¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Con Presencia Masonica Conmemoran el 200 aniversario luctuoso de Miguel Hidalgo


Salamanca

Autoridades del municipio y educativas, representantes de las respetables Logias Masónicas y Grupos Liberales así como Padres de Familia, estuvieron presentes en el acto cívico.
El Sol de Salamanca
1 de agosto de 2011

Francisco González

Salamanca, Guanajuato.- Con el izamiento de bandera a media asta por parte del regidor Antonio Javier Macías Jasso, la presidencia municipal, a través del departamento de Educación Municipal, conmemoró este 30 de Julio en la Plaza Cívica "Miguel Hidalgo", el 200 aniversario de la muerte de Miguel Hidalgo y Costilla.

Posteriormente se llevó a cabo el Acto Cívico correspondiente en el que el regidor Macías Jasso en representación del presidente municipal Antonio Ramírez Vallejo dio su mensaje diciendo: "El 30 de Julio de 1811 fue fusilado en Chihuahua, Miguel Hidalgo y Costilla, iniciador del movimiento insurgente, que puso fin a tres siglos de dominación española.

En 1808, Don Miguel Hidalgo, se involucró con un grupo de criollos de las intendencias de Guanajuato y Querétaro. En esa última ciudad preparaban una rebelión contra el gobierno virreinal. Ya estaban muy adelantados los planes para iniciar la insurrección simultáneamente en varias poblaciones de ambas intendencias, cuando las autoridades descubrieron la conspiración y detuvieron a varios de sus participantes.

Puesto sobre aviso, Hidalgo adelantó la fecha de la insurrección de acuerdo con Ignacio Allende, Juan Aldama, Mariano Jiménez, Mariano Abasolo y otros de los conspiradores, y el 16 de Septiembre de 1810 inició la lucha por la Independencia.

Inmediatamente se le unieron muchísimos hombres del pueblo con el que formó un enorme ejército indisciplinado y prácticamente desarmado, pero impactante por su número. En pocas semanas tomó algunas de las principales ciudades del país y amenazó la Ciudad de México, aunque por razones que nunca han sido esclarecidas no tomó esa ciudad, y luego de sufrir una importante derrota en Noviembre, se refugió en Guadalajara. En esa ciudad, Hidalgo dictó una serie de decretos que revelan lo avanzado de su pensamiento libertario y humanístico, entre los que se cuentan la abolición de la esclavitud y la declaración de Independencia.

Organizó un primer Gobierno Nacional pero un poderoso Ejército Realista desalojó a los insurgentes de Guadalajara, y los restos del ejército, con los jefes principales, emprendieron una penosa retirada hacia el norte, con la intención de refugiarse en Estados Unidos, pero nunca llegaron. El 21 de Mayo de 1811 fueron traicionados en las Norias de Baján, cerca de Monclova y entregados a las autoridades virreinales.

Un Consejo de Guerra juzgó a los caudillos y el 30 de Julio, a las siete de la mañana, Don Miguel Hidalgo recibió la noticia de que sería conducido al sitio de su ejecución. Antes de partir al paredón, Hidalgo repartió unos dulces entre los integrantes del pelotón de fusilamiento y otorgó su perdón a quiénes lo fusilarían.

Don Miguel Hidalgo pidió al pelotón de fusilamiento que para tener un blanco seguro dispararan sobre su mano derecha que pondría sobre el pecho; se negó a vendarse los ojos. La primera descarga de fusilería atravesó su mano sin tocar el corazón. Una segunda descarga lo hizo rodar por el suelo, pero aún con vida, fue necesario darle tres tiros más, para terminar con su existencia.

El cuerpo ensangrentado de Hidalgo fue expuesto al público afuera de la prisión. La cabeza del caudillo fue cercenada por un tarahumara, mediante una gratificación, y colocada en una jaula de hierro para trasladarla posteriormente a Guanajuato y colgarla en uno de los ángulos de la Alhóndiga de Granaditas; cada uno de los otros tres ángulos de la Alhóndiga exhibía respectivamente, las cabezas de Allende, Aldama y Jiménez.

El cuerpo decapitado de Don Miguel Hidalgo fue sepultado en la Tercera Orden de San Francisco, en la ciudad de Chihuahua. En 1824, los restos del Padre de la Patria fueron trasladados a la ciudad de México y depositados en la Catedral Metropolitana y más tarde, en 1925, trasladados a la Columna de la Independencia, monumento conocido como El Ángel.

Para finalizar el regidor Antonio Javier Macías Jasso comentó: "Por ello, a 200 años de su sacrificio podemos decir que su muerte fue el inicio del nacimiento de la Patria, el surgimiento de una nueva Nación. Esta fecha nos obliga a ofrecer un mayor esfuerzo en cada una de nuestras actividades, porque somos libres, porque tenemos Patria, porque hace 200 años un hombre dio la vida por ver nacer una Nación libre y soberana, por eso el Cura Hidalgo merece todos los reconocimientos, por ello todos los mexicanos agradecidos, lo llamamos "El Padre de la Patria".

Por su parte en el discurso de Rogelio Arturo Martínez Meléndez, en representación de las Logias Masónicas y Grupos Liberales describió brevemente la vida y obra de Miguel Hidalgo y Costilla "El Zorro". Posteriormente Presidencia Municipal, las Logias Masónicas y Grupos Liberales colocaron una ofrenda floral y montaron la respectiva guardia de honor.

En este evento participaron la Escuela Preparatoria CETESA con la poesía titulada "A Hidalgo" por parte del alumno Víctor Sumuano Morales, y la niña Diana Paola González Olivo con la poesía "A Miguel Hidalgo".

Estuvieron presentes Karina Padilla Ávila, Síndico del H. Ayuntamiento; Marcela del Rocío Luna Becerra, Regidora; Esperanza Vega Corona, Regidora; Araceli Velasco Bonilla, Regidora; J. Guadalupe Guzmán Cabrera, Director de Educación Municipal; Enrique Ortiz Rivas, en representación de la Región Centro-Sur; representantes de las respetables Logias Masónicas y Grupos Liberales; Padres de Familia y público en general.

Pies de Grabado

COMICs