¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

EN DIÁLOGO CON ANCA NICOLESCU

sábado 16 de julio de 2011
EN DIÁLOGO CON ANCA NICOLESCU,

GRAN MAESTRA DE LA GRAN LOGIA FEMENINA DE RUMANÍA
Por Iván Herrera Michel

He dialogado con Anca un millar de veces en medio mundo. Conozco su dolorosa historia de exiliada de la dictadura, a quien le tocó perder a su padre a muy temprana edad al sacrificarse para que ella pudiera salir del país y salvar su vida, y he aprendido a respetar la dura lucha y trabajo Masónico que ha tenido que afrontar para devolver a la Masonería femenina rumana su lugar en la historia como la segunda Gran Logia Femenina del mundo (fue creada en 1922), y vincularla con las principales organizaciones Masónicas liberales del planeta. Y todo esto, superando el gran dolor que le causó la pérdida de su único hijo varón. Le queda una muy bella hija.

Con Anca Nicolescu, Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Rumanía (GLFR), fundada en 1922, y con su esposo André Szakvary, Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del REAA de Rumanía, fundado en 1881, me une una muy buena y ya vieja amistad personal.

Doy testimonio de que mi Querida Hermana Anca Nicolescu es un personaje singular, me consta que ha logrado sus metas y ahora le he pedido un diálogo público que me ha aceptado y ha resultado muy revelador. Veamos sus luces.

1) Mi Querida Hermana y buena amiga Anca. Comencemos por el principio, ¿Quién es Anca Nicolescu en sus propias palabras? ¿Cómo ha sido su vida profana, profesional y Masónica?

Soy Anca Nicolescu, nacida en medio de los ruidos de las bombas de la Segunda Guerra Mundial. Imagínate que mi padrino llegó a llamarme la pequeña “Sirena”, “Alarma” y “Bombita”. Nací en una familia de Francmasones rumanos fundadores y Grandes Maestros de la Gran Logia Nacional de Rumanía (la primera Gran Logia rumana, fundada en 1880), que hoy en día se denomina Gran Logia Nacional Unida de Rumanía.
También mis parientes fueron los que consolidaron el primer Supremo Consejo rumano, fundado en 1881, el que en un par de meses celebrará su 130° aniversario. Mi madre integró el primer Capítulo Rumano Femenino del Grado 18 de del REAA de Rumanía y del Mundo, ya que en aquel tiempo no había otro a nivel internacional. Hablamos de 1923 a 1949.
De Rumanía logré salir por suerte a los 18 años y recibí la nacionalidad francesa y una beca para mis estudios, teniendo la maravillosa oportunidad de poder desarrollarme en un país libre y democrático. Como ya sabes, estudie medicina en Paris en los 70s y tengo un Doctorado en Estadística en Medicina y Biología. También me gradué en el Instituto Barraquer de Barcelona en 1975 y en 1985 como especialista en medicina New Age en Beijing, China.

Mi vida, Querido Hermano Iván, me llevo por el mundo, un mundo en el que aprendí muchos idiomas. Hoy en día hablo rumano, francés, ingles, alemán, castellano, portugués, húngaro e italiano.
Como actividad profesional, te puedo decir que fui Asistente, Directora de Clínica, y Directora Médica de diferentes hospitales de Francia y Alemania entre 1970 y 1996. También estoy orgullosa de ser una de las fundadoras de la primera Fundación Masónica en Rumanía después de 1989. Hablo de la Fundación Solidaridad Cultural Rumana (SCR) Ars XXI (en 1999). Soy actualmente la Directora General de Marketing Management Europe 2000.

Como actividades Masónicas... me Inicie el 22 de febrero de 1969, en la Logia Femenina “La Tolerance” (La Tolerancia), en el Oriente de Nevers, Francia, jurisdiccionada de la Gran logia Femenina de Francia. La ceremonia de iniciación fue... no hay palabras, fue memorable... ¿Te imaginas ser Iniciado en un castillo francés?
Llegué a ser Maestra Masona el 30 de octubre de 1971. Años después, el 20 de diciembre de 1975 me convertí en Caballero (Dama) de Malta y en 1989 recibí el Sublime Grado 33°, de Soberana Gran Inspectora General del REAA.
Mi contribución al desarrollo de la Masonería Femenina en Europa no sé si es grande o pequeña, pero te puedo decir que soy miembro fundadora de varias Logias Masónicas femeninas en Francia, Bélgica (donde también soy una de las fundadoras de la Gran Logia Femenina de Bélgica), Suiza, Luxemburgo. Acerca de Rumanía, te diré que soy fundadora de cuatro de las Logias Femeninas rumanas desde 1989.
Pero mi actividad Masónica no solo tuvo un carácter estrictamente femenino. Fui secretaria de la Cancillería del Supremo Consejo para Rumanía en el Exilio, en Paris, y asistí con mi tío, el Canciller, a muchos congresos de los Supremos Consejos que tienen relaciones con el de la Jurisdicción Sur de USA . Desde 2006 soy la Gran Maestra de la segunda más antigua Gran Logia Femenina en el mundo, fundada en 1922. El año que viene, en 2012, terminare mis dos mandatos y dejaré de ser la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Rumanía.

El proceso de revitalización de la Masonería Filosófica femenina en Rumanía se realizó también gracias al Supremo Consejo de Luxemburgo; logré poner en marcha los trabajos y estuve de refundadora del Capitulo Femenino rumano “Estrella del Danubio” (Steaua Dunarii) constituido inicialmente al mismo tiempo que la independencia de la Gran Logia Femenina en 1922 y que el SCRELUX, ”Estrella del Oriente”.
También, con el tiempo y hasta la fecha, como fundadora logré poner en marcha los trabajos del Areópago femenino “Hyperón” y del Consistorio Femenino (como Presidenta).

Como un resumen y más de todo lo que ya te dije, el día que yo cumplí 40 años de Masonería, la Agencia de Prensa Masónica de Rumanía realizó y publicó un material que cuenta toda mi vida Masónica, celebrando de esta forma mi vida entera en la Orden. Como un paréntesis, aquel artículo es el más leído en internet en cuanto a mi persona y uno de los más leídos artículos en el internet rumano sobre la Masonería.

Como bien sabes, en el año 2009 organicé la Asamblea General de CLIPSAS en Bucarest. El lugar fue el Palacio Real de Rumanía. No sé si los invitados han entendido al 100% el significado de aquel edificio. Para mí personalmente tiene un valor especial, pero para la Masonería rumana y su prosperidad y la democracia del pueblo rumano, aquel edificio representa a una Rumanía que pocos conocieron... La Rumanía!

Recibí muchas veces títulos de Miembro de Honor de varias organizaciones Masónicas por lo cual agradezco a mis Hermanos y Hermanas. Son cosas que no se olvidan. En cuanto al área intelectual Masónica, realizamos en los últimos 20 años más de dos docenas de conferencias y coloquios Masónicos.
El 19 de junio de 2011 fui nombrada Embajadora Mundial de Orden Soberana Militar del Templo de Jerusalén, siendo ya Caballero (Dama) de Gran Cruz.

Pero antes de finalizar esta larga respuesta, quiero decirte una cosa. Una cosa más que importante para mí, no como Gran Maestra, sino como Hermana. En el verano de 2010, en el Perú, he firmado una Tratado muy especial. La Gran Logia Femenina de Rumanía firmó, y entro en la historia definitivamente, con un tratado con el Gran Oriente de Francia. Este partenariado es algo que muchos no entienden ahora, pero a mí que me gusta ver, sentir y vivir en el futuro... Creo que ya me entendiste!

Pero por mucho que he logrado y obtenido me considero todavía una aprendiz que continua aprendiendo a pulir su piedra!!! y a construir, y que considera que el trabajo no acaba nunca!!!


2) Políglota, médica con doctorados, casa propia en Bucarest, París y Canarias, con una sólida posición económica, un esposo que te adora y una muy bella hija ¿Por qué esa pasión por la Masonería cuando podrías estar dándote una vida diferente?
Iván... cuando uno tiene, uno da... ¿o no? Yo te diré una cosa y sin hacer comentarios... la libertad no conquistó al mundo, pero la Francmasonería propagó en el mundo entero sus ideales para un mundo más justo, más bueno y un mundo que viva en la fraternidad!

Mi educación, una educación especial, mi familia, una familia especial, una familia europea antes de la creación de Europa (mis cuatro abuelos eran de nacionalidades diferentes), una familia multireligiosa, una familia no solo de constructores especulativos, sino también operativos, si miramos a través de mis antepasados que participaron en la fundación del estado rumano moderno y democrático, ellos me enseñaron que cuando uno tiene, debe dar a los demás. Pero que cuando uno tiene mucho entonces hay que dar mucho más y hay que ofrecerlo en una forma organizada.

Para mí, la Masonería y no solo ella, es aquella forma organizada para ofrecer a los demás. Vengo de una familia cuyas raíces se pierden en el abismo de los siglos de Europa. Aunque pueda parecer una familia estricta, te diré que fui educada con el pleno sentido de la libertad de conciencia, tuve una educación humanista, cultural y democrática. ¿Dónde mejor que la Masonería para ofrecer todo lo que estoy ofreciendo?!

Yo pienso y siento que la Masonería es una institución de educación a nivel individual y, si se hace bien y correctamente, a nivel de las masas.
En mi Gran Logia, tenemos algo que se llama “educación sistemática”. Es algo particular de nosotras que hemos tomado de la Gran Logia Nacional Unida de Rumanía, muy enfocada en este asunto.

3) ¿Que te ha dejado toda esta larga experiencia y conocimiento de la Masonería?
¿Que me dejo? Ah, pues mira la Gran Logia Femenina de Rumanía... eso me dejó. Tal vez te preguntas por qué?! Iván, es fácil... yo vi y viví en el mundo de la Masonería regular masculina. Yo vi sus éxitos y vi sus errores. El día que yo he tenido el honor de ser electa Gran Maestra, prometí a mis Hermanas que trabajaría para que la GLFR volviera a lucir en el mundo, me juré que nunca en mi vida cometería los errores de los Hermanos que trabajan en Logias estrictamente masculinas. No sé si para ti lo que me dejó todo esto es mucho, pero para mí es casi todo... Porque casi? Pues otro día hablaremos de este “casi”!

4) ¿Cómo era la Masonería en Europa del Este antes de que cayera la cortina de hierro? ¿Cómo trabajó en el exilio?
Mi Querido Hermano, sobre este asunto podría escribir libros y más libros... En una sola palabra era un ejemplo de principios, de disciplina, de Hermandad que hasta parecía utópico...
La Masonería rumana era la más grande y la que más influencia tenía en Europa Oriental. Las personalidades más prominentes de este país, desde los aristócratas y burgueses hasta los intelectuales, políticos, grandes financistas, y hasta los estudiantes más brillantes, eran los que conformaban las Logias en todo el país.

La relación con las Grandes Logias de Estados Unidos, especialmente las de la costa del oeste, con la UGLE, y con las de Francia, Bélgica, Israel y América Latina eran tremendas. Te daré unos ejemplos, haciendo referencia a la Masonería Masculina de Rumanía en cuanto a sus relaciones internacionales, me refiero a la Gran Logia Nacional Unida en Rumanía, que en aquella época se llamaba Gran Logia Nacional de Rumanía.

En 1930 el Príncipe George Valentín Bibescu, en su calidad de Gran Maestro, a través de sus habilidades Masónicas, siendo una personalidad en la vida social de Europa y especialmente de Francia, logra recibir de parte de la UGLE el reconocimiento de la regularidad.
Pero para enfocarme un poco en el área geográfica, te diré que las relaciones con la Masonería de la Argentina, Brasil, México, Cuba, Venezuela y Republica Dominicana etc. eran extraordinarias. Desde el fin del siglo XIX y principios del siglo XX nosotros ya teníamos Grandes Representantes a nivel bilateral.

Como ejemplo concluyente de nuestras relaciones, casi todos los altos dignatarios del cuerpo diplomático argentino acreditados en Bucarest, fueron iniciados en Rumanía y pocos en Argentina. Cuando la Masonería en Rumanía llegó a ser ilegal, y rompimos las relaciones diplomáticas con Buenos Aires, nuestros Hermanos argentinos de Bucarest regresaron a su país donde fundaron, bajo los auspicios de la Gran Logia de la Argentina, que hoy en día tiene como Gran Maestro a Ángel Clavero, la Logia “Sol de Rumanía”. Me parece que hasta hoy en día sigue trabajando, pero no estoy segura de que sea cierto.

Son pocos los ejemplos, pero es edificante ver un 1% de lo que era la Masonería rumana en aquella época.
Como ya sabrás, en la segunda parte del siglo pasado los Masones rumanos lograron exiliarse en Francia. Tienes que entender que en aquella época nuestras dos culturas a veces parecían una sola. Salías a la calle en Bucarest y enseguida escuchabas a los niños hablando más francés que rumano. Desde allá la Gran Logia y el Supremo Consejo lograron recibir amparo siendo reconocidos como Masones en el exilio. Por lo tanto la Luz Masónica nunca se apagó, como dicen algunos. Después que estuvieron seguros de que la Democracia se instaló en Rumanía, regresaron y eligieron un nuevo Gran Maestro y Soberano Gran Comendador en suelo rumano, restableciendo la Masonería Regular y su tradición institucional desde 1880 así como su tradición casi tricentenaria desde 1748, cuando se instaló la primera Logia en suelo rumano. Pero hay que mencionar que los primeros Masones llegaron a Rumanía poco después de 1717, en los años 1720-1730. Nuestros “abuelos” Masónicos son los siguientes y en esta orden: los portugueses, los italianos y los franceses.

Un último ejemplo que te voy a dar es que la Masonería de Israel tiene como varios fundadores a Hermanos Rumanos... Te diré que el primer Soberano Gran Comendador fue un Hermano nuestro de Rumanía... Te diré que esa primera Logia que trabajaba en rumano, sigue trabajando hasta hoy en día y allá el ritual se practica en rumano...
Tenemos importantes figuras Masónicas rumanas en otros países como en Grecia, Italia, Francia y hasta en países como Canadá, Estados Unidos y Argentina...

El año pasado cuando la Masonería rumana celebró 130 años desde su fundación también fueron celebrados 130 de relaciones diplomáticas con Alemania y con Estados Unidos... Y sabes muy bien que en la vida hay pocas coincidencias...

5) ¿Cómo ha sido el regreso de la Masonería a Europa del este después de la caída del muro de Berlín?
Como te dije, la llegada fue rápida. Claro que no era el país de antes, ya Rumanía era una republica, el pueblo ya no confiaba en los intelectuales de hace medio siglo, las autoridades han sido un poco reticentes pero al final todo llego a normalizarse... Y desde ese punto empezó la mezcla de las acciones que unos definen como subversivas y otros como no fraternales.

La Masonería italiana (la del Gran Oriente de Italia que desde su fundación no recibió el reconocimiento de la UGLE) y la Escocista de la jurisdicción sur de USA implantaron en Rumanía Masones hechos a norma. En un solo día hicieron cientos de Masones... no sé como decirte hasta qué grado... ya te imaginarás que hablo de la del REAA. Hay Hermanos en mi país que dicen en broma o hablando serio que llevaban gente de la calle y se les concedían los grados simbólicos y los altos grados...

Mirando ahora atrás, tal vez te puedes reír de la infantil acción Masónica a veces desesperada... Pero una cosa es que ser considerado regular y otra muy diferente tener los documentos originales de la Masonería de 1880 y de 1920 y de 1930 etc. Estos papeles hicieron el exilio junto a sus dueños en Francia y los papeles regresaron con ellos a Rumanía después del 1989. Hoy en día los originales tienen también un único dueño y se trata de la Gran Logia Nacional Unida de Rumanía que guarda en cajas fuertes las pruebas históricas de su descendencia ininterrumpida desde 1880 hasta 2011 y están contentos.

La historia a veces se habla y a veces se comenta, pero lo que queda de todo son los hechos y las escrituras... yo pienso que eso es más importante que las patentes del Simbolismo, del Escocismo y del Memphis-Misraim, porque te tengo que contar dos cosas que te sorprenderán: ellos tenían la patente regular del Memphis-misraim del que era Gran Maestro Garibaldi, y Albert Pike era amigo del fundador de la Masonería Rumanía, Constantin Moroiu 3, 33, 99. Pike fue Soberano Gran Comendador de Honor del Supremo Consejo para Rumanía.
En los demás países, como Rusia, Yugoslavia (hoy dividida en otros países), Hungría, Ucrania, Polonia etc. la Masonería no tuvo la misma suerte que en Rumanía. Hoy en día hay Masonería allá pero no como en mi país. De una cierta forma la Masonería rumana logró conservar su lugar privilegiado en la Europa Oriental.

6) La Masonería femenina Rumana, cuenta con una historia que se inició en 1883, cuando el Gran Maestro de la Gran Logia Nacional, Constantino Moroiu, Inició a sus dos hijas en la Logia "Estrella del Sur". Ya me contaste como sobrevivió la Masonería masculina en el exilio, pero ¿Cómo fue que sobrevivió la Masonería femenina rumana durante la era soviética trabajando en el mismo país? En mi parecer, el mérito de nuestras Hermanas es doble.
La respuesta es parte de la historia de la GLFR y de mi historia personal también. Te contare...

Todo empezó en el año 1883, tres años después de la fundación de la GLN actualmente la GLNUR y dos después de la fundación del SCR. ¿En cuantos países podemos decir que apenas tres años después de tener una Gran Logia masculina empiezan a ser iniciadas las mujeres?!! no solo la Inician, sino que las inician con el mismo Ritual masculino! En Rumanía no se practico nunca el Rito de Adopción!
Constantin Moroiu, el fundador de la Masonería institucionalizada en Rumanía inicia a sus dos hijas en la Logia “Estrella del Sur” (Steaua Sudului), en el Oriente de Mangalia, en las orillas del Mar Negro.
El 6 de octubre del 1888 se funda una asociación femenina filantrópica con base en los principios Masónicos. Años después, los Masones de Rumanía ya deseaban fundar en la ciudad de Lipova una Logia femenina.

En 1922 el Gran Maestro Ioan T. Ulic decide conferir autoridad plena a las Logias femeninas en Rumanía y el 1 de marzo de 1922 se funda la Gran Logia Femenina Independiente. El significado del 1 de marzo en la historia cultural, popular, ancestral de Rumanía es algo interesante, tiene raíces en una época que data de hace más de 2.000 años.
Como verás, nada pasó únicamente porque tenía que pasar, sino que todo tuvo su simbolismo. Fue una primicia mundial en la historia de la Masonería, porque así nació la primera GLF independiente y la única que trabajaba en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

En 9 de octubre del 1923 en la revista PAZA se menciona la existencia de la GLFR y en 1925 se presentó un informe extraordinario ante la Asociación Masónica Internacional – AMI - (con sede en Suiza), en donde se hablaba de la GLF de Rumanía. Como sabes, la AMI era la más importante organización Masónica internacional en aquel tiempo en Europa y en el mundo entero. Se parece mucho a la aspiración de hoy en día de CLIPSAS.

En el Museo Masónico de Ramnicu Valcea hay un mandil gravado con el nombre de la Venerable Hermana Smaranda Maltopol, que fue Presidenta del Primer Capítulo rumano del REAA. Se trataba del Capitulo “Estrella del Danubio” (Steaua Dunarii).
Te tengo que decir otra cosa que nuestros Hermanos Masones de Rumanía lograron. Rumanía fue uno de los primeros países del mundo, después de la Primera Guerra Mundial en conceder a las mujeres el derecho al voto. Eso pasó en el año 1927, a tan solo cinco años después de la fundación de la GLF.

Hay muchas Hermanas que llevaron la Luz encendida durante la época comunista, porque la GLFR nunca dejo de existir, ya que la asociación no fue borrada del registro del tribunal de Bucarest y por que las Hermanas siempre se juntaban cada dos semanas en la casa de una u otra, para hacer sus Tenidas, teniendo como “disculpa” el hecho de que “se estaban reuniendo para el té”. Entre estas Hermanas que hicieron la historia de la GLFR te menciono algunas: Agepsina Macri Eftimiu, Bucura Dumbrava, Zoe Pallade, Smaranda Colonel Maltopol, Mariana Huch, Elena Roza Prager, Georgeta Davidescu etc.
Gracias a ellas, y a nuestros trabajos anteriores al año 2000 hemos logrado reubicar a la GLFR en el paisaje social. Después del año 2000, ellas y nosotras, las que fuimos Iniciadas afuera, hemos logrado hacer de la GLFR lo que tú ves ahora.

El año que viene festejaremos 90 años de nuestra fundación y espero, Querido Hermano, que este festejo reunirá los Hermanos y las Hermanas de todos los continentes para lograr una gran Cadena de Unión universal.

7) Mi Querida Hermana Anca, gracias a tu incansable actividad de cuarenta y dos años ininterrumpidos de vida Masónica, has pisado varios callos Masónicos en tu propio país. En el fondo, ¿Qué crees que están pensado de ti los Masones y las Masonas de Rumanía? ¿Cuál será la memoria de tu paso por la Masonería?
Ah! Iván, esto es difícil de contestar ya que las opiniones son muy diferentes!! En la vida Masónica como en la profana encuentras amigos, compañeros, admiradores a lado de los posantes y criticones.
Lo cierto es que tengo el honor, el placer y orgullo de haber escrito una página en la historia moderna de la Francmasonería rumana en general y de la Francmasonería femenina en particular.

Espero que haya participado al lado de mis Hermanos de la Gran Logia Nacional Unida de Rumanía, fundada en 1880, en la consolidación de una imagen positiva de la Orden en la consciencia de la sociedad civil rumana y en el mundo Masónico mundial, sea donde sea.

8) Te confieso que siempre he querido hacerte esta pregunta y se me olvida cuando hablamos. Tú eres una persona de mente abierta y liberal, que has ayudado a levantar Columnas de Logias en Francia, Bélgica, Suiza, Luxemburgo y Rumanía, ¿Por qué estás en una Obediencia femenina y no en una mixta? ¿Casualidad o convicción? Tiene que haber una explicación.
Muy simple. Fui iniciada en la Gran Logia Femenina de Francia, una Gran Logia eminentemente femenina donde conocí mujeres de alta calidad moral, intelectual con quienes he compartido mis años de juventud. Me di cuenta que con toda la diferencia social intelectual o profesional era mucho más fácil hablar de un problema sin traer entre nosotras la eterna lucha entre Ying y Yang.
Al llegar a Rumanía de todo modo se trataba de una Gran Logia histórica y estrictamente femenina.
Pero mi experiencia me hace decir que hay sitio para todos y que cada uno se tiene que incorporar en la asociación en la cual se siente feliz sea masculino, femenino o mixto.

Es más, te diré que yo he trabajado toda mi vida en colectivos mixtos, en donde las mujeres eran minoritarias y siempre me sentí muy a gusto. La lucha por la igualdad de oportunidades no ofreció un problema para mí como no lo hay ahora para mis Hermanas de la GLFR.
Estamos todas conscientes de que valemos lo que somos y que tenemos que demostrar nuestro valor igual al de los hombres, sin pedir clemencia o rebajas de obligaciones o de responsabilidades

9) Mi Querida Hermana Anca, te he repetido algunas veces, medio en broma, medio en serio, que para la Masonería progresista de Latinoamérica tú ya juegas de local. Hasta eres Miembro de Honor de CIMAS. ¿Por qué ese interés en nosotros de este lado del Atlántico?
Iván, te puedo hablar horas, escribir un par de libros y aun quedaría algo pendiente de contarte acerca de este asunto! Pero trataré de ser corta en esta respuesta. Tuve la visión de lo que iba ser vuestra lengua y cultura que muchas veces se confunden con los principios de vuestros Libertadores, de nuestros Hermanos de origen latinoamericano. Yo acostumbro mirar a la Masonería con una perspectiva de cinco a diez años, porque la Masonería significa futuro y no pasado.

10) Alguien como tú, que ha conocido desde pequeña a la Orden Masónica y que ha frecuentado Logias, Grandes Logias y organizaciones Masónicas regionales en América, Europa y África, así como a otras de vocación universal de la talla de CLIPSAS, que ha presidido una veintena de Coloquios Masónicos, que es Miembro de Honor de diversas organizaciones Masónicas multilaterales, y un largo Etc. A estas alturas de lo que has comprendido, ¿Qué consejos le darías a una persona recién Iniciada en la Masonería?
Que son el futuro... y no solo esto!!! Lo básico es ser tolerante y comunicar, comunicar, comunicar. La Masonería sin la comunicación no podrá superar este siglo. La Masonería sin el consenso se hundirá más en este siglo que en el anterior.
Hay que sentir placer puro al practicar la Masonería, y los recién entrados tienen que saber que si no se sienten a gusto, entonces no hay que esforzarse sino que entender que cada uno de nosotros tiene virtudes y debilidades, pero que no todos logramos saber si somos buenos para la Masonería o para otra cosa.

La Masonería no se aprende, ella se vive, se siente, se expira... la Masonería se refleja en el cuerpo y en el espíritu del Mason, de sus acciones en el mundo profano. O eres un verdadero Mason o simplemente no lo eres y punto. Ser Mason significa tomar la vida en serio, regalar con todo tu ser todo lo mejor de ti para una causa, perseverar en tus acciones.
Y hay una cosa mas... si no logramos ser ejemplos en la vida Masónica, profana, personal y profesional, entonces no nos vayamos a quejar si después de 10, 20, 30 años, vemos el desastre cayendo encima de nosotros. Es bueno tener los ejemplos de nuestros antepasados pero no podemos vivir de aquellos éxitos. Hay que tener los nuestros para que nuestras Hermanas después de 100 años más nos vean a nosotras igual que vemos nosotras a las Hermanas de los años 1920, 1930 y 1940.

No tenemos que olvidar que la misión principal de la enseñanza Masónica consiste en preparar a los que tocan su pórtico para su vida Masónica, proporcionar conocimientos, inculcar el de la iniciativa, del espíritu creador, de la ética y la moral, desarrollando el sentimiento de la fraternidad en la Orden, y en especial preparar para el trabajo socialmente útil.

Y por último no olvidar nunca que la Orden le pide a una elite que prepare a la elite del mañana!!!

Mi Querida Hermana Anca, bien sabes que, como siempre, ha sido un placer dialogar contigo.

El gusto fue nuestro, ya que al hablar conmigo como Gran Maestra, hablaste con mis, con tus, con nuestras Hermanas de la Gran Logia Femenina de Rumanía. Porque ellas son parte también de esta historia.

COMICs