¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

¿Qué es la apostasía?

La apostasia es el único medio al que la Iglesia católica reconoce validez para que una persona bautizada pueda dejar de pertenecer a ella de forma voluntaria, ya que el apartamiento de la práctica en ausencia de una manifestación formal de rechazo de la fe no comportaría para la Iglesia ninguna situación especial, y por otro lado la expulsión del seno de la Iglesia por parte de las autoridades religiosas pertinentes sin ser solicitada por el interesado no constituye apostasia, sino excomunión.

Por extensión la apostasia también puede considerarse en general como el abandono de la religión que se profesa. Desde aquí se entiende que ejercer la apostasía no es un acto ofensivo ni de desconsideración hacia nadie, ya que reconocer la condición propia, para aquellos que no comparten la fe de la Iglesia y no quieren que ésta obtenga provecho de su indiferencia, es sencillamente un acto de responsabilidad propio de un espíritu libre y comprometido.

■ir a página: MODELOS de carta de apostasía y pasos a seguir


Hay dos vías para conseguir el mismo propósito : salir de la Iglesia católica. En esta página se indican los pasos a seguir según el sistema que decidas usar y se facilitan modelos de carta de Declaración de Apostasía y de Derecho de oposición (Ley de Protección de Datos de Carácter Personal).
  • Mediante la Declaración de Apostasía el interesado entra en el intrincado juego canónico y solicita a la Iglesia católica que le considere apóstata, algunas veces sin éxito.
  • Mediante el Derecho de oposición el interesado solicita que sean eliminados todos sus datos personales de los archivos de la Iglesia católica, hecho que implica una baja total. Esta vía facilita los trámites para una eventual denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD).
Ante cualquier problema denuncia a la Iglesia ante la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD). Una simple carta denuncia y la AGPD obligará, en la mayoría de los casos, a la Iglesia a hacerte caso.

Declaración de Apostasía

La mayoría de la gente usa este sistema para apostatar pero tiene poco respaldo legal y la Iglesia católica pone muchas trabas, depende del obispado/arzobispado que te toque.

Es muy sencillo : se rellena un modelo de carta/renuncia y se envía, por correo certificado, a la sede de la diócesis (obispado/arzobispado) a la que pertenezca el lugar de tu residencia, indicando en el exterior del sobre “Referencia: apostasía” y adjuntando una fotocopia del DNI (no hace falta enviar una copia de la partida bautismal ya que esa información ya la tienen ellos). Antes la Iglesia católica exigía que la carta/denuncia se enviase a la parroquia donde se recibió el bautismo.

Modelo recomendado de Declaración de Apostasía
Es recomendable acudir, aproximádamente un mes después de enviar la solicitud, a la parroquia donde se recibió el bautismo y comprobar si en el márgen de observaciones (datos marginales) han anotado vuestra voluntad de apostatar. Si la Iglesia católica te pone cualquier traba consulta el apartado Denuncia ante la AGPD.

Para saber los datos del obispado/arzobispado de cualquier diócesis así como los datos de sus parroquias puedes consultar el siguiente listado de todas las diócesis del España (Izquierda Republicana también tiene la lista de diócesis publicada). Si no sabes tu diócesis, puedes buscarla en este buscador introduciendo el municipio.

Circulan por internet otros modelos de carta. En cualquiera de los modelos podemos exponer los motivos que nos conducen a tomar esta decisión donde lo importante es dejar bien claro nuestro rechazo a la fe cristiana.

Derecho de oposición

Este sistema tiene más respaldo legal que el anterior ya que se basa en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y eso hace que la Iglesia tenga más en cuenta la solicitud además de que facilita los trámites para una eventual denuncia ante la AGPD.

Sólo hay que enviar la carta de “Ejercicio del derecho de oposición” (así llamado por la Ley Orgánica de Protección de Datos) al obispado/arzobispado al cual pertenece tu lugar de residencia. Lo ideal es enviarlo por correo certificado o burofax adjuntando, en cada envío, una fotocopia del DNI.

Nota que jurídicamente la parroquia y el obispado/arzobispado son entidades independientes y ambas poseen datos personales de tus registros así que tiene sentido enviar otra carta-denuncia a la parroquia donde se recibió el bautismo, pues es ésta la que posee realmente los libros parroquiales originales (bautismos, comuniones, confirmaciones, bodas y defunciones).

Modelos Derecho de oposición :

Que no te tomen el pelo. Denuncia ante la AGPD

Si la parroquia o el obispado/arzobispado se niega a suprimir tus datos, te piden la partida bautismal, notarios, testigos, dinero, visitas o, simplemente, pasa un mes sin que te hayan contestado  DENUNCIALOS 

COMICs