¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

¿QUE ES LA MASONERIA?


CARLOS QUINTANILLA YERENA
Gran Maestro de Valle de México.

La masonería es una Escuela Filosófica de formación humana; enseña para la vida y su preservación; enseña al hombre a tener ideas y actitudes concientes y trascendentes. Mediante una pedagogía operativa hace que el hombre encuentre los valores universales, busque su desarrollo interior y encuentre el progreso.

La Masonería no es una religión ni un sustituto de religión, ni está en contra de ninguna religión. Los Masones no son ateos, ni antirreligiosos, ya que a las logias ingresan personas de muy diversas religiones, invariablemente al iniciar las reuniones masónicas se encomiendan a la gloria de Dios como Gran Arquitecto del Universo, para no darle ningún nombre y ser respetuosos de la religión que profese cada ser humano.

La Masonería no es una secta, porque trabaja para beneficio de la humanidad, no es una organización de ninguna tendencia Social, Política, Económica, ni de ninguna otra índole por el contrario es una asociación eminentemente plural.

La Masonería no es una institución secreta, ni conoce ni practica la magia, ni la hechicería que derivan del fanatismo e ignorancia del pueblo. No ataca a nadie; ni fomenta la violencia, ni la guerra, ni sentimientos egoístas. Por el contrario, desde la más remota antigüedad se ocupa de la comprensión y del entendimiento entre los hombres, es la Institución que permite el nacimiento de sociedades solidarias, donde no existe dominación de unos a otros, es la Institución que se ocupa de cultivar racionalmente la inteligencia y el pensamiento.

La Masonería proporciona las herramientas para que el hombre mediante su auto educación, auto análisis, y perfeccionamiento permanente, descubra el conocimiento de sí mismo. Conocimiento que amalgamado en una metodología le sirve para encontrar su identidad, lo mejor de sí mismo, para ahuyentar toda pasión egoísta, que reciba del entorno donde se encuentra.

La Masonería nos proyecta a la sociedad dando lo mejor de nosotros sin esperar a cambio ninguna retribución. La Masonería desde el punto de vista pedagógico es operativa de moralidad, de solidaridad y perfeccionamiento humano, constituido por valores, ideales y principios que guían y conducen al hombre hacia el conocimiento y desarrollo de sus facultades interiores, le permite descubrir su verdad, lograr su mejoramiento y tomar conciencia de su realidad histórica.

Posibilitándole una forma de vida basada en normas ejemplares de conducta, en fraternales relaciones de amistad, afecto, progreso, respeto, tolerancia y espíritu de servicio a sus semejantes.

La Masonería es una Institución esencialmente filosófica, iniciática, filantrópica y progresista que ayuda cada hombre a construir en sí mismo un templo viviente de virtud, amistad y amor; asociación de hombres unidos por lazos de amistad fraterna; cuyo fin es el estímulo recíproco para la práctica de las virtudes.

La Masonería se apega a los principios de Justicia, Libertad, Igualdad y Fraternidad y son sus logias, centro de recreación de encuentro de hombres capaces de trascender, con autoridad y prestancia, en la formación de un mundo cada vez mejor para beneficios de la humanidad.

En los templos masónicos se cultiva el saber, la razón y la justicia, por ello les llamamos logias como concepto de universo.

Ser Masón es ser más reflexivo, más receptivo, más tolerante, más altruista, más instruido, más culto; más comprensivo, honrado, justo, bondadoso, hombre capaz de gobernarse a sí mismo.

La masonería difunde el Humanismo, entendido no como un culto a la entidad abstracta que es la humanidad, sino como un imperativo de respeto a la persona humana. Sostiene que no habrá paz en las naciones, si no hay paz en la conciencia del hombre, mientras que otras corrientes del pensamiento propician el fanatismo, enajenan, manipulan y esclavizan a los seres humanos.

Para la Masonería nada valen las riquezas y títulos que seducen al mundo que habitamos, ya que cerca de nuestra muerte no queda al hombre sino el recuerdo de sus buenas acciones, ya de nada sirven el fausto, el poder, el honor, el brillo de la virtud, el orgullo de la riqueza, los encantos de la hermosura, la opresión o el engaño a nuestros semejantes.

En la muerte todos los rangos se nivelan, desaparecen como el humo que disipa el viento. Por eso reconocemos lo incierto de la vida terrenal y trabajamos para que la muerte no encuentre siempre con la obra terminada.

Los movimientos que han significado en el mundo pasos de avance en el camino del progreso, han tenido su génesis en las Logias Masónicas. Miles de hombres atraídos y guiados por la pureza de la filosofía masónica, han sido conocidos como Estadistas, Filósofos, Literatos, Artistas, Músicos, Educadores, Filántropos, Sabios, Benefactores, Políticos, Científicos; Precursores y Ejecutores de luchas por la libertad y la igualdad del hombre.

Durante la Edad Media la Masonería libertó el trabajo de las garras que lo oprimían. En la Edad Moderna, socavó los tronos y minó los privilegios, y pronunció la palabra IGUALDAD anteponiéndose a la jerarquización feudal. La masonería ha hecho brillar la palabra LIBERTAD sobre el cielo de todas las naciones, para dar a los pueblos soberanía.

A través del fragor de las luchas sociales y políticas, la Masonería proclamó los principios de justicia, libertad e igualdad que constituyen ahora los ejes de la civilización y la democracia.

Muchos de sus miembros más esclarecidos han proyectado a la humanidad grandes orientaciones filosóficas y económicas y un profundo sentimiento de fraternidad y de unidad.

Día tras día los seres humanos extraviados, ahogados en información, innovación tecnológica y científica renuncian a los valores tradicionales; sin embargo, desde el silencio discreto de nuestros trabajos; en las logias, miles de masones esparcidos por el universo se ocupan de contribuir a resolver los obstáculos que afectan a la sociedad actual y como una fuerza moral exponen a la sociedad sus inquietudes y estimulan la paz, el trabajo, la seguridad y el respeto a los gobiernos legalmente constituidos; conscientes que sólo con el ejemplo podremos seguir siendo la fuerza moral de la humanidad.

Fuente: Revista DE LA LIBERTAD - Paraguay

COMICs