¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Un hacha para cortar… las manos de los ladrones.



El día 11 de julio del 2011, se va a conocer en la historia universal masónica, como el día de las profecías y el día 15 de julio del mismo año, como el de la ratificación de la profecía, siendo el día 16 reconocido como el día Sublime de la Inmoralidad generadora en el supremo consejo del grado 33 de Cuba.

No hace falta hacer historia por ser altamente conocida y estar en internet, de la causa contra del vejete octogenario soberano del grado 33 de cuba, el hermano por estar iniciado y no por merecer llamarlo así Jesús Luciano Armada y que da Pena que lleve ese apellido, el que pudo retirarse con algo de prestigio y cuando se retire o cuando lleguen a IPH en el grado 33, masones de Moral, de prestigio y le apliquen el: ARTÍCULO 14.- Al cumplir los ochenta años de edad y de acuerdo con dedicación y actuación, los Grandes Inspectores pasará a la condición siguiente: Pasado Activo Soberano Gran Inspector General, Pasado Activo Soberano Gran Inspector General Eméritus, Pasados Gran Inspector General Supernumerario, Pasado Gran Inspector General Supernumerario Eméritus… Copia textual de la constitución del grado 33, (que el mismo propuso y aprobó para pasar a esa condición, a muchos de sus contrarios); ésta sesión es tan histórica ya que inclusive no tuvo la asistencia que normalmente tiene el supremo, (muchos faltaron para no participar del estiércol que inundaría el templo); yo lo pude comprobar con mis propios ojos, incluyendo a muchos IPH que faltaron para no participar de la obra teatral y que más bien parece ser escrita por Shakespeare y donde solo faltó interpretar y decir: to be or not to be; that it is the question; y los GIG Supernumerarios, que solo tienen derecho a ver, oír y callar y que son: más de la mitad de ciudad de la Habana y los de Habana Campo faltaron también para no ver la obra de los miserables de Víctor Hugo, Pero todo lo que “Profetizó” Tubalkain el día 11 de julio de este año, sucedió, solo con pequeñas variantes como fue lo siguiente:

1) Violándose la constitución del Supremo Consejo del grado 33 (la ultima aprobada)…olvidando estos IPH VIOLADORES DE LEYES, que ya se discutió en el supremo cuándo ellos mismos al recibir del gran mameluco mongo meneo, la denuncia que envió para el supremo…(ellos reunidos determinaron que el vejete octogenario soberano del grado 33, no había cometido delito, por la comisión nombrada por IPH 66)…y en el sábado 16 de julio del 2011…vuelven a la obra de Víctor Hugo y dramatizando a los miserables y nombran nada menos que a: Cuesta (aspirante a Soberano), a: Adalberto (Aspirante a Tte. Comendador) a: Lazaro Gonzáles (aspirante a gran tesorero, para seguir con la plata, el oro y pidiendo cuc.) y digo aspirante porque ya casi lo son y cuando le den el trono a cuesta, ya estarán coronados lo son porque son promesas me apoyas y luego te nombro y hacemos el teatro de elecciones.

2) Eligieron a Leopoldo Vázquez, el hombre que nunca debió aceptarlo la masonería, por su historia de mentiras, por sus falsedades de Scouts, por el plagio que comete indiscriminadamente para parecer como escritor y académico y hombre de cultura, siendo despreciado hasta por su propia familia por egoísta y fantoche, además de ser un inepto en secretaria y menos para llevar la del Supremo, pero los resultados lo verán después, solo le daremos un año.

3) Y nombraron a Vera IPH, otro masón tan inmoral, que tuvo que irse de su madre Logia Hijos de América y solo logró el nombramiento, por haber estado lamiando las botas de Cuesta.

Gran razón tienen distintos escritores de la internet como Solís, Hatache, Tejador, Abimelec y entre ellos, el IPH José A. Perez Gallo, que con su artículo del viernes 15 titulado “Nuevo Escándalo en la Masonería de Cuba” retrata a todos los inmorales el día antes, pero yo parafraseando a Jesusito en una parte de una espinela, donde decía: “ Si cobrando afectaciones… la vida nos deja usar…un hacha para cortar… las manos de los ladrones…” y bien puede decirse ladrones, que violan las leyes a derecha e izquierda, ladrones que no respetan ni a Minerva, ni a Hércules y mucho menos a la Venus; tampoco respetan la honestidad, ladrones de la democracia, ladrones de la injusticia, ladrones de la moral que solo saben robar para tirarlas al precipicio e imponer la inmoralidad, unidos sí, unidos en un Clan malvado, atropellando al humillado, al masón puro y honrado que algún día les cobrará, la peste que le han echado estos dobles inmorales imitadores del Cagliostro que hace poco nos dejó.

Ya los masones simples se están quitando las vendas y vislumbran la verdad, ya saben que roban, mienten y falsean la verdad de sus intenciones, pero solo falta ya: “Un hacha para cortar… las manos de los ladrones”. -tubalkainpress@news.fr/2001/17/07

COMICs