¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

“Nuestra fraternidad seguirá trabajando por el laicismo y una sociedad más justa a nivel nacional”

Palabras de Florencia Cillero Rojas, Presidenta Nacional de la Fraternidad Juvenil APE, en la celebración de los 60 años de los Clanes.

Encabezados por el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Luis Riveros Cornejo, los Clanes, la Fraternidad Juvenil Alpha Pi Epsilon, celebraron sus 60 años de vida. En la oportunidad, asistieron miembros del Gobierno Superior de la Orden, Nancy Muñoz Miranda, Ex Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Chile, Eliana Carreño de Hebel, Presidenta del Voluntariado “Dra. Juanita Díaz Muñoz” y Edith Tello de Manquilef, Vice Presidenta de la Dirección Ejecutiva Nacional de los Centros Femeninos de Chile.

Las palabras de Florencia Cillero Rojas, presidente de la organización juvenil expresó que “los clanistas actuamos con energía para lograr nuestros ideales”, reivindicando que “la fraternidad es acción, es emoción, racionalidad y sensatez”. A continuación, publicamos el texto completo de su alocución en la celebración:

Hoy, tengo el honor de dirigirme a ustedes, en representación de los miembros de la Fraternidad Juvenil Alpha Pi Epsilon, institución que desde hace 60 años, recibe en su seno a jóvenes de espíritu libre, dispuestos a trabajar arduamente por el bienestar de nuestra sociedad.

Son cientos los jóvenes soñadores que han formado parte de alpha pi épsilon, experiencia que los guiara durante toda su vida.

Nuestro fundador, Julio Vega Sandoval, creo esta institución de forma espontanea e independiente, pensando en poder entregar un espacio de sana convivencia a todos aquellos jóvenes deseosos de provocar cambios en la sociedad basados en el laicismo, en un país dominado por las juventudes católicas en ese momento, los jóvenes laicos no tenían un espacio valido para realizar sus propuestas y desarrollarse como personas. Sesenta años después, podemos decir con firmeza que el objetivo se ha logrado con creces, hoy, son más de 80 clanes los que funcionan a la largo de nuestro país, y son alrededor de 1000 los miembros de alpha pi épsilon, que desde su posición, influyen positivamente dentro de la sociedad.

Nuestra finalidad es, fundamentalmente, inculcar en la juventud chilena los principios de Fraternidad, Tolerancia, Laicismo, Libre examen, y Solidaridad Social, y hacia ellas se enmarcan nuestras acciones, tanto dentro como fuera de nuestra institución, acciones siempre encaminadas a hacer de esta sociedad un mundo mejor. Son estos altos fines, los que nos unen con la Masonería. Ambas somos instituciones independientes entre sí, pero es innegable que buscamos el mismo campo de acción: hacer de nuestro país un lugar en donde la Tolerancia, la Fraternidad y el Laicismo, sean los pilares fundamentales de nuestro desarrollo.

En este sentido, no es menor lo expresado por nuestro fundador, quien en los inicios de nuestra institución señalo con respecto a la Masonería:” Que a pasar de ser nuestra institución absolutamente independiente, creemos que persigue, en el plano juvenil, las mismas altas finalidades que en otro plano persigue la francmasonería”, señalando además que:”en vista de esta semejanza es de indiscutible eficacia mantener con dicha institución las más cordiales relaciones”.

Por ello, hemos mantenido las mas fraternas relaciones con la Gran Logia, apoyándonos mutuamente en todo lo que ha sido necesario, y en ocasiones incluso, hemos sufrido la misma oposición de parte de los grupos más dogmaticos de la sociedad. De este modo, nuestra cercanía va mas allá del pacto formal de colaboración mutua, hay también un alto componente afectivo en nuestras relaciones, que se ve acrecentada además, por la enorme cantidad de clanistas que hoy forman parte de la Masonería, y que entienden la enorme importancia de la Fraternidad Juvenil Alpha Pi Epsilon.

La Fraternidad hace un trabajo silencioso pero efectivo. Seminarios, publicaciones, deporte, acciones sociales y difusión del laicismo, son tan solo algunos ejemplos de las actividades que nuestros miembros realizan a lo largo de todo Chile y el extranjero. La fraternidad es acción, es emoción, racionalidad y sensatez, los clanistas actuamos con energía para lograr nuestros ideales, a veces es tanta nuestra energía que nos volvemos extremadamente fanistas, pero la formación que nos entrega la misma Fraternidad, nos ayuda a actuar con prudencia, gracias a nuestro fuego juvenil que arde con fuerza en nuestros corazones.

Son innumerables las historias que podríamos contarles en esta ocasión; amores que se han formado y que perduran hasta el día de hoy, amistades, anécdotas, bellos recuerdos, y un sin número de situaciones gratas que sólo pueden darse en la Fraternidad.

Es así como la fraternidad crece se transforma, toma equilibrios, entra caos, vuelve la calma, vivimos nuestros procesos de forma adolescente y juvenil, lo bueno es que lo tenemos claro y la armonía la llevamos en nuestro espíritu.

Esta tarde además queremos agradecer el trabajo desinteresado, de aquellos hermanos que recorrieron nuestra Patria de sur a norte y del mar a la montaña, haciendo crecer a la fraternidad, preocupados de brindarles un espacio de sana convivencia a tantos jóvenes libre pensadores.

Agradecer a la Gran Logia de Chile, por brindarnos este espacio, por celebrar nuestros 60 años a través de esta reunión blanca, por permitir transmitir nuestro legado el día de hoy y por sostener un contrato colaborativo con nuestra institución.

Agradecer a las logias y a los espacios pertenecientes a la orden que hospedan y facilitan el trabajo de nuestros clanes a nivel nacional.

Querido Hermano y Gran Maestro Luis Riveros, no dude que nuestra fraternidad seguirá trabajando por el laicismo y una sociedad más justa a nivel nacional, sabemos que la tarea no es fácil pero con nuestro ímpetu y personalidad afectuosa logramos cumplir las metas que nos proponemos.

Estimados hermanos y hermanas, son 60 años de historia, donde seguiremos trabajando, por nuestros principios y por nuestra institución, tal como lo hicieron nuestros fundadores, es hora de vivir y validar la Fraternidad con firmeza, por el progreso de nuestra Patria, y por la memoria de todos aquellos que han hecho posible que hoy, seamos cientos los que nos llamamos queridos hermanos y queridas Hermanas. Que nuestra vida continúe llena de armonía y felicidad.

Felices 60 años.

Larga vida a la Fraternidad Juvenil APE.

Fuente: GRAN LOGIA DE CHILE

COMICs