¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

La Masonería en La Plata también es cosa de mujeres

Fundan la primera logia mixta en la larga historia de la institución
en la Ciudad

"Ser masón hoy es una búsqueda. Una búsqueda de conocimiento. Y la
masonería es, como es tradición, una escuela de conocimiento en donde
se busca desarrollar el libre pensamiento". La que habla es Celina
Borau (36), contadora platense y protagonista de un hecho singular en
la larga historia de la masonería de La Plata: la creación de la
primera logia que incluye mujeres. Una logia mixta que será fundada
el próximo sábado en un lugar no revelado de la ciudad, de acuerdo a
los ritos que caracterizan a la masonería y que se remontan a la edad
media tardía.

El nacimiento de la primera logia masónica mixta platense se enmarca,
según indica la antropóloga platense e investigadora de la UNLP,
María Carlota Sempé, en un resurgimiento de la masonería en el país,
cuyo número de logias proliferó en los últimos años hasta sumar
alrededor de medio millar. Un crecimiento que la misma investigadora
relaciona con el debilitamiento de los partidos políticos.

En La Plata, y según Borau, actualmente hay alrededor de medio
centenar de masones activos, divididos en dos logias. Una masculina y
otra, la mixta que entrará en actividad el sábado.

HOMBRES Y MUJERES EN PLANO DE IGUALDAD

La nueva logia se vincula a la Orden Masónica Mixta Internacional "El
Derecho Humano" (Le Droit Humain), explica Borau y agrega que ese
agrupamiento nació a fines del siglo XIX en Francia con una idea
innovadora: la de poner en un plano de igualdad a hombres y mujeres.
Antes de ese acontecimiento histórico, las logias masónicas admitían
solamente a hombres.

Según Sempé, en la Argentina funcionaron, en el apogeo de la
masonería, logias femeninas que se desarrollaban como "grupos
adoptivos" de las masculinas (como "Las Hijas de Osiris", que se
reunía a principios del siglo XX). Algunas prominentes mujeres
platenses habrían integrado esas logias, que se reunían en Buenos
Aires.

Celina Borau explica que la logia mixta que se fundará el sábado en
la Ciudad, será la quinta en su tipo del país. Está integrada por 17
miembros, entre hombres y mujeres, y todos tienen entre 18 y 75 años.

La logia se llama "Ciencia 1858" y responde a la Orden El Derecho Humano,
nacida de la logia creada en 1893 en Francia por la periodista María Deraismes
y el médico Georges Martín, que agrupa actualmente a
alrededor de 30.000 miembros en más de 60 países de los cinco
continentes, según indican sus inspiradores locales.

"Frente a otras obediencias, la orden Le Droit Humain, se diferencia
por tres elementos", dice Borau, "el carácter mixto de las logias, el
internacionalismo y la continuidad iniciática. Así mismo el rito de
esta orden corresponde al más practicado en el mundo, el Rito Escocés
Antiguo y Aceptado, pero al contrario que otras obediencias, nuestra
Orden ofrece un camino iniciático único, cuyos grados son
administrados por un Supremo Consejo para todo el mundo".

La logia tiene a su vez, muchos aspectos similares a las logias
masónicas tradicionales argentinas: "como toda francmasonería
liberal, trabajamos por la búsqueda de la Verdad, el progreso de la
humanidad y la realización de la triple divisa: 'Libertad, Igualdad y
Fraternidad'". Y comparten con las escuelas tradicionales el apego al
simbolismo y la alegoría típicos de la masonería.

Según las platenses que integran la nueva sociedad, cada logia de la
Orden trabaja en su idioma y cada cinco años se hace un encuentro de
los dirigentes (Maestros) en París.

LA MASONERIA EN EL SIGLO XXI

La masonería es definida por sus cultores como una institución moral,
filosófica y filantrópica que intenta construir un espacio de
reflexión e igualdad para que los hombres proyecten sobre las
sociedades sus mejores cualidades. Y aunque hoy trabaja "a través de
una política de puertas abiertas", por tradición histórica conserva
algunas premisas secretas, como la de no revelar sus ritos de
iniciación, el lugar donde se reúnen algunas logias o la identidad de
muchos de sus integrantes.

La masonería platense se remonta al nacimiento de la ciudad y logias
como "Luz y Verdad" y "La Plata 80" (en la que participó, entre
otros, Pedro Benoit) nacieron en la época de la Fundación.

La institución alcanzó su pico de adeptos en La Plata en los primeros
años del siglo XX, cuando sumaban alrededor de 500 reunidos en 17
logias en las que llegaron a enrolarse los principales dirigentes de
la Ciudad, como Dardo Rocha o Joaquín V. González.

Así surge de un trabajo realizado por un grupo de científicos de la
facultad de Ciencias Naturales y Museo integrado por Carlota Sempé,
Antonia Rizzo, María Rosa Catullo y Susana Shimko, quienes salieron a
rastrear las huellas de ese apogeo masón en la ciudad y las
encontraron en el trazado platense, en los edificios públicos y hasta
en el cementerio, donde es profusa la arquitectura funeraria que
remite a la masonería.

COMICs