¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Celebración por Aniversario de la Independencia de Guayaquil, y de la R:.L:.S:. Fragua de Vulcano Estrella de Guayaquil No 40.

Plancha leída en la romería del 9 de Octubre del 2010, a las 9:00 de la Mañana en el Monumento a La Fragua de Vulcano.

Este 9 de octubre celebramos 190 años de un Guayaquil independiente, recordamos con alegría y con entusiasmo el momento histórico de mayor trascendencia de nuestra patria, el juramento libertario e independentista que el prócer José de antepara llamó la Fragua de Vulcano.

Monumento a la Fragua de Vulcano al lado del Municipio de Guayaquil

La juventud y las nuevas generaciones desconocen la importancia cívica e histórica que representa la Fragua de Vulcano. No podemos dejar pasar esta oportunidad para recordarles que los próceres que nos dieron la libertad en Guayaquil y en toda la América eran masones.

Masones como los que hoy nos congregamos en este monumento que nos transporta en el tiempo al 1 de Octubre de 1820 en el que el General Don José de Villamil y su amigo Don José de antepara organizaron una fiesta, con la finalidad de comprometer a un grupo selecto de la ilustración porteña a luchar por la independencia de Guayaquil y de la Patria. Se compromete a civiles y militares, propios y extranjeros que se encontraban de paso por la ciudad. Entre ellos Sargento Mayor Miguel Letamendi,  Capitanes León de Febres Cordero y  Luis de Urdaneta,  el Coronel Gregorio Escobedo, el Doctor Luis Fernando Vivero y Toledo, el Coronel Francisco de Paula Lavayen, los hermanos: Coronel Juan Francisco y General Antonio Elizalde La Mar, José Rivas, Manuel de J. Fajardo, José Correa y otros.

Así el futuro de Guayaquil había comenzado a forjarse  hacia la medianoche los patriotas dirigidos por Villamil juraron, y lo hicieron como se hace en los talleres masónicos con solemnidad y palabra comprometida con el espíritu fortalecido por sus convicciones en triunfar o morir en el empeño libertario.

El visionario José de Antepara llamó a este juramento "La Fragua de Vulcano", evocando con ello al legendario Dios mitológico del fuego y la forja, hijo de Júpiter y Juno cuyas manos forjaron las invencibles armas de Aquiles, dotado de la sutil destreza para elaborar las más perfectas obras del universo, pero ninguna obra es tan grande y sublime como la libertad de la Patria. Creando en ese momento una Logia masónica de ocasión. La Fragua de Vulcano se crea con el único propósito de libertar a Guayaquil y la patria.

El Dr. José Joaquín de Olmedo y los patriotas Guayaquileños, junto con los militares venezolanos miembros de la masonería universal y los miembros de la logia Estrella de Guayaquil, cuyo venerable maestro era Francisco Maria Roca, planificaron y llevaron a cabo la revolución del 9 de Octubre de 1820.

Pero que tiene la masonería para adscribir a tan ilustres hombres en sus filas, que hace que los mejores hombres de la humanidad hayan pasado por sus talleres?

La masonería es una Orden de carácter iniciático filantrópico y filosófico fundada en el sentimiento de fraternidad, bajo la luz y guía de la creencia en el gran Arquitecto del Universo que fundamenta el accionar de todo masón.

La masonería es una escuela ecléctica y humanística que busca la educación del hombre para el mejoramiento de la sociedad. Promueve la ética y la moral. La moral masónica se fundamenta sobre tres pilares libertad, igualdad y fraternidad. La libertad de pensamiento, la libertad de elección, la igualdad de géneros, la igualdad entre etnias y razas. La igualdad de oportunidades para todos los seres humanos. La fraternidad entre los hombres para la existencia de la paz sobre toda la tierra. Combatir la ignorancia por el estudio de la ciencia la filosofía y el arte. Combatir la intolerancia por la comprensión y aceptación de las diferencias que existen y enriquecen la vida de los hombres. Combatir las desigualdades defendiendo los derechos de todos a una vida digna. Fortalecer las estructuras sociales y las instituciones al servicio de los pueblos. 

La institución masónica ha sido un oasis para todos aquellos que buscan la armonía, la fraternidad y la tolerancia. En un mundo que parece empeñado en separar a los hombres y a las naciones con ideas de odio y racismo.

Por eso es que la masonería ha sido el crisol donde se han templado los hombres libres y de buenas costumbres que luchan por realizar un ideal que ha sido timón desde la más remota antigüedad. La hermandad entre todos los hombres y todos los pueblos de la tierra, con los principios inflexibles de la Libertad, igualdad y la Fraternidad. No es de extrañar que nuestros próceres muchos de ellos formados en Europa, no se hubieran sentido atraídos por esta filosofía integral.

EL  9 de Octubre gracias a la astucia e inteligencia DE LOS MIEMBROS DE LA FRAGUA DE VULCANO, y al genio del Dr. José Joaquín de Olmedo a la cabeza hicieron que Guayaquil amanezca libre e independiente.
Tenemos que agradecer a la Fragua de Vulcano por la herencia que nos dejó:
  • Una revolución libre de derramamientos de sangre.
  • Un Gobierno Autónomo y totalmente Democrático.
  • La Primera declaración de independencia que tuvo nuestra patria el 9 de Octubre de 1820.
  • El reglamento provisorio Constitucional de Guayaquil, que es la primera Constitución de Ecuador -Libre e independiente- de religión católica y gobierno electivo.
  • La creación del primer ejercito para liberar a Quito. Comandado por Luís Urdaneta y León de Febres Cordero. Que fue obteniendo triunfos en Cone, Camino real, perdiendo en Huachi, para finalmente cubrirse de gloria con el pabellón celeste y blanco en Pichincha el 24 de Mayo de 1822.
  • La primera bandera libre e independiente de la patria la Celeste y blanco. Esta bandera pertenecía al Taller Logial  Masónico Estrella de Guayaquil, que tuvo vigencia hasta el 26 de septiembre de 1860, que García Moreno la sustituyó por el tricolor de la Gran Colombia.
  • El primer himno, el de Guayaquil y la Republica creación del Dr. José Joaquín de Olmedo.
¡Te debemos tanto Fragua de Vulcano!
Hoy en este día tan esplendoroso podemos decir que aquí, que en este monumento, la Fragua de Vulcano  mantiene viva la chispa inspiradora de la libertad y la democracia. Y nos recuerda siempre a la masonería y sus hijos que cobijados por los principios de la  Libertad – Igualdad y  Fraternidad, nos regalaron una patria libre e independiente.
Pero aquí también está la FRAGUA DE VULCANO,  trabajando 190 años después el 9 de Octubre del 1820, en este taller que la conforman un grupo de masones que mantienen el mismo espíritu de nuestros próceres, el de forjar y construir causas altruistas que formen una humanidad mas justa y fraterna.
Y no dudo en decirlo que siempre estará la FRAGUA DE VULCANO en cualquier momento de inspiración en donde se reúnan un grupo de masones buscando en  el cumplimiento de sus juramentos y principios, el servir sin la búsqueda del aplauso, el trabajar sin esperar reconocimiento, y el combatir sin esperar recompensa.
Loor a Guayaquil!!!
Viva la patria!!!

R:.H:. Enrico Bonfanti Habze

F O T O S




R:.H:. Enrico Bonfanti disertando por el aniversario de la Logia.

R:.H:. Felipe De La Cuadra Embajador de la Respetable Logia Unida de Inglaterra para el Ecuador, y el R:.H:. Giovanni Bonfanti H.

El G:.M:. de la G:.L:.E:. Jorge Romero A. Eescoltado por el H:.Pedro Cruz A porta espada de la G:.L:.E:.   ingresando al Templo

COMICs