¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

EN DIÁLOGO CON CHARLES PORSET. GRAN CANCILLER DE LA V° ORDEN DEL GCG DEL GRAN ORIENTE DE FRANCIA

Por Iván Herrera Michel

Charles Porset


Charles Porset, Gran Canciller de la V° Orden del Gran Capítulo General del Rito Francés del Gran Oriente de Francia, es un Masón muy conocido entre los estudiosos de la Masonería. Y un referente imprescindible en la Orden Masónica.

Es Doctor en Letras e Investigador del “Centro de estudios de los Siglos XVII y XVIII” de la Universidad de París – Sorbona, Presidente del Instituto de Estudios e Investigaciones Masónicas (IDERM), y autor de múltiples publicaciones y varios libros. Además de historiador y Profesor del Centro Nacional de Investigación Científica de París

Yo he venido siguiendo sus investigaciones desde el año 2001, cuando un Masón de una Logia parisina del Gran Oriente de Francia me regaló el libro “Los Grados de Sabiduría del Rito francés. Historia, Nacimiento y Renacimiento” - publicado por el entonces recién creado Gran Capítulo General del Rito Francés del Gran Oriente de Francia - mediante el cual se buscaba divulgar lo concerniente al también recién restablecido de manera oficial e integral Rito Francés en el seno de esa Obediencia.

El libro estaba escrito por una nómina de lujo: Roger Dachez, Ludovic Marcos, Pierre Mollier y Charles Porset. Con prefacio del Ex Gran Maestro del Gran Oriente de Francia Alain Bauer. De Charles Porset, me llamó poderosamente la atención su artículo titulado “Del Buen Uso de los Altos Grados: una Política de Locura”. Lo recomiendo vivamente.

De ahí en adelante, no perdí oportunidad de leer sus escritos y hoy Charles Porset me ha aceptado un diálogo que resultó esclarecedor, precisamente sobre el Rito Francés que conoce tan bien. Veamos:

1) Querido Hermano Charles Porset, ¿Cómo se define Charles Porset como Masón, como Profesor, como escritor y como ciudadano?

Yo ciertamente soy un ciudadano, un maestro de oficio, escritor de vez en cuando. Masón por elección.

Dudé durante mucho tiempo antes de llamar al Pórtico del Templo hace más de treinta años. Lo que me hizo dar el paso, fue la lectura del libro del ex Gran Maestro (del Gran Oriente de Francia – 1971/73 - ) Fred Zeller, “Tres Puntos es Todo” (1976), que muestra muy bien como la Masonería es un asunto secular que se encuentra a igual distancia de la política partidista que de las augustas falacias (como dijo Helvétius) destiladas por hombres malvados en contra de la iglesia bajo el nombre de "simbolismo".

2) Cuéntenos un poco para ir precisando las cosas, ¿Cuáles son las funciones del cargo de Gran Canciller de la V° Orden del Gran Capítulo General del Rito Francés del Gran Oriente de Francia que usted está desempeñando? ¿Qué le toca hacer?

El cargo de Gran Canciller de la Quinta Orden se reduce para mí en asegurarme, con la asistencia de los Prefectos Regionales, de que los Hermanos que aspiran al Grado cumbre posean una trayectoria Masónica ejemplar. No es algo pesado.

Se trata de la representación de la Orden. El Gran Canciller simboliza la unidad del Rito en su parte superior. Pero eso no es todo. La reactivación de la Quinta Orden estuvo acompañada por la reescritura de los Rituales que nosotros habríamos de trasmitir, a fin de proceder a un aggiornamento, debido a que nunca hubo dudas para nosotros acerca de repetir los rituales de otro tiempo.

3) Entonces entremos ahora en materia, si me lo permite, ¿Cuál fue la razón para revivir las Órdenes de Sabiduría del Rito Francés, después de un eclipse de más de un siglo y medio?

Es una historia larga y compleja que es difícil de resumir a grandes rasgos, ya que ha sido falsificada por la Potencia Masónica que se ha establecido en el planeta con el nombre de Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Comencemos por el comienzo: cuando hablamos de la Masonería y su historia, debemos separar el mito de la realidad. Lo primero en lo que todos los historiadores están de acuerdo es en que la Masonería comienza en Londres en 1717: cuatro "Logias" se asocian para crear una "Gran Logia" cuyo propósito es permitir a los hombres que de otro modo se hubieran mantenido perpetuamente separados, que se encuentren y compartan valores comunes excluyendo la política y la religión que los divide y separa. Hablamos de una propuesta de tolerancia, sobre la que Locke ya había hecho un compendio. Pero nos olvidamos de que Locke aplicó esta tolerancia en un mundo protestante, no como Bossuet que le da el significado católico de sufrimiento.

Y entonces, ¿Debemos tolerar lo intolerable? No. Es mejor hablar de latitudinarismo, en un marco institucional. Todo el mundo, señaló Voltaire, es libre en Inglaterra para ir al paraíso por el camino que ha elegido. Dejemos que las iglesias sean las que definan su Dios. Y podamos nosotros con el mínimo denominador común que existe en la Europa cristiana, a partir de un principio arquitectónico, garantizar la racionalidad de la realidad - todo el mundo puede unirse a la denominación de su elección una vez fuera del templo.

Aquí debemos hacer un paréntesis. Las Constituciones de Anderson establecerán las normas de la Masonería que se inventó en Londres en 1717. No tiene nada que ver con la pretendida Masonería operativa. Es decir, el arte. La Masonería londinense toma prestado de diversas tradiciones que le preceden un lastre para el presente y fija el porvenir, más todos los historiadores de hoy están de acuerdo en reconocer que las tesis de Harry Carr sobre la "aceptación" no tienen ningún soporte documental. Lo único que muestra es la presunta recepción de Ashmole en mil seiscientos y algo, pero todo el mundo se olvida de decir que esas memorias de Ashmole aparecen en 1717. Y todo esto debido a pura casualidad.

Podemos decir lo mismo acerca de la tradición operativa escocesa a partir de los trabajos de Stevenson: esta Masonería es un paleo – sindicalismo con patrones de defensa de sus intereses profesionales. Dos pruebas de paso: cuando la Masonería inglesa se instaló en Escocia, el Gran Maestro escocés dijo textualmente durante la ceremonia que abandonaba su cargo sindical para asumir sus deberes Masónicos. Los textos se encuentran en un ensayo de Lawrie traducido por Thory. Otra evidencia: Cècile Rèvauger estudió una Logia en Escocia a partir de sus jornaleros, y constató que la Logia se transformó en un sindicato cuando la Masonería se instaló en Escocia.

Pero existe la tradición operativa, la construcción de catedrales, el Dios de piedra y de medida. Esto es leyenda. Por lo tanto, debe separarse la Masonería del compañerismo y no dejar que las cayenas se mezclen con el ladrillo. Estos préstamos tienen un valor metafórico: el constructor es un arquitecto que diseñó los planos de una Jerusalén terrenal.

Por otra parte, se ha dicho mucho sobre el pasaje de las Constituciones de Anderson, que excluyen de la Fraternidad “al ateo estúpido y al libertino irreligioso”. Todos los seguidores de la Masonería cristiana, pienso en Wirth, Naudé, Lepage, Mellor, Guilly y toda esa disidencia Masónica que son a mis ojos en Francia la Gran Logia Nacional, La Gran Logia, el Derecho Humano y que se extiende incluso a la Gran Logia Femenina de Francia, en la que juran masivamente en el Escocismo, y un Dios y sus avatares están en todas las bocas. Y no digo nada de la Masonería de cabina telefónica egipcia o salomónica... pero yo les recomiendo a todos bajo el sello del secreto, pidiéndoles que no lo repitan: todavía el sueño de la razón produce monstruos. Recordemos a Goya.

Dicho esto, nadie niega que la Masonería apareciera en un régimen de civilización cristiana y que la mayoría de sus símbolos tengan que ver con esto. Pero como lo he escrito diez veces, todo cambió cuando la revolución de Galileo confirmó la teoría heliocéntrica y postuló la infinitud del universo. Si bien estas ideas no eran nuevas (estaban en el aire...), ahora están demostradas. La matemática se convirtió en la verdad de la realidad. Yo observo que la Masonería se inventó entonces y sólo entonces, acusando recibo de este nuevo hecho que ampliará la brecha entre la razón y la fe. Las Constituciones de Anderson eran claras: la fe es un asunto personal, en donde la institución Masónica no se involucra. La razón es lo que los hombres tienen en común.

Este es el verdadero significado de esta frase mal comprendida concerniente al ateo estúpido. No se tomó en cuenta que el ateo estúpido es una variedad de los ateos que en la vulgata presbiteriana son tres. Esto se puede verificar consultando el libro de John Weemse, pastor presbiteriano de tendencia episcopalista, como su colega Anderson, titulado “A Treatrise of teh Four Degenerate Sonnes”, publicado en Londres en 1736, donde se hace una distinción entre cuatro formas de ateísmo, y el ateo estúpido corona el conjunto. Este es el significado al que se refiere Anderson cuando lo excluye de la Fraternidad. Y corresponde al espíritu latitudinario de la Orden, que sobre el tema de la religión, deja en libertad para que cada uno elija la propia - o no elija. Los integristas de la Masonería a menudo ignoran o son retrógrados papistas, o parecen no saber que John Wilkes, que fue por un tiempo Gran Maestro interino de la Gran Logia de Inglaterra, era impulsador de un “Club Infiel”, junto a los espíritus fuertes de la época.

Me veo obligado a tomar atajos peligrosos para responder a tu pregunta: ¿Por qué se han restablecidos las Ordenes de Sabiduría que estaban extintas desde 1850? Para ser breve: Las Órdenes de Sabiduría del Rito Francés fueron adoptadas por el Gran Oriente de Francia en 1780, después de haber sido codificada por Roëttiers de Montaleau. Ellas son la quintaesencia del escocismo antes de que el Rito Escocés Antiguo y Aceptado apareciera en 1804. En el intermedio de la Revolución, contó con el compromiso de muchos hermanos en su debut, que luego se unieron a la contrarrevolución. Tengo mis ideas sobre el tema, y también he escrito mucho sobre ello.

Paso al Imperio. Napoleón quiere poner fin a la guerra religiosa e impone un Concordato reservando lo espiritual a Roma y lo temporal al Imperio. Al mismo tiempo, él firmará un Concordato, a través de Cambaceres. El REAA que va a ser introducido por Grasse Tilly presenta la enorme ventaja de ser cripto-religioso y de coloración católica - sabemos que en su Grado 18 introdujo la Cena y la Repartición del Pan, que no encontramos en la Torá o el Corán... que termina en un Grado 33, siendo 33 la edad admitida de la muerte de Cristo, que combina alquimia y templarismo.

En resumen, después del severo rigor de los cultos revolucionarios, una teofilantropía a veces locuaz, pero siempre virtuosa, una Masonería sincrética, barroca y poco tacaña para los medios (ver mi artículo "Mercadotecnia de De Grasse Tilly"), sólo podía atraer a una clase media enriquecida por la Revolución y los bienes de la nación, ahora en busca de respetabilidad y muy sensibles al oropel del Imperio. Esto explica a mis ojos, el por que se haya devenido en un mundo en donde las nacionalidades confrontarán, como un esperanto Masónico. Después el Congreso de Viena, al parecerle difícil el Rito Francés en sus Grados superiores, lo impuso como Masonería universal.

4) Es una historia interesante, pero una vez restablecido en su integralidad el Rito Francés en el seno del Gran Oriente de Francia, ¿Cómo ha sido recibida la iniciativa por los Hermanos?

La historia de la restauración del Rito Francés se ha escrito, pero la historia oficial que informó de la apertura del Gran Colegio de Ritos del Supremo Consejo Escocista (REAA) al pluralismo, no dice que este "reconocimiento" era para él una forma de controlar un Rito que entonces se manifestaba en su forma más arcaica. El punto de inflexión de esta historia se da cuando por iniciativa de Pablo Gourdot, ex Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, son creados Capítulos Franceses en París y en el resto del país, sin el aval del Gran Colegio, ni de instancias que representen el Rito en su seno. Fue un golpe de estado que se tradujo en la creación de una veintena de Capítulos “salvajes” con los que ahora tenía que contar. En lo que a mí concierne, instalé Capítulos en Burdeos, Albi, La Rochelle, Saint-Avold, Ginebra y París.

La acogida en todas partes ha sido muy entusiasta: los Hermanos estaban cansados de no tener otra posibilidad después de la Maestría que "elegir" entre el REAA, el RER, Memphis, u otras teratologías rituales apropiadas para cumplir con las expectativas de los empresarios de pompas fúnebres o damas de compañía. Finalmente, un aire surgió de la necrópolis en donde habían confinado a Hiram!

Del resto, el aumento continuo en el número de efectivos de GCG del GODF prueba que su reactivación (recreación) correspondió a la expectativa.

5) Por otra parte, he notado que una vez restablecidas las Órdenes de Sabiduría del Rito Francés por parte del Gran Oriente de Francia, ha surgido en el exterior un gran interés en conocerlas y practicarlas. ¿Cuál es la política actual del Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia para los Grandes Capítulos del RF en el exterior? ¿Y cuál para los Masones extranjeros a quienes se les concedió la V° Orden?

Corresponde a otros la definición de la política del Gran Capítulo en materia extranjera.

El Gran Oriente de Francia es el titular de la Patente del Rito, y ellos confían la gestión al Gran Capítulo General.

El Gran Capítulo es independiente, pero no autónomo. Los miembros del Gran Capítulo son por definición miembros del Gran Oriente de Francia.

En principio no deben existir conflictos de intereses entre estas dos Potencias, como en el caso del Supremo Consejo Escocista, en donde la legislación se contradice en varios puntos con el Gran Oriente de Francia (las elecciones, mandatos). Sin embargo, las reuniones periódicas al más alto nivel permiten a cada uno arreglar sus violines.

Nosotros hemos concedido patentes, en primer lugar en Francia a Obediencias amigas (GLFF, GLMU, GLMF) y en el extranjero (Suiza, Bélgica, España, Portugal, etc.), con la condición expresa de que estas Obediencias no se constituyan en Logias Madres ni subarrienden por detrás del propietario. Este no siempre ha sido el caso, y los conflictos no se hacen esperar ni tampoco las rupturas. Pero no hay que desesperarse. Nosotros ofrecemos un marco para sustituir los Grados por las Órdenes.

La progresión en el Rito Francés es ordinal no cardinal. Ella deja a los diferentes regímenes resolver sobre la marcha. Las Órdenes subsumen los múltiples Grados inventados después del nacimiento de la Masonería. Ellas ponen orden en la “confusión de Altos Grados” denunciados por G. Martin. La V° Orden, con las miras puestas en el ensamblaje, se ofrece como el conservatorio y el regulador.

6) A mí siempre me ha parecido muy dinámico lo de las Órdenes de Sabiduría del Rito Francés. En cada Consejo de las Órdenes, de la I° a la IV°, se encuentra una invitación a pasar de un estado a otro. Por ejemplo, “de la venganza a la justicia”,de la reunión de los hombres a la unidad de valores”, “de la destrucción a la construcción”, “de la liberación al cumplimiento del deber”, para finalmente llegar en la V° Orden, al más alto nivel de Iniciación. Visto así en conjunto, dígame, por favor, ¿Cómo debemos entender la Iniciación Masónica en el Rito francés?

La dinámica y desarrollo del Rito Francés se ha estudiado con gran inteligencia y sensibilidad por Jean Charles Nehr. No voy a entrar en todos los detalles que encontramos en Joaben, pero para responder a la pregunta: “LA ÚLTIMA PALABRA DE LA INICIACIÓN, ES LA REALIDAD!

No hay nada de esotérico en el Rito Francés. No somos ni los administradores ni los dueños de una tradición que nos remonta a antiguas sabidurías, y por qué no a los pies de las pirámides.

Todo el mundo sueña con los recursos que tiene y con la cultura que posee.

No se ha podido definir un contenido (excepto unir lo que está disperso), la Masonería ha sido objeto de numerosas OPAs (Ofertas Públicas de Adquisición). Los Teósofos, los alquimistas, las iglesias espiritualistas, mesmeristas, cagliotistas de todo tipo, cercanías sufíes, intersecciones budistas, atractivos templarios, druidas de los bosques oscuros, Etc.

Todos han tratado y continúan tratando de invertir en la plaza. Ellos tienen sus seguidores: pero La plaza resiste, debido a que la Masonería no es soluble en cualquier dogmatismo.

El Masón busca la verdad, y la busca esperando jamás encontrarla, porque ese día sería el final de la Masonería!

7) Querido Hermano, le confieso que me gustó como termina el texto de la contracarátula del libro “El Regulador del III Milenio del Rito Francés”, publicado por el Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia en septiembre del año 2010, cuando afirma que la Masonería tiene como misión la de “promover las fuerzas de un pensamiento y de un espíritu libre”. ¿Es eso lo que en resumen busca el Rito Francés?

Sí, tengo poco que añadir. La libertad es algo raro y los espíritus libres no son comunes.

La repetición es la regla. Se repite lo que hemos escuchado en el radio, leído en la prensa, sin pensar mucho en el status de lo que se repite. En la Masonería se repite sin muchas veces saber lo que se dice. Y siempre hay un Hermano para felicitarlo...

8) Querido Hermano Charles, ¿Cómo va lo de la República Planetaria propuesta en el libro de Jacques Georges Plumet, publicado en el año 2007, al cual usted le hizo un largo prefacio y escribió casi medio libro sobre la libertad?

La pregunta se la debes hacer a Jacques-Georges Plumet. A mí no. Está claro que el libro está firmado por él. Poco o nada me corresponde. Yo no sabía que iba a escribir eso!!

9) Ya le preguntaré al Hermano Plumet, porque me interesa la propuesta. A usted siempre lo he visto muy crítico con los llamados Altos Grados de la Masonería y convencido de las bondades de los Grados Simbólicos. Yo sé que el tema es largo, pero explíqueme, por favor, ¿Cual es el punto central de su crítica?

¿Los Altos grados? Mi crítica es la de todos: ¿Para qué?

Una primera cosa: ellos existen desde hace largo tiempo. Su presencia, por lo tanto, corresponde a una necesidad de aquellos que los han inventado. Yo veo en primera instancia la vanidad, y todo el mundo sabe que los constructores no se salvaron.

Pero más allá de eso, cuando uno está involucrado en el sistema de la Maestría, ¿Debemos asumir una secuencia? La Alta Masonería es el resultado de permitir al Masón (que es Hiram desde la Maestría) construir un mundo de libertad, en donde la fraternidad no será una palabra vacía, y en donde reine la libertad. Este nuevo propósito se compromete con otros Masones que pertenecen a otras Logias: la transversalidad de los Altos Grados corrige el agotamiento (decepción) que puede brindar al joven Maestro que toma interés en su Logia. El viaje ahora es posible en compañía de Maestros experimentados.

Mi crítica es que con mucha frecuencia por las promociones y los pasajes automáticos. Destruyen la calidad de los beneficiarios.

Con demasiada frecuencia, la vanidad es la clave para la cordonitis. Más, yo he constatado en la práctica que pueden ser valiosos y excelentes Masones.

10) A raíz de toda esta actividad del Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia, se está notando una cierta rivalidad entre los practicantes del RF en Bélgica, Portugal, España y Brasil. ¿Por qué este desencuentro, cuando deberían estar uniendo fuerzas?

El Gran Capítulo General del Gran Oriente de Francia no puede tener ni tiene rivalidad con personas, y mucho menos con los grupos que se reivindican “franceses”.

El Congreso de Lisboa de abril de 2011, permitirá aclarar la situación. La Masonería no es un largo río tranquilo! Y esto es conocido desde su nacimiento.

11) Por último, Querido Hermano, cuéntenos en que está trabajando actualmente. ¿Qué planes tiene?

Estoy ocupado desde hace unos cinco o seis años en un gran diccionario sobre el “Mundo Masónico de las Luces (Europa – América)”. En codirección con Cècile Rèvauger, de la Universidad de Burdeos III, a quien debemos una tesis importante sobre la Masonería angloamericana en el siglo XVIII, y recibe contribuciones de 150 a 200 (no se cuantos!) de todas las nacionalidades. Contiene fichas prosopográficas sobre todos los Masones (o que supuestamente lo fueron) celebres de diversas maneras en el viejo y nuevo mundo.

Un punto historiográfico, es que propone al lector conocer el estado de sus conocimientos. Las entradas son a veces largas y siempre acompañadas de una bibliografía. La obra podría estar lista en el año 2012, elaborada por la casa editorial de Honoré Champion (Paris), y en total deben sumar unas tres o cuatro mil páginas.

Yo creo que será muy valiosa y de utilidad, y permitirá a los Hermanos y a las Hermanas familiarizarse con los que les precedieron y han modelado la historia de una institución, que en últimas instancias, se compone de hombres (y de mujeres).


Muchas gracias, Q:. H:. Charles Porset, por haber aceptado este diálogo fraternal. Esperaremos el libro para leerlo.




COMICs