¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

ENTREVISTA ENTRE LA ESCUADRA Y EL COMPÁS



Con el Q:. H:. Javier Otaola Bajeneta, 33°, ex Presidente de CLIPSAS, ex Gran Maestro de la Gran Logia Simbólica de España, tratadista y vital referente en la Masonería liberal, hemos dialogado plácidamente sobre diversos aspectos personales y de la Orden teniendo como hoja de ruta un interesante cuestionario que ha diseñado en clave Masónica.

Hemos convenido en publicar la entrevista que me ha hecho, simultáneamente en este blog y en el suyo titulado COLECTANEA MASÓNICA (http://colectaneamasonica.blogspot.com/), cuyas páginas invitamos a visitar por sus magistrales reflexiones y aportes a la comprensión del método Masónico.

IHM.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Javier Otaola Bajeneta

Creo que conocí al hermano Iván Herrera Michel en Barcelona en 1997 con motivo de mi elección como Presidente de CLIPSAS, y desde el primer momento me causó una grata impresión por su manera de expresarse, pulcra y exacta, cosa que me llamó la atención por que alimentaba yo entonces la prejuiciosa opinión de que nuestros hermanos hispanoamericanos se suelen expresar de manera muy inflamada y retórica pero con poca precisión y de manera muy voluntarista pero poco rigurosa, lo que hacía, a mi juicio, muchas veces difícil el diálogo y el entendimiento.

Encontré en el hermano Iván Herrera Michel, una preocupación intelectual y un espíritu crítico que no había encontrado antes entre los hermanos y hermanas de América, a mi juicio todavía anclados en una retórica masónica de la época de la Emancipación pero poco sensibles a las nuevos problemas de sus respectivas sociedades, y sin interés en profundizar en las posibilidades filosóficas y existenciales del método masónico que no puede mantenerse simplemente como un memorial glorioso de los grandes próceres de la Independencia, sino que tiene que responder a las necesidades de la nueva sociedad globalizada y postmoderna.

Le volví a ver al año siguiente en Montreal, y allí en el Grupo de trabajo en lengua española me confirmó que en efecto Iván Herrera Michel era un masón con un discurso renovador de la retórica y autosatisfecha masonería hispanamericana, siempre memoriosa de sus glorias pasadas pero poco consciente de sus dificultades y deficiencias presentes.

Iván Herrera Michel, con una perspicaz llamativa, enseguida se hizo cargo de la crisis de la masonerías europeas, de la necesidad de un nueva hermenéutica del ritual masónico que no puede reducirse simplemente a un decorum sino que debe aportar instrumentos de reflexión, simbólica y filosófica, y de los debates pendientes, del valor de la Libertad de Conciencia como seña distintiva de la masonería liberal, de la incorporación de la mujer en pie de igualdad con el varón al trabajo en las logias, de las dificultades de la mediación cultural en un mundo cada vez más globalizado y fragmentado, de la aparición de nuevas formas de totalitarismo, integrismo y populismo, de los desafíos del Desarrollo Humano... en fin, de todas las grandes cuestiones que a todos nos interesan como masones y como ciudadanos.

Ahora podemos conocer las pertinentes respuestas de Iván al amplio interrogatorio al que voluntariamente se quiso someter y así podemos aprender de sus respuestas, sabias pero amenas, cuales son las claves de la futura renovación del pensamiento y la práctica masónica en Iberoamérica. En sus palabras, podemos apreciar cómo la masonería es seria, sin ser triste, es emocionante sin ser retórica, y es constructiva sin ser simplemente edificante.

Que disfruten de su lectura.


CUESTIONARIO RESPONDIDO

(1) ¿Quién va? (2) Los cuatro puntos cardinales.- (3) Los Viajes.- (4) Los cinco sentidos.- (5) El constructor y la logia.- (6) La Obra. (7) Geometría.

(I) ¿Quién va?

El primer bloque de preguntas tiene que ver con la primera cuestión que toda persona que llama a las puertas de una logia recibe: ¿Quién va? Y tiene que ver con quién soy, como era cuando entré en masonería, qué fue lo que me llevó a pedir mi entrada en masonería, cómo vencí los prejuicios que podía tener, qué conocimiento tenía de la masonería antes de entrar en logia.

(1) ¿Cuándo y por qué llamaste a las puertas de una logia?

R/ Mi Querido Hermano Javier, creo que de alguna manera todo estaba dispuesto para que fuera un amor a primera vista. Era joven, tenía 23 años de edad, y fue en el mes de febrero de 1983 cuando llené el formulario de ingreso.

Yo estudiaba Derecho en la Universidad Libre de Colombia en donde habían unos profesores Masones que se enorgullecían de que los fundadores del claustro, a principios del siglo XX, también lo eran, y en la memoria familiar tenía un abuelo paterno muerto en 1929 del que se decía con una cierta vanidad que había sido Masón y que participaba en unos paseos muy agradables con los otros Masones de la ciudad.

Eso, unido a la curiosidad que me reportó un ceremonial de honras fúnebres Masónicas presenciado en mi adolescencia y, por último, un impulso que aún no me explico, me llevó a hablar con un médico Masón, el Dr. Jaime Castilla Castilla (hoy en Or:. Eter:.), a quien hasta entonces no conocía, quien terminó sirviéndome de padrino a los ocho días. Yo había sido monaguillo en una parroquia de los franciscanos, y aquello de lo ceremonial me atraía.

Claro, que también había leído y oído sobre grandes personajes que habían sido Masones y para aquella época había organizado una pequeña biblioteca personal con los escasos medios con que contaba que tenía uno que otro libro sobre sociedades secretas con énfasis en la Masonería. De ellos, llevé bajo el brazo tres libros a mi primera entrevista con el médico Masón con el fin de causar una buena impresión.

(2) ¿Cuál ha sido tu itinerario vital –biográfico, profesional, ideológico…- hasta llegar a la masonería?

R/ Hasta los 23 años de edad un joven como era yo lo más normal y anormal que se podía esperar. Sin enfermedades, terminando de estudiar una profesión, con más respuestas que preguntas, y en lo ideológico - viéndolo a la distancia de 28 años después - creo que me caracterizaba por una rebeldía contra la autoridad sin mayor fundamentación política o filosófica. Espero que mis amigos hayan notado desde entonces algún cambio.

Hacía discursos políticos a mis amigos usando casi las mismas frases que usaba para escribir poesías por encargo a mis amigas. Y a todos ellos les aconsejaba que lo más importante era el vibrato y el trémolo en la voz.

(3) ¿Qué impresión te causó la Iniciación masónica?

R/ A mitad de camino de la Iniciación me pregunté: “¿En donde carajo me metí yo ahora?”. Después, la argumentación que iba conociendo me pareció muy moral y muy bien redactada, y le tomé un gran respecto esa misma noche. Todavía estoy enganchado. Es extraordinaria.

(4) ¿Cuándo entraste en masonería?

R/ Entré la noche del sábado 4 de junio de 1983, y (no se lo digas a nadie) todavía estoy de Aprendiz.

(5) ¿Cuál es el nombre de tu logia?

R/ Se llama “Logia Mixta Obreros de la Libertad Nº 11”, y está jurisdiccionada a la Federación Colombiana de Logias Masónicas, con sede capital en la ciudad de Barranquilla, en el Caribe Colombiano.

(6) ¿Qué evoca para ti ese nombre?

R/ Recuerdos, una razón para ser Masón, grandes hermanos, una especie de orgullo tribal, me parece bonito y muy evocador, le tengo un inmenso cariño, es una Logia que constituimos con grandes ilusiones, da para un brindis sobre su clima interno, la amistad, la libertad de expresión y las discusiones entre sus miembros. Media Logia asistió a mi Iniciación y yo asistí a la de la otra media,

(7) ¿Por qué te sentiste atraído hacia la masonería?

R/ Permíteme, por favor, remitirme a la respuesta a tu pregunta Nº 1.

(8) ¿Qué itinerario has recorrido en masonería?

R/ Mis picos Masónicos han estado representados por la Veneratura de mi Logia, la Gran Maestría de mi Gran Logia, la primera Secretaría General de la Conferencia Masónica Americana (COMAM), una Vicepresidencia de CLIPSAS, la primera Presidencia de la Federación Americana de Supremos Consejos del REAA (FASCREAA), y el ser Presidente fundador del Grupo Nacional Colombiano de la Liga Universal de Francmasones – 1905. En lo gradual, en el haber llegado al Grado 33º del REAA y recibido la Vº Orden del Rito Francés de parte del Gran Oriente de Francia. No me quejo.

Del resto, un poco de todo y mucho de lavar y planchar, pero le tengo pánico a la Tesorería. Actualmente me desempeño como Guarda Templo Interior todos los jueves en mi Logia, y me gusta porque así puedo sentirme uno más entre todos.

(9) ¿Cuándo diste a conocer tu afiliación masónica?

R/ A mi novia, antes de Iniciarme. A mi padre, esa noche a las dos de la madrugada que llegué a casa. Con mi familia materna, que era muy católica y valoraba mucho su procedencia ancestral de Tierra Santa, nunca lo hable a pesar de que ellos lo sabían. Murieron con esa conversación pendiente, en cumplimiento de un pacto tácito que en silencio y con mucho amor nos hicimos.

(10) ¿Cómo cayó la noticia?

R/ Mi novia de 21 años de edad creo que sintió que yo tenía un gran futuro. Mi papá me dijo que ya que había dado ese paso me tocaba comportarme como siempre se espera que se comporte un Masón, es decir: “como gente decente”.

(11) ¿En qué medida tu actividad en masonería te ha influido en lo personal, lo profesional, en tus ideas y convicciones filosóficas o religiosas?

R/ En resumen, creo que las invitaciones de sus lecturas y los ejemplos recibidos en la Masonería, canalizaron en todos estos tópicos que mencionas mi inclinación natural y familiar a la libertad de pensamiento y a la solidaridad con el menos favorecido.

Algunos de los defectos que practico en la Masonería ya los tenía desde antes de entrar por influencia ambiental o por imposición genética, pero confieso que unos cuantos se me han reforzados allí. Te prometo que voy a tratar de mejorar.

(12) ¿Cómo te autodefines?: por tus orígenes, por tus gustos, tus opciones ideológicas o religiosas…

R/ Yo nunca me había intentado definir, pero ahora que lo pienso creo que no dejo de ser alguien que sigue buscando y que tiene una demanda Masónica, intelectual y ciudadana con un acento constructivo. Por lo menos, pienso que sería bueno serlo.

(13) ¿Cómo te presentas ante los demás: Datos personales: lugar y fecha de nacimiento. Actividad laboral. Afiliación política o confesión religiosa.

R/ Nací el 19 de junio de 1959, soy profesor universitario, no estoy inscrito en ningún partido político a pesar de mis ideas liberales, ni tampoco soy practicante de ninguna religión o corriente religiosa. Aunque, como desde mi Bautizo a muy temprana edad he cumplido con casi todos los Sacramentos católicos (solo me falta la extremaunción), me desempeñé como monaguillo de los capuchinos, estudié en un colegio regentado por lasallistas y fui a una eternidad de misas, la herencia judeo cristiana de vez en cuando se deja sentir con algunos modelos mentales coherentes con sus arquetipos.

No acostumbro a decir que soy Masón, pero he notado que todos terminan sabiéndolo pronto, y cuando me preguntan no lo niego. Ya no pasa nada (creo yo), y no hay que ponerle misterio a una cosa que es buena para la gente.

(II) Los cuatro puntos cardinales.

Los cuatro puntos cardinales son una referencia simbólica que se expresa en la misma orientación de la logia y en la posición de los hermanos en el taller. Los puntos cardinales definen nuestra ubicación en el “ahí” del mundo y nos otorgan una perspectiva.

Oriente

(14) ¿Qué puedes decir de tus orígenes familiares y sociales?

R/ Los sudamericanos del Caribe somos triétnicos por definición, ya que tenemos un bisabuelo en España, otro en África y el tercero aborigen. En mi caso, soy tetraétnico ya que toda la familia de mi madre es Palestina, nacidos en Belén. Tuve un padre ilustrado con ideas de derecha y un tío árabe rico que no congeniaban mucho, aunque ambos me llenaron de consejos.

Éramos 8 hermanos (7 varones y una mujer) hijos de dos madres. La otra mujer de mi padre era hija de un soldado andaluz de Nerja, desertor de la guerra civil española, que llegando a Barranquilla se enamoró de una hija de holandeses de fe judía. Afortunadamente, no eran sionistas y se habían venido antes de la Primera Guerra Mundial y de la absurda aventura israelí que con el apoyo de Europa y Estados Unidos siguió al holocausto NAZI y produjo la catástrofe que aún sufre el pueblo palestino. Donde hubieran sido sionistas, postulo a mi papá para el Premio Nobel de la Paz por encima de Arafat y Rabín.

Para mayor variedad, conté con un abuelo paterno Masón y tengo la sospecha de que mis hijos adolescentes son de una clase social y económica superior a la mía. Creo que es lo que llama Buñuel, “El Discreto Encanto de la Burguesía”.

No me negarás que en esas circunstancias, fue sabio el haberme casado con una médica.

(15) ¿Y tus orígenes intelectuales?

R/ Mis orígenes intelectuales indiscutiblemente están en los libros de biografías que me traía el Niño Dios en las madrugadas de cada 25 de diciembre, hasta los doce años de edad.

Me impresionaron mucho Cristóbal Colón luchando por lo que creía correcto en medio de dogmas indiscutibles y el mito de Guillermo Tell disparando a la manzana en la cabeza de su hijo mientras tenía preparada la otra flecha para el Gobernador de Altdorf, en la Suiza de los Habsburgo de finales del siglo XIII y principios del XIV.

El primer dilema ideológico que recuerdo fue una discusión con un hermano: el sostenía que Guillermo Tell hizo bien diseñando un plan B por si fallaba y yo le discutía que él nunca debió disparar a la manzana sino al Gobernador Gessler de una vez por todas. La independencia de Suiza se hubiera podido adelantar. Con el tiempo me he atemperado un poco.

Lo de Galileo me daba rabia, lo de Giordano Bruno aún me fascina y la responsabilidad de la decisión de Pilatos me abrumaba. ¿Qué habría hecho Baltasar Garzón en estos casos?

Yo apenas tenía 10 años de edad cuando eso, y a los 16 ya había devorado la mitad de la obra de Nietzsche. Después vino lo demás.

(16) ¿Quiénes han sido tus maestros?

R/ Baidaba, Sócrates, Voltaire, Savater, Unamuno, Eco, y mil y una noche más.

Occidente.-

(17) ¿Qué piensas de la muerte?

R/ Ya ni pienso.

(18) ¿Cómo encaras la vejez y la decrepitud?

R/ La vejez la espero con calma, siempre he querido saber que se sabe y pondera cuando uno ha vivido 100 años. Y la decrepitud la encaro con temor. Ojalá no se meta con mis neuronas.

Norte.-

(19) ¿Qué valores te orientan?

R/ La libertad y la igualdad, principalmente.

(20) ¿Cuáles son tus ideales y tus sueños?

R/ Muchas cosas, pero resumiéndolas podríamos decir que una humanidad decente y una familia feliz.

Mediodía.-

(21) ¿Cuáles son tus aventuras y desventuras pasadas, tus logros y fracasos a la fecha de hoy?

R/ Mi máxima aventura es la constructiva Masónica que asumí a los 23 años de edad, ha tenido más vértigos que Indiana Jones. Y mis máximos logros... Perdón, pero ¿a juicio de quien?

(22) ¿Qué problemas acuciantes tienen a tu juicio planteado hoy el Mundo y la sociedad española, vasca, catalana…?

R/ Hablando de la sociedad colombiana, que es donde vivo, indiscutiblemente el problema de la violencia se lleva el 95% de los votos. El tema no solo se debe a causas objetivas y estructurales; esto es mucho más complejo y tiene que ver también con la manera en que se conformó nuestra nacionalidad.

(III) Los Viajes

La idea del viaje está asociada a la misma idea de la Iniciación masónica que representa un itinerario, un camino, un recorrido que nos debe llevar mediante el reconocimiento del mundo y de los otros hasta el conocimiento y reconocimiento de nosotros mismos.

(23) ¿Has viajado?

R/ Sí.

(24) ¿Qué países has recorrido?

R/ Más de los que creía al principio.

(25) ¿Qué experiencias has adquirido en tus viajes?

R/ Como experiencias: un millón. Como certeza: la de la pluralidad de la especie y de la civilización humana. Cuanta variedad!!!. Es de las pocas cosas que considero siempre en valores absolutos.

(26)¿Y viajes vitales: has pasado por valles de sombra?

R/ Salvo algunos altibajos propios de la sufrida clase media, el dolor por la partida de seres queridos, el contacto cercano con la maldad humana, un apagón en medio de un partido de fútbol y el pánico por mi hijo de 16 años de edad viajando de mochilero por toda Europa, no he tenido mayores sombras en mi periplo vital. Cada trago amargo invariablemente ha sido seguido de uno dulce.

(27) ¿Qué esperas de la vida?

R/ Al igual que Platón, una biblioteca que dé a un jardín.

(28) ¿Qué vientos hinchan tus velas?

R/ Las ilusiones y mis dos hijos.

(29) ¿Qué aguas te purifican?

R/ Hacer las paces con mi hija después de una discusión.

(30) ¿Qué amores te inflaman?

R/ Mi esposa, por supuesto!!! (No vuelvas a preguntar esas cosas).

(31) ¿Qué luces te alumbran?

R/ El encontrar un libro nuevo que me atrape al hojearlo. Ando como iluminado todo el día con el libro bajo el brazo aunque no lo haya abierto todavía. Toca aterrizar o me atropella un carro.

(IV) Los cinco sentidos.-

En el camino iniciático partimos desde lo más elemental y próximo que son nuestros sentidos a través de los cuales entramos en relación con los otros y con el mundo. Hacernos conscientes de nuestros sentidos –tanto física como simbólicamente- es el primer paso para despertar y esclarecer nuestra consciencia.

(32) ¿Cómo miras la vida?

R/ Con amabilidad y solidaridad.

(33) ¿Sabes escuchar?

R/ Las opiniones están divididas.

(34) ¿Qué define para ti el buen gusto, la buena educación?

R/ La solidaridad humana con los que estén más cerca.

(35) ¿Qué actitudes, ideas o situaciones te huelen mal, te hacen desconfiar, te repelen?

R/ Una sabia disertación sobre la validez de un dogma, o sobre el porqué una víctima es culpable de lo que le hicieron.

(36) ¿Qué es a tu juicio actuar con tacto?

R/ No estropear las cosas.

(V) El constructor y la logia

La metáfora masónica nos propone la imagen del constructor, en definitiva masón es sinónimo de constructor, un constructor que trabajo con la piedra. La metáfora masónica nos propone trabajar con la piedra bruta de nuestra propia biografía para hacer de la vida una obra de arte de sabiduría, fuerza y belleza.

(37) ¿Qué personajes históricos admiras?

R/ Muchos: Gandhi, Saladino, Olimpe de Gouge, Sócrates, Hipatia, el jefe Cochise, Martín Luther King, y un largo etc.

(38) ¿Qué libros te han influido?

R/ Muchos, pero hubo uno que me hizo dar un especial giro en mis enfoques en una edad decisiva de asentamiento ideológico: “Las Ruinas de Palmira” escrito por Constantino Francisco Chassebeuf, el Conde Volney, en el siglo XVIII.

En lo Masónico, John Hamill con su aguda crítica a la Escuela Autentica me mostró una nueva óptica, y tu libro “La Metáfora Masónica – Razón y Sentido” trae unos misiles de profundidad de miedo. Recuerdo que me enviaste la primera edición autografiada con el Ex Gran Maestro del Gran Oriente de Francia Jacques Lafouge hace unos ocho años y de vez en cuando vuelvo a sus páginas.

(39) ¿Qué es para ti la virtud?

R/ Lo que está bien.

(40) ¿Qué sostiene tu alegría?

R/ En la vida hay mucho por que alegrarse. Pienso que es una cuestión de simple actitud y posicionamiento personal.

(41) ¿Has conocido, en ti o en otros, el lado oscuro del corazón humano?

R/ La maldad humana es algo con lo que tenemos que aprender a convivir. Desafortunadamente, he tenido la dolorosa oportunidad de verla de cerca.

En lo personal, aunque tengo mi claroscuro interior, mi mujer dice que en el fondo solo son sombras no muy densas.

(42) ¿Cuál es el secreto de la filantropía?

R/ El corazón.

(43) ¿Qué libros has leído sobre masonería y cuales recomendarías?

R/ He leído una gran cantidad de ellos, y solo recomiendo aquellos con los que el lector se sienta a gusto y cómodo con el sistema de valores a los que invitan. Si no es así, recomiendo dejarlos.

(44) ¿Qué opinas del decorum masónico, de su simbolismo y sus rituales?

R/ Todo decorum es intencional y convidante. A mí me parece en términos generales, que el Masónico es edificante. Soy de los que opinan que la forma es parte del fondo. Un buen empaque es importante y no se agota en los sentidos.

(45) ¿Cómo se armoniza tu afiliación masónica con tus creencias metafísicas o religiosas?

R/ En general, lo Masónico se me antoja mucho más humano y cercano. Sin embargo, estoy seguro de que no necesariamente debe existir incompatibilidad entre creencias, convicciones, certezas y tolerancia.

(46) ¿Y con tus convicciones políticas?

R/ Todo es cuestión de tolerancia. Es más, en lo personal algunas ideas que he encontrado en la Masonería coinciden con mis ideas sobre lo político.

(47)¿Qué has encontrado en masonería?

R/ Una excelente oportunidad para construirme mediante el trato con gente que también anda en lo mismo.

(48) ¿Lo que has encontrado se corresponde con lo que esperabas?

R/ No. Yo no esperaba un método de construcción personal. Pero me gusta.

(49) ¿Qué cosas te han gustado y qué cosas te han disgustado en tu experiencia masónica?

R/ Antes de contestar, dejemos sentado que la Masonería es un fenómeno plural que está dividido en áreas conceptuales diferentes que buscan metas distintas. Yo he tenido la oportunidad de vivir experiencias Masónicas en escenarios dogmáticos, adogmáticos, espiritualistas, esotéricos, materialistas, racionalistas, moralistas, masculinos, femeninos, mixtos, progresistas, protestantes, liberales, nacionalistas, etc.

A mí me gusta la Masonería que me invita a auto construirme dejándome a mí mismo el trabajo. No me cae bien que otra persona desee pulir mis aristas.

Por otra parte, me disgusta cuando encuentro en la Masonería exclusiones infundadas, o fundadas en dogmas, iguales a las que observo en otras asociaciones de la vida civil. No me encuentro bien frente a ideas delirantes ni ante neuróticos. Frente a esto, siempre trato de separar la cizaña del trigo.

(50) ¿Cuáles han sido tus mejores y peores momentos en masonería?

R/ Mis peores momentos en la Masonería, los he tenido cuando he visto diluirse los sueños por imposiciones del poder dominante o por el culto a un status quo o a los metales. Los mejores momentos siempre se presentan después de un debate amplio y abierto sobre una arista que hay que pulir.

No quiero hacer bromas con esto, pero en mi Logia luego de las Tenidas salimos a comer chicharrón (de cerdo) con bollo limpio (que es un alimento de origen indígena a base de masa de maíz) y Coca-Cola, y hacemos una extensión de los trabajos sumamente agradables y enriquecedoras. Le doy una enorme importancia a los debates Masónicos que se presentan en las Masticaciones.

(51) ¿Has conocido masonerías de otros países, qué impresión te han causado?

R/ Las que he conocido me ratifican la gran pluralidad de la civilización humana.

La masonería en ello no tiene porqué ser diferente a cualquier otra asociación ciudadana que trabaje en culturas diferentes, y en consecuencia es tremendamente plural.

Hay para todos los gustos, aunque los discursos morales y éticos sobre valores como la dignidad, la virtud y el buen desempeño familiar y social de los Masones son muy comunes a todas las variedades.

(52) ¿Para qué crees que sirve la masonería al día de hoy?

R/ Para responderte bien, dime primero a cuál de las Masonerías que existen hoy en día te refieres. Es que existen unas, que francamente…

La utilidad de una Masonería es directamente proporcional a la calidad de su nicho especulativo. Y esto depende del promedio ponderado del perfil ideológico de sus integrantes. No es una ecuación matemática sino una característica sociológica.

El sistema de cooptación de la Masonería para elegir sus miembros puede ser una fortaleza o una amenaza para ella, dada la autonomía que posee para escoger candidatos. Un punto neural para la competitividad de la Masonería en el mundo de hoy, estriba en la incorporación de mentalidades conservadoras o dadas a la innovación.

Eso marca la diferencia y hace que una Masonería sirva para algo en el mundo plural de hoy o se convierta en otra caverna más.

(VI) La Obra.

Siguiendo con la metáfora constructiva tenemos que mirar necesariamente a la Obra, el proyecto en el que invertimos nuestros esfuerzos y el que orienta nuestros trabajos.

(53) ¿Quién o Qué es para ti Gran Arquitecto o Arquitecta del Universo?

R/ Es una formula alegórica que resultó de la necesidad que había, y que hay, de que nadie se metiera con las creencias del otro. Y por eso se me hace sumamente útil en una asociación que aspira a unir personas que piensen diferentes y/o que de otra forma no se hubieran conocido.

Yo lo (la) dejaría como alegoría y no como otro nombre más de un ser supremo. Ya que esta concepción monoteísta es muy occidental y riñe con otras concepciones culturales, intelectuales, poloteistas y espiritualistas, lo cual no es pertinente en una asociación que pretende ser de naturaleza universal.

(54) ¿Qué proyectos te definen?

R/ Los que tienen un afán libertario o igualitario. Eso me han dicho. También me han aconsejado que deje de sudar camisa ajena.

(55) ¿Qué has hecho con tus talentos?

R/ Lo mejor que he podido.

(56) ¿Cuáles son tus herramientas favoritas?

R/ Indiscutiblemente el mazo, el cincel y la escuadra. Dirigidos a mí mismo, por supuesto.

(57) ¿Qué curiosidades tienes?

R/ Cada vez que prendo la radio, la televisión o leo la prensa, termino con una nueva curiosidad. He notado que esto le pasa a mucha gente por lo que no creo que se deba a que soy Masón.

(58) ¿Qué saberes has cultivado?

R/ He tratado de desarrollar los de mi profesión y los académicos. También algunos saberes relacionados con temas científicos. Me interesa leer sobre antropología, el funcionamiento del cerebro, y las complejidades de la conducta humana así como acerca de las hipótesis que pretenden darles una explicación.

(59) ¿Qué placeres te mereces?

R/ Los mejores. Otra cosa es que los tenga.

(60) ¿Cómo te relacionas con el placer y con el dolor.

R/ Con alegría y con tristeza, respectivamente, y con la conciencia plena de su temporalidad. Trato de que sean uno cada vez para poderlos digerir mejor, porque a veces vienen acompañados o mezclados y entonces me enredo fácilmente.

(VII) Geometría

La Obra en masonería se analiza siempre en términos de Geometría, porque la Geometría de nuestra Obra es a fin de cuentas su armonía interna, su ser y su sentido.

(61) ¿Cómo valoras y cómo defiendes tu libertad?

A mi libertad me gusta relacionarla con la equidad y la defiendo personalmente hasta con las uñas sin quejarme a otros.

(62) ¿Y la libertad de los otros?

Con la libertad de los demás suelo adoptar un enfoque social. Mi impresión es que su irrespeto se debe a problemas estructurales de la sociedad en los que hay que trabajar con el acento puesto en la cultura.

(63) ¿Qué te iguala y qué te diferencia de los otros?

Me iguala todo y me diferencian muy pocas cosas. Estas últimas diferencias, son generalmente aquellas sobre las que puedo tener control y sobre las que la Masonería que practico me convoca a pulir.

(64) ¿Cómo entiendes y cómo vives la fraternidad?

Sobre esto no me preocupo mucho. Estoy convencido de que la fraternidad fluye de manera natural y solo hay que dejarla correr.

(65) ¿Cuál ha sido, es y/o quisieras que fuera la Geometría de tu ser, es decir de tu vida?

En lo que pudiéramos llamar geometría del ser, no soy muy euclidiano que digamos. No considero que haya mayor utilidad en una geometría moral plana, sino más bien en una curva, y a veces fractal, que son formas más cercanas a la naturaleza humana.

COMICs