Fraternidad.

Por ello, los Masones estamos llamados a CONSTRUIR Centros de Formación y Capacitación para tecnificar en las diferentes áreas, a esos Obreros Hermanos nuestros, a efecto de que superándose realicen su labor con ideales de armonía y comprensión y así sean también, promotores del progreso y desarrollo humanos a través del conocimiento, la fraternidad y la honestidad, que deben incrementarse conjuntamente con los Centros de Producción que constituyen fuentes de trabajo, convirtiéndose mutuamente en artífices del Bien Común.

La acción vinculante entre la ciencia y la producción, establece mecanismos de eficiencia que redundan en beneficio colectivo, permitiendo mayor estabilidad laboral, mejores relaciones entre las partes involucradas y óptimos resultados cualitativos y cuantitativos. La Masonería entonces, estará contribuyendo en forma directa a la obtención de grandes y beneficiosos resultados a través de la productividad y el rendimiento del ser humano, alimentados con los conocimientos de la ciencia y la tecnología.

“SER MASÓN, REPRESENTA EL TRABAJO DE UN OBRERO CONSTRUCTOR DEL TEMPLO

INTERIOR”
“CAPÍTULO V”
“LA CADENA DE LA UNIÓN”
“CADA ESLABÓN MASÓNICO ES UN ABRAZO FRATERNO”

Lo que proponemos en nuestra Ponencia, lejos de ser un aspecto lírico, es un proyecto auténtico que busca irradiar los ideales masónicos a través del mundo profano, en todos sus estrato, ambientes y clases sociales, para que desde el más sabio conocedor de la ciencia hasta el más joven estudiante y el más pequeño de los obreros, tengan la feliz oportunidad de conocer, vivir y gozar de las mieles que el Espíritu Masónico brinda a la humanidad.

La enseñanza, como virtud de insignes proyecciones, es una de nuestras labores. Los seres humanos en su mayoría se encuentran sumergidos en la más oscura ignorancia, víctimas de todos los vicios que en contradicción con los principios morales, destruyen el ideal de Fraternidad que nosotros LOS MASONES, enarbolamos como un Estandarte y debemos hacer brillar como la Luz de Oriente que alumbra a todos por igual. Esos seres, integrantes de una humanidad que necesita salir de su estatus de ignorancia y miseria, de presión y fanatismo, de esclavitud y violencia, nos esperan con los brazos abiertos.

La ignorancia debe ser reducida por una inteligencia cultivada y desarrollada, reemplazada por el trabajo tesonero y honesto y opacada por la ciencia y la tecnología impartidas a través de la enseñanza. La miseria debe ser combatida con la Luz de la Experiencia, superada con el esfuerzo común y erradicada con el amor.

La opresión y el fanatismo, la esclavitud y la violencia, desaparecerán de nuestro mundo cuando reinen la Verdad Auténtica y el Amor Fraternal.

Esa labor nuestra, Masónica por excelencia, docente por su nobleza, debe ser realizada con la fuerza de nuestra “CADENA DE LA UNIÓN”, que solidaria y firme en su interior, siempre tiene eslabones abiertos para compartir, para proyectarse, para crecer en ideales nobles, en acciones positivas y en “AMOR A LA HUMANIDAD”.

“QUE E:.G:.A:.D:.U:. NOS ILUMINE, PARA QUE NUESTRO IDEAL SEA PRONTO UNA REALIDAD”

“C O N C L U S I O N E S”

PRIMERA:
La Masonería en un “Faro de Luz” que desde su seno hasta los confines de la tierra, debe iluminar los pasos de todos los seres humanos para que en un futuro cercano, convivamos como Hermanos estrechándonos en un abrazo sincero y artífice de un mundo mejor.

SEGUNDA:
El Trabajo y el Estudio que la Masonería cultiva en todos sus miembros, particularmente en el campo científico, deben ser proyectados en beneficio de todos los seres humanos que deambulan por el mundo profano, buscando una Luz que armonice con los más nobles ideales de Paz y Concordia.

TERCERA:
La Masonería es una Fraternidad Simbólica de orden moral, filosófica, ética, iniciática, docente, humanitaria y universal, que nació, crece y vive enmarcada en un espíritu de amor y filantropía. Sus ideales y principios son tan grandes que deben ser proyectados a toda la humanidad a través del ejemplo y la enseñanza, para forjar en este mundo, hombres de bien llamados a enarbolar la bandera de la Fraternidad; a proyectar la Luz de la Virtud y dar testimonio del amor que para todos, sin distinción de ninguna naturaleza, emana del “SER SUPREMO”.

“R E C O M E N D A C I O N E S”

PRIMERA:
La Gran Logia del Oriente de Guatemala, solicita fraternalmente que la PRIMERA PIEDRA de los Centros de Enseñanza de creación Masónica, se coloque durante la celebración de la “VI CONFERENCIA MUNDIAL DE GRANDES LOGIAS MASÓNICAS”, en la ciudad que tan hospitalariamente nos ha acogido: NUEVA DELHI – LA INDIA.

SEGUNDA:
Que en cada “GRAN LOGIA” de todos los países del mundo, se elabore un Programa de Instrucción para Aprendices, Compañeros y Maestros Masones, que será impartido por las Academias o Escuelas correspondientes y servirá de guía para otorgar los Grados Superiores.

TERCERA:
Que en todas las “Grandes Logias” se realice una intensa labor a efecto de que se impriman textos de carácter informativo e ilustrativo, para que en forma adecuada sean proporcionados a la familia de los hermanos y a profanos.

CUARTA:
Crear y fortalecer las Asociaciones de Damas Para-masónicas, Asociaciones de Niños y de Jóvenes, para compartir nuestra labor y preparar semilleros de futuros Hermanos Masones.

QUINTA:
Programar la creación de Colegios, Escuelas Parvularias y Primarias, Institutos de Enseñanza Media, Universidades y Centros de Capacitación Obrera, para que la Masonería realice su labor docente y académica en el mundo profano.

SEXTA:
Que se abra un CORREO entre todas las “Grandes Logias” para intercambiar información, elaborar los Planes y Programas Educativos, solicitar y brindar la colaboración técnica, científica y económica que se requiera y se coordinen estas actividades por una “GRAN COMISIÓN MASÓNICA MUNDIAL DE ENSEÑANZA”, designada por esta Conferencia.

“E P Í L O G O”
Como una Luz refulgente y diáfana, brota en nuestro ser un rayo que ilumina senderos de vida nueva. Se abre una cortina y el horizonte refleja en nuestros ojos el brillo de un nuevo amanecer. Quisiéramos alcanzar en un instante todo aquel cúmulo de sueños que cobijamos en un abrazo fraternal, irradiando calor humano con Espíritu Divino.

Profundas esperanzas abriga nuestro corazón en el ideal sublime de una auténtica hermandad, forjadora de un crisol en el que se funden los más nobles sentimientos, que serán el Faro que alumbre el sendero de quienes en pos de ser mejores, caminan jubilosos sobre la huella de amor que hemos dejado fundida como un testimonio de nuestra vida y de nuestra acción.
Figura inquebrantable es el AMOR MASÓNICO FRATERNO, porque abraza a los Hermanos del mundo con el calor sincero de la palabra empeñada, de la presencia sin ambages y del servicio sin recompensas; que nace de la razón como reflejo de la inteligencia y que levanta las “COLUMNAS” de la esperanza, entrelazadas en una “CADENA DE UNIÓN” al servicio de nuestros semejantes.

AMOR MASÓNICO FRATERNO, diáfano, sublime, creciente, sin mácula, es NUESTRO IDEAL

Queridos Hermanos.

¡Que EL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO nos ilumine, para que ese IDEAL de amar y servir a la humanidad, se convierta muy pronto en una realidad imperecedera!

Muchas Gracias. Vtr:. A:. y L:. H:.

Roberto Sempé Cuevas M:.M:.
Al Or:. de Guatemala.

COMICs