¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Vidal versus Vidal

Gustavo Vidal, masón, habla de su hermano

César Vidal no sólo trata de vincular recurrentemente a Zapatero con la masonería a través de su abuelo, sino que además trata de presentar este movimiento como muy dañino. Para el locutor de la COPE, entre los integrantes de la masonería abundan la corrupción, las intrigas y las prácticas antidemocráticas, y en España les acusa de estar detrás de la pérdida del imperio colonial o de la evolución del socialismo. No hay que olvidar que Vidal denosta frecuentemente la II República y a los políticos masones que tuvieron relación con ella. Muchos de sus ataques los plasmó en el libro Los Masones. 

De abuelos y hermanos 
El de la COPE debería conocer bien la masonería y sin necesidad de remontarse a abuelos, porque su propio hermano la practica. Hace unos días se celebró en Madrid la tertulia “La masonería, ayer y hoy”. Allí acudió como ponente en calidad de masón un hermano de César, Gustavo Vidal, escritor y jurista técnico de la Administración del Estado.

“Una gilipollez” 
A una pregunta del periodista Iker Jiménez sobre el auge editorial de la masonería, Gustavo Vidal aludió al libro de su hermano sobre este asunto. Explicó que en una librería, sin mirar ni autor ni editorial, ojeó Los Masones y cuando llevaba unos minutos de lectura pensó “¡qué gilipollez!” y lo devolvió a su lugar. 

“Manipulación” 
Gustavo Vidal explicó que por su trabajo está obligado a detectar “la manipulación”, y en el libro de su hermano César “hay una manera de mentir, la más dañina, que es decir la verdad, cuando dices una parte de la verdad y la sacas de contexto. Con muchas medias verdades creas una mentira”. Señaló que él podría hacer lo mismo con la Iglesia católica hablando de casos de pederastia o con la protestante hablando de quiebras financieras.

Sobre los ataques a la masonería, Vidal señaló que “desde su conformación moderna en el siglo XVIII, ninguna institución ha sido tan vilipendiada como esta, tendríamos que remontarnos al inicio del cristianismo”.


“Pequeña puerta para entrar”
El acto sirvió para explicar a los no iniciados algunos de los principios básicos de la masonería, cuyo hilo conductor Vidal resumió en “el afán de superación personal”. De Foruria explicó que el objetivo es “cambiar el mundo para mejorarlo” y que aunque los requisitos para ser masón son básicamente los que marcan sus estatutos originarios, “ser hombre, libre y de buenas costumbres”, en realidad “la puerta para entrar es muy pequeña, no es fácil entrar”, por lo que era una condición para toda la vida. En cualquier caso especificó que pueden ser “activos” o estar “en sueños” en el caso de no querer participar de las actividades.

Argumentaciones en grupo
Sobre las actividades de las logias señaló que tienen carácter iniciático y que cuando se reúnen y se da inicio "a los trabajos" se argumenta sobre ideas, en grupo, sin entrar en discusiones personales, lo que les convierte en buenos oradores en público.

Quedan algunos “cavernarios”
Preguntado sobre la persecución que los masones han recibido en España por parte de los sectores más reaccionarios y sobre si sería posible reconciliar “las dos Españas”, Vidal apuntó que no creía que siguieran existiendo ambas, aunque sí que todavía actuaban algunos “cavernarios”. En cuanto a la actividad de su hermano César, el locutor de la COPE que ataca frecuentemente a la masonería, Vidal se limitó a señalar que “cada uno tiene su camino, yo sigo el mío”. En cualquier caso también señaló que, aunque se suela asociar al progresismo y él personalmente se declara militante socialista, también existen masones conservadores y del PP.
Fuente: A PEDRA FILOSOFAL - NA MARMITA DO ALQUIMISTA

COMICs