¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

DISCURSO DEL DUQUE DE BRUNSWICK


DISCURSO DEL DUQUE DE BRUNSWICK

Gran Superior de la Orden Interior y Gran Maestro de todas las Logias
31 de Julio de 1782

Un texto histórico y de evidente vigencia sobre las cualidades morales de un
masón.

Para trazaros el perfil del verdadero Masón, es preciso que esté provisto de
las cualidades siguientes:

· De una verdadera creencia en Dios sin hipocresía.

· De un amor verdadero y puro por su Divino Redentor, única fuente
de todo bien.

· De una rectitud de corazón perfecta.

· De un verdadero amor activo hacia el prójimo.

· Del verdadero conocimiento de cómo la verdadera formación del
Corazón debe hacerse y cómo se puede llegar a buscarla y a examinarla junto
a los demás.

· De una beneficencia en su sentido más amplio.

· De una verdadera & depurada caridad hacia todo el mundo, sea amigo
o enemigo. De una amenidad en el comercio de la vida.

· De un verdadero amor al prójimo.

· De un humor social.

· De una ausencia total de envidia.

· De una ausencia total de celos.

· De evitar toda sospecha.

· De cumplir exacta y religiosamente todos los compromisos tomados
como Masón, así como aquellos otros contraídos en su estado civil.

· De ser desinteresado.

· De renunciar a todo amor propio exagerado e indignado.

· De renunciar al orgullo, fuente única y principal de todo el mal
que hay en el mundo.

· De no ser rencoroso.

· De trabajar sobre todo en el verdadero conocimiento de uno mismo y
de no ser indulgente con esta tarea.

· De trabajar día tras día en mejorar su corazón y hacerlo más
sensible si aún no lo es, y

· De persistir en el cumplimiento de todas estas virtudes hasta el
final de su carrera.

Aquel que cumpla, mis queridos Hermanos, estas reglas escrupulosamente es un
verdadero Masón y a la cabeza de esta especie de Masones yo estaré con gusto
y con satisfacción.

Renuncio solemnemente a todo lo que es contrario a estas virtudes. Si todas
estas virtudes son ejecutadas exactamente por cada uno en tanto le sea
posible, necesariamente resultará de todo ello, como mayor y única ventaja
que los miembros de esta respetable Sociedad se perfeccionarán y se ocuparán
preferentemente a cualquier otra, de cosas dignas del Gran Arquitecto del
Universo y a lo que pueda tender al verdadero bienestar de la humanidad,
teniendo como consecuencia que la miseria y las necesidades de los
desdichados serán socorridas y los injustamente oprimidos serán asistidos,
encontrando un verdadero asilo junto a nosotros.

Ferninandus a Victoria, In Ordine

COMICs