¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

FENIX ENTREVISTO AL I:.P:.H:. JAVIER OTAOLA - PENSAMIENTO LIBERAL Y ADOGMATICO DE LA MASONERIA DE LENGUA HISPANA. Parte I

FENIX tuvo oportunidad gracias a la cortesía de nuestro dilecto H:. Ángel Gigante entrevistar al I:.P:.H:. Javier Otaola, 33◦, fue una extensa pero académica conversación masónica donde nuestro ilustre entrevistado explica detalladamente su visión de nuestra augusta orden de manera franca. Javier Otaola, el masón muestra en cada respuesta a FENIX su pasión analítica dibujando con presión maestra la bitácora que deberá seguir la masonería liberal y adogmatica de lengua hispana. FENIX, ha escuchado al maestro y hoy compartimos para todos los hermanos esparcidos sus palabras. Queremos reiterar que el I:.P:.H:. Javier Otaola, es un excelente profesional y masón, con cualidades y calidades morales y éticas reconocidas en casi toda España. FENIX se ha sentido sumamente honrado en poder lograr esta entrevista.

«Yo creía que la masonería era una especie de ateneo librepensador donde la gente se reunía para discutir con una serie de solemnidades, pero luego descubrí que tenía mayor calado, que era una invitación a una reflexión filosófica profunda y a unas relaciones fraternales muy intensas, y eso me fue enganchando. De hecho, en el rito de iniciación me llevé una sorpresa de la que todavía no me he repuesto. Pensé: Cómo es posible que esta gente tan seria se ponga esa ropa y haga estas cosas, pero luego comprendes que el rito y la parafernalia son elementos simbólicos cargados de sentido. Que el factor sorpresa es necesario, porque donde no hay sorpresa, ruptura de lo conocido, no puede haber salto ni esclarecimiento».
Extracto de XLSemanal Nº 994
Javier Otaola
País: España
Nacimiento: Bilbao, 20 de Febrero de 1956

Licenciado en derecho y escritor, Javier Otaola traslada a la literatura sus grandes pasiones, la novela negra por un lado y también el mundo de la masonería, a la que pertenece.

Actualmente es síndico defensor vecinal de Vitoria-Gasteiz

Alumno de los jesuitas durante el bachillerato realiza también sus estudios universitarios en la Universidad de la Compañía de Jesús en la Universidad de Deusto donde se Licencia en 1977. De esa larga relación con Loyola y sus discípulos guarda una espiritualidad barroca y herética que se ha ido madurando en la lectura de novela negra y teología luterana.

Ejerció como Abogado de los Colegios de Bilbao, Vitoria y Madrid 1978-1982 en ese desempeño aprendió a practicar la bondad astuta que predicaba el clásico Ulises, esposo de Penélope, pero se cansó pronto.
Su afición a la novela policíaca y la búsqueda de emociones fuertes le llevó a ser Profesor de Derecho de la Academia de la Ertzaintza- Policía Vasca en la primera Promoción 1981-1982. Ha sido Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno Vasco desde 1982 (actualmente en comisión de Servicios Especiales como Defensor Vecinal en Vitoria-Gasteiz.)

Sus inquietudes filosóficas y asociativas le animaron a iniciarse en masonería en la Logia La Tolerancia en Bilbao precisamente en 1981 en el año del fallido golpe de Estado del Teniente-Coronel Tejero. En eso de la masonería llegó a ser Gran Maestro de la Gran Logia Simbólica Española (masonería española) 1997-2000 y es también Miembro del Supremo Consejo Masónico de España 33º.

Participa además en otras asociaciones como Asociación de Escritores de Euskadi, Gesto Por la Paz, Ayuda en Acción España, la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País y otras.

Colaborador de Prensa (EL CORREO, EL PAIS…) y Revistas (CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA)

Autor de La metáfora masónica. Razón y Sentido. Hiria. 2000
La laicidad, una estrategia para la libertad. Ed. Bellaterra. 1999
En el umbral de la logia. Colección Tres Puntos. 2003.
Testutxoak.- Hiria 2007
Ciudadanía e identidad. Ediciones del Laberinto. Madrid, 2007
Fragmentos de un discurso masónico. 2009, Editorial masonica.es
La masonería en persona(s), 2009 en colaboración con Valentín Díaz. En editorial masonica.es

Y de las novela policíacas
Brocheta de Carne. Hiria. 2003,
As de espadas. Ed. Viamagna, Barcelona, 2009, en la que relata la investigación llevada a cabo por la inspectora de la Ertzaintza, Felicidad Olaizaola.

1.-. ¿Cuántos años en la fraternidad?

Me inicié en Masonería en 1981, en Bilbao en el triángulo Tolerancia. El próximo año 2011 haré treinta años de masonería.

2. ¿A qué hermano/a recuerda durante estos años y que haya sido ejemplo de fraternidad, igualdad y libertad de conciencia que lo ha marcado?

Recuerdo a muchos, la mayor parte de ellos anónimos, aunque algunos famosos como Daniel Beresniak(1), cuya obra me ha influído claramente, o a José Luis Cobos, cuyo trato personal y pensamiento masónico han sido para mí iluminadores; puedo distinguir además a un grupo de hermanos y hermanas diversos y contradictorios, que felizmente he conocido y a los que me une una especial relación de afecto y amistad y cuya sola existencia me enriquece como ser humano: Fernando, Ivan Michel, Ascensión, José Antonio, Alfredo, Pedro, Juan, Valentín, Nacho, Luis, Ilia, Amando, Joan Francesc, Roger, Begoña, Alfonso, Francesc, Alain, Susana, Jesús Mari, Ema, Ana, Brenno, Bernadetta,…

3. De los varios libros y trabajos masónicos desarrollados durante tu vida en la Orden cual crees que tiene más significación en tu vida masónica.

Mi obra personal, mi reflexión sobre la masonería se ha acumulado en las varias ediciones de mi libro La Metáfora masónica. Razón y Sentido (2). En este libro pretendo demostrar cómo la reflexión masónica, que de una manera no académica sino personal e intuitiva hacemos en las logias tiene su correspondencia con las grandes corrientes de pensamiento filosófico que se construyen en la Academia: existencialismo, raciovitalismo, hermenéutica…y que podemos enriquecer nuestro trabajo en logia leyendo a autores como Pico de la Mirandola, Montaigne, Heidegger, Ortega y Gasset, Fernando Savater (3), Salvador Pániker (4) o Andrés Ortiz-Osés (5).

Sin embargo creo que otro libro, realizado en colaboración, tiene un gran valor como “espejo” de lo que la masonería española es, hoy en día, en el modo de ser de sus miembros; el libro que he escrito en colaboración con el hermano Valentín Díaz, que fue corresponsal internacional de TVE durante muchos años: La masonería en persona(s).(6) Es un libro que permite un acercamiento a la masonería de una manera distinta más empírica, a través de las vidas y las peripecias personales de un grupo de hombres y mujeres de hoy.

4. ¿Cómo podemos ver la masonería hoy en el siglo XXI y cuanto podría cambiar en el futuro?

La masonería realmente existente es una realidad variada, diversa y en gran medida contradictoria dependiendo del continente, el país, o el rito que practique. Más que de masonería debiéramos hablar de masonerías. Es muy difícil dar una visión panorámica y unitaria de un fenómeno tan plural. En mi blog procuro señalar y en la medida de mis posibilidades comentar algunos datos, noticias, libros y realidades de la masonería que merecen mi mayor aprecio o al menos mi interés, pero es muy difícil para una persona particular y con sus solos medios tener un conocimiento razonable de la multitud de aspectos y novedades que afectan a la masonería en todo el mundo.

La masonería ha de reinterpretarse constantemente pero manteniendo al mismo tiempo aquello que le es esencial: su método de reflexión colectiva, y su lenguaje simbólico, sus formas iniciáticas que buscan despertar en cada ser humano, varón o mujer, la conciencia de su propia originalidad y le empujan a descubrir y realizar la mejor versión de sí mismo.

5. ¿Cuál es tu criterio de las organizaciones masónicas supranacionales como CLIPSAS (7) y las que se están dando en Europa y en otras continentes actualmente?

En el seno de la masonería liberal es muy importante el papel que juegan las organizaciones masónicas internacionales porque son esas organizaciones las que de una manera multilateral materializan la universalidad de la cadena de unión y no de manera unilateral como es el caso en la masonería de regularidad inglesa; además se establecen referencias amplias e inclusivas de reconocimiento, que son fundamentales para reconocernos como masones, porque no todo lo que se etiqueta con ese nombre responde siempre y necesariamente a unos mínimos de autenticidad y de razonabilidad masónicas.

De entre todas las organizaciones internacionales para mí la más importante es precisamente CLIPSAS (8), por su antigüedad, por su vocación global, y por venir indisolublemente unida al denominado Llamamiento de Estrasburgo (9), que es un documento que puede parangonarse en importancia a las Constituciones de Anderson.

6. ¿Cómo ve a la masonería latinoamericana?

Las masonería latinoamericana tiene todos los rasgos y problemas que tiene el espacio geográfico, cultural y político que podemos llamar Latinoamérica: división regional, potencia demográfica, riqueza cultural y natural, verbo fácil y sociabilidad cálida, geografía dificultosa, debilidad de sus estructuras económicas, corrupción de sus élites y tentaciones populistas, conflicto entre indigenismo y post-modernidad, inestabilidad política, desarrollo económico desigual, grandes injusticias sociales, extremismos ideológicos enfrentados, violencia social y política...todas esas circunstancias, condicionan, pesan sobre, y dividen a la masonería.

En realidad no existe UNA Latinoamérica, existen varias: no es lo mismo Méjico, que Honduras o Panamá , no es lo mismo Brasil que Bolivia, no es lo mismo Chile que Perú o Costa Rica, no es lo mismo Cuba que Argentina...A mi juicio es completamente imposible dar una idea unitaria de Latinoamérica y menos aún de la masonería latinoamericana.

De todas formas, y a pesar de su parcialidad diré una cosa. Sólo conozco la masonería latinoamericana por algunos de sus escritos y publicaciones, mi visión es limitada, pero me atrevo a dar una impresión, a sabiendas de su limitado valor. En general mi impresión es que la masonería en los países latinoamericanos está muy asociada al imaginario político de la Emancipación y eso ha hecho que de una manera natural las Grandes Logias y Grandes Orientes no se entiendan a sí mismos como Sociedades de Pensamiento, no tienen, normalmente, un entendimiento filosófico del método masónico. Las Grandes Logias y Grandes Orientes se entienden más bien como Sociedades patrióticas, o como Ligas políticas -es paradigmático el caso de Méjico y la confusión entre Masonería y Priísmo-; por otro lado, el riesgo contrario es el de la deriva esoterista, mágica e irracionalista, que también es frecuente por ejemplo en Brasil. Esos dos estilos de masonería -politizada por un lado y esoterista por otro- son muy antitéticos del estilo filosófico, racionalista, existencialista, hermenéutico y social más propio de la masonería liberal europea.

COMICs