¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Misterio y conocimiento


Emblema que 
portan los masones.
Organizados con el fin de buscar la seguridad y fraternidad de sus miembros, con la ayuda de la sabiduría y el libre pensamiento, los masones celebran hoy su día.

Jacqueline Aviléz
El Mundo de Córdoba

En la región de Córdoba existe un selecto grupo de 150 personas que comparten ideologías e intereses. Se consideran como un sector que busca la seguridad y fraternidad de sus miembros, meta que se mantiene intacta hace cientos de años.

Denominados masones, son hombres y mujeres interesados en el conocimiento, los cuales se mantienen activos en la sociedad sin que el resto se percate o lo entienda.

Aunque nombres como René Descartes, Simón Bolívar, Benito Juárez y políticos contemporáneos son señalados como masones, lo cierto es que este grupo entraña un misterio porque “no es una religión ni una secta”, es una organización que ha sobrevivido a través de los tiempos por el misterio y la sabiduría que tienen cada uno de sus miembros, dedicados al estudio de la filosofía como fuente de todo conocimiento.

En este sentido, conceptos como ‘logias’, ‘grados’ y ‘venerable maestro’, resultan incomprensibles para las personas comunes, convirtiéndose en elementos sorpresivos que por ser diferentes, han sido denominados ‘satánicos’ años atrás.

A diferencia de las religiones, los masones manejan de forma selectiva el ingreso de nuevos miembros a través de una exclusiva invitación, ya que no realizan reclutamiento de adeptos. Así, quien ha sido invitado debe tener más de 21 años, crecer en Dios en cualquier concepción y tener un trabajo que le permita participar de las donaciones filantrópicas que hacen sólo entre sus miembros.

Al entrar se adquiere el compromiso de pagar al mes una cuota dependiendo de la congregación a la que se pertenezca, ayudar con una cooperación voluntaria después de cada reunión y pagar el dinero correspondiente al gasto de las ‘cenas solsticiales’, que se dan el 24 de junio y 27 de diciembre. 

¿Cómo se organizan?
Las reuniones masónicas se dan por logias, que son estructuras de base en donde se imparte el conocimiento que debe abrir el pensamiento del hombre a los misterios universales. Es liderada por un ‘venerable maestro’, quien es el presidente y líder que representa a todos los integrantes de esta asociación y es seguido por el ‘primer y segundo vigilante’.

En ellas no es permitido la discusión sobre temas religiosos y políticos porque no son considerados espacios para el debate sino para expresar la fraternidad entre ‘venerables hermanos’.

De esta forma, alrededor de 150 personas pertenecen a las 5 logias de la región de Córdoba, llamadas Paz y Concordia #21, Yanga #15, Treinta Caballeros #69, Metlac BD y Nicolás Bravo #70.

La primera logia fundada en Córdoba es Yanga #15, el 21 de diciembre de 1860, la cual continúa siendo líder en la región y teniendo total vigencia ante la La Gran Logia Unida Mexicana, que es la estancia masónica más importante del país y regula que se sigan las instrucciones necesarias para lograr la libertad de pensamiento que debe ser vivido por un masón.

La masonería en México está organizada por entidades estatales que conforman una ‘federación masónica’. En el caso Veracruz, se le denomina Gran Oriente es la máxima representación que existe ante La Gran Logia Unida y mantiene 15 distritos dirigidos por diputados, a quienes se les puede denominar ‘Past Masters’.

El poder del conocimiento
Córdoba hace parte del distrito 8, liderado por Miguel Domínguez López, un docente que desde 1997 se inició en la masonería por “el deseo de adquirir de conocer más de la filosofía y el conocimiento que se puede aplicar en la conducta que se tiene diariamente”, tal como el mismo lo dice al afirmar que “ser masón es un estilo de vida que no cambiaría”.

Ante el hecho de que esta asociación no es abierta al mundo y mantiene muchos secretos, Domínguez López considera que ser discretos en los rituales y en nuestra forma de adquirir conocimiento hace que seamos diferentes al resto. Estos misterios masónicos no ocultan nada vergonzoso, conspirador, criminal o infame”. 
De esta forma, afirmó que “los masones no quieren dominar el mundo. Las teorías conspiradores en las que nos involucran es una guerra santa que tienen contra nosotros desde hace mucho tiempo, por eso pierden fundamento, ya que al estudiar profundamente los principios con los cuales nosotros nos regimos“.

Así mismo, indicó que estos se encuentran en un código masónico, el cual expresa cuál debe ser la conducta del masón ante la sociedad y las prácticas filantrópicas.

Miguel Domínguez López comentó que la libertad que tiene el masón al creer o dudar es lo que los hacen diferentes a las religiones: “Respetamos a todas las religiones del mundo porque creemos en Dios, al que nosotros llamamos el Gran Arquitecto del Universo. Sin embargo, han satanizado nuestras prácticas a pesar de que no somos ateos. En todas las logias masónicas del mundo hay una Biblia del credo que profesa la mayoría de sus miembros y se estudia“. 

Vinculación política
Ante la atribución que la masonería tiene mucha influencia en la vida política y social de un país, hizo referencia que esto se debe a que personajes públicos e históricos en el mundo, han sido miembros: Miguel Hidalgo, Cantinflas, George Washington, Alejandro Dumas, Salvador Allende, entre otros, han sido masones”.

En este sentido, mencionó que hay políticos, empresarios, militares hasta religiosos porque de “toda clase de personas pueden ser masones porque no rechazamos a nadie. Esto quiere decir que si un jerarca de la iglesia quiere serlo, puede porque las leyes masónicas no le prohíben el ingreso”.

Domínguez expresó que siente gran satisfacción de ser masón: “Definitivamente me siento diferente. Vivo bajo principios que me hacen ser libre pero a la vez siento que cada vez más conozco los secretos del universo“. 

COMICs