¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

¿EL HOMBRE NUEVO ó EL MISMO HOMBRE SOCIAL?


Desde el advenimiento del hombre como género humano han coexistido antivalores como la envidia, el perjurio, el ego, el rencor, la infidelidad, la frustración, la traición entre otros, también han existido valores como la lealtad, la filantropía, la empatía, el agradecimiento, el respeto, el amor, la fraternidad entre otros, conocidos por todos. Estos valores y antivalores siguen siendo igual desde el advenimiento del hombre como género humano.

Desde su advenimiento el hombre como género humano no ha evolucionado ¿En que ha evolucionado?

El hombre como género humano ha sido igual hace 3000 años, hace 2000 años y hasta el día de hoy sigue siendo igual, con sus mismos valores y sus mismos antivalores.

¿Será correcto medir la evolución del hombre porque ahora tenemos inventos tecnológicos que antes no habían como los celulares, la internet, los satélites, los aviones, los vehículos, los avances de medicina, la televisión y muchos otros que facilitan la vida cotidiana del hombre?

¿El hombre ha evolucionado? ¿Ha involucionado? Adolfo Hitler creía en un hombre superior, hablaba de la raza “aria” ¿Se refería Adolfo Hitler a un hombre nombre? Su búsqueda de un hombre superior lo condujo hacia propia auto destrucción, la ruina de su pueblo y hacia el holocausto.

Las Sagradas Escrituras dicen que solo Dios pudo hacer al hombre y lo hizo a imagen y semejanza de él. El hombre hace tres mil años pensaba en Dios como Gran Arquitecto del Universo, como Todopoderoso Creador del Cielo y de la Tierra y hoy sigue siendo igual o ¿ha cambiado en algo? ¿Entonces, de que trata la teoría de crear un hombre nuevo?

Es necesario el énfasis de que el hombre como género humano a través de los principios, los valores y las buenas costumbres puede conducirse hacia una sociedad mejor, en primer lugar y con prioridad pudiendo llegar a ser mejor hijo, mejor padre, mejor hermano, mejor esposo, mejor vecino, mejor ciudadano… En forma activa y pedagógica, venciendo las pasiones, cavando calabozos para los vicios, para el fanatismo y para el fundamentalismo, nunca siguiendo hombres, siempre haciendo esfuerzos para someter la voluntad para lograr la visión de una ética social, empezando por ser honestos con nosotros mismos entendiendo la honestidad como la coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace…

Raile Regnault

COMICs