¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

El Programa Económico Yunus en la Realidad Peruana

El Dr. Mohamed Yunus, estuvo hace pocos días en nuestro amado país, invitado por el ex Presidente del Perú del  2001 - 2006, en diferentes ciudades del Perú, dentro de su gira por América Latina, exponiendo su Programa Económico para aliviar la Pobreza, en las economías pobres, especialmente; pero sin excluir a las economías ricas, para mejorar sus niveles de calidad de vida. Tuvimos la oportunidad de verlo y escucharlo por medio de una entrevista realizada por un medio televisivo local, en un conocido hotel, acompañado justamente del ex-mandatario peruano que le invitó, donde nos explicó la forma de llevar a cabo sus recomendaciones para implementar sus Proyectos, mediante Los Microcréditos y Los Sistemas de Negocios Tipo Joint Venture, ya se han aplicado con mucho éxito en Bangladesh, y ahora también se están aplicando en Nueva York, y en un país centroamericano, con relativo éxito.

Los Microcréditos, se establecen tomando como límites los umbrales de La Pobreza, es decir 37,5 dólares, a familias de este sector social, para que puedan establecer pequeños negocios, y puedan así salir de esta condición, poco a poco. Este sistema ya existe en el mundo, a través del sistema bancario y financiero no-bancario privado, pero sus intereses son muy altos, y en caso de los países ricos, sus umbrales de pobreza son absolutamente diferente, ya que por ejemplo, en el caso de Nueva York, donde también se está implementando este modelo, se considera pobres a todos aquellos que están por debajo de los 900 dólares, siendo éste su límite como máximo para los Microcréditos.

La realidad peruana, es muy diferente a la realidad de Bangladesh y de Nueva York, en el primero por su profunda religiosidad, y en el segundo por su educación crediticia, cualidades que ningún caso son partes de nuestra cultura, lo cual eleva el riesgo a las instituciones crediticias especializadas en Microcréditos, que tendrían que aplicar altas tasas de interés para asegurar el retorno de su capital. Sin embargo, siendo el caso que el estado peruano asuma su rol de apoyo directo para combatir la pobreza, mediante entidades no bancarias, como cajas populares especializadas en Microcréditos, para proveer capital para pequeños negocios, con intereses planos y bajos, que les permitan desarrollarse como negocios prósperos, con su necesario y obligatorio apoyo directo en la gestión de estas microempresas, como generadoras de empleos dignos.

En cuanto a los negocios tipo Joint Venture, la realidad peruana por el modelo económico que se desarrolla, es difícil por no decir imposible, que se lleven a cabo estos tipos de negocios, por las altas expectativas de las empresas grandes y medianas, que conllevaría al perjuicio de las microempresas, ya que a pesar de proveerles el capital para adquirir tanto las materias primas como los insumos, para que puedan cumplir con los requerimientos de producción y calidad exigidos, lo cual nada más los convierte en simples empresas de servicios de trasformación, pero en condiciones desventajosas de precios, avalados por el apoyo económico. Es aquí donde podría estar la mejor herramienta para combatir la pobreza eficazmente, ya que el estado está en la capacidad de estimular la conformación de Empresas Cooperativas, con microcréditos colectivos, con un seguimiento, apoyo, y control de gestión, hasta que se desarrollen como empresas prósperas, inclusive comprándoles sus productos.

Como verán los modelos de desarrollo económico como empresarial, no son fáciles de aplicar de la misma manera en realidades diferentes, sobre todo por sus diferentes idiosincrasias, como en sus desiguales niveles sociales, educativos, económicos, y culturales. Cada realidad es un mundo diferente a otra, y como tal requiere un tratamiento propio y adecuado, para su realidad. Seguramente habrán muchos economistas especializados en el tema que nos podrán presentar mucho mejores alternativas.

Es necesario reconocer la labor social que están haciendo muchas entidades crediticias privadas en este sector de los Microcréditos, cuya encomiable labor tenemos que agradecer, ya que este sector socio-económico no es atractivo para el sistema bancario convencional.

COMICs