¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Setenta años después, una logia masónica en La Pampa

Luego de casi setenta años sin actividad formal, a partir de hoy la masonería reactivará su presencia en La Pampa con la visita del Gran Maestre de la Gran Logia de Argentina, Jorge Clavero, la celebración de dos reuniones y la instalación del primer taller de trabajo para los masones de Santa Rosa. La masonería en nuestra provincia se inició a fines del Siglo XIX, mantuvo sus actividades durante más de medio siglo y produjo la conformaciones de varias logias locales, antes de declinar definitivamente en 1938, a causa de persecuciones políticas.

Si bien la masonería recobró impulso en nuestro país y en los últimos años duplicó la cantidad de sus miembros, La Pampa es la única provincia que no registra actividad masónica. Al menos, hasta hoy, porque la visita de la máxima autoridad nacional está destinada a reactivar el trabajo y retomar la presencia en territorio pampeano, mediante la celebración de dos reuniones y la instalación de un taller donde los masones locales puedan desarrollar sus encuentros de trabajo.

El actual propósito de la Gran Logia de Argentina es sumar a los "hombres libres y de buenas costumbres" para trabajar en pos de lograr la fraternidad universal y el perfeccionamiento moral e intelectual de los hombres. Desde su fundación, en 1717, la masonería moderna se define como una institución filosófica, filantrópica y progresista, destinada a mejorar la vida de la humanidad a través de un método racional de perfeccionamiento espiritual.

Una logia autonomista.
Durante el período fundacional de nuestra provincia se conformaron varias logias masónicas. Una de las más importantes, con sede en Santa Rosa y de actividad intensa y prolongada, fue la "Logia Independencia de La Pampa Nº 303", creada con el propósito de conseguir la autonomía política del territorio nacional mediante su provincialización. Los masones de Santa Rosa se reunían aquellos años en un galpón ubicado en Sarmiento 48, entre Pellegrini y Avellaneda, más precisamente donde actualmente se ubica el local de una gran cadena de ventas de artículos del hogar.

Una imagen de la época, tomada a mediados de los años 30 por el fotógrafo Martín Martínez, muestra un numeroso grupo de masones con sus correspondientes mandiles y collarines, entre los que pueden reconocerse Joaquín Fernández (h) primer director de la Escuela 180, y su padre de mismo nombre, Benedicto Bengoechea, Daniel Bensusan, Juan Santos, Ramiro Amigo, Cordes, Pedro Chávez, M. De La Mata y Martín Martínez. Cuando la logia dejó de funcionar, entre 1937 y 1938, se terminaron las actividades, aunque nunca dejó de haber masones en La Pampa.

La llegada del Gran Maestre Jorge Clavero, un despachante de Aduana que fue ungido con la máxima jerarquía del país en 2008 y ejercerá el cargo durante tres años, pretende poner fin a tantos años de ausencia en esta provincia. Entre hoy y mañana se realizarán dos reuniones en una finca de Toay, con masones locales y de otros puntos del país. Mañana a la mañana los masones colocarán una ofrenda floral junto al monumento al Libertador José de San Martín, Gran Iniciado de la orden.

COMICs