¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

FRANCIA: Sobre la situación en la GLNF - Carta del H:. Jean-Claude Tardivat

Paris, 10 de agosto de 2011

Querido Hermano XXX:.,

Tal como se los había anunciado, decidí dejar las funciones de Diputado Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa (GLNF) en enero del 2011. Mis responsabilidades en el campo de las relaciones internacionales, conservadas durante algún tiempo, finalizaron el 18 de mayo de los corrientes.

Habida cuenta de estos compromisos y en cumplimiento de mis juramentos, no me inscribí en oposición activa alguna sino al contrario, a partir del 15 de abril, de conformidad con la solicitud de los Asistentes del Gran Maestro y de los Grandes Maestros Provinciales, y de acuerdo con François Stifani, acepté una misión de unión y de mediación.

Desgraciadamente esta misión fue saboteada por las decisiones y sanciones arbitrarias impuestas por un Gran Maestro convencido de ser víctima de una conspiración: conspiración de los Grandes Maestros Provinciales, conspiración de las Jurisdicciones de los Grados superiores, conspiración de los Hermanos y ahora conspiración de las Grandes Logias del mundo entero.

Se habrán entrado Uds. que las tres Grandes Logias de Inglaterra, Escocia e Irlanda comunicaron, el 20 de julio, la decisión tomada por la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUA) el 19 - y previamente por las otras dos Grandes Logias- de suspender sus relaciones con la GLNF.

A partir de la recepción de esta comunicación, François Stifani reaccionó dirigiendo, el 21 de julio, un correo a todos los Hermanos informándolos no de esta importante noticia sino de su iniciativa de suspender, a partir del 14 de julio, las relaciones con la GLUA para evitar “las maniobras de desestabilización a las cuales se aventuran algunos Hermanos”! A esta misiva se adjuntó la copia de una carta en francés con fecha del 14 de julio, día de nuestra Fiesta nacional, con la mención “envío por correo electrónico”.

Los destinatarios recibieron esta carta por correo electrónico no el 14 de julio sino 7 días más tarde, el 21, fecha en la cual el Gran Secretario dio a conocer -por circular- la información del cese de mis funciones internacionales anunciado por mi parte un mes antes.

Sobre la forma y sobre el fondo esta reacción pueril de amor propio mancillada de una manipulación de las fechas es indigna de un Gran Maestro respetable, no obstante me parece el reflejo de su personalidad: François Stifani posee solo la verdad, todos los otros están equivocados. Para cada fracaso, necesita a un responsable.

Según su lógica, le place considerar que soy el responsable de la decisión de 3, luego de 5, luego de 7 y luego de 10 Grandes Logias europeas, preocupadas de la imagen detestable que la GLNF da de la Francmasonería y cansadas de las promesas no cumplidas.

El límite fue sobrepasado cuando en su carta, fechada el 24 de julio, dirigida a los Dignatarios de la GLNF pero ampliamente difundida por los blogs, acusa a Alan Englefield, asimilando la Tenida del 9 de junio del Capítulo del Supremo Consejo inglés al cual pertenecemos, y que ese día contaba con la visita, entre otros, del Soberano Gran Comendador de Supremo Consejo para Francia, a una reunión de “opositores”. A su modo de ver, “el objeto de esta entrevista era prever la creación en Francia de un distrito de la GLUA con el fin de albergar a los opositores que pretenden de ser numerosos.” (sic)

Alan Englefield es capaz de defenderse o de ignorar absolutamente un ataque tan injusto como ridículo; sin embargo, yo tengo tal consideración para con este notable Hermano que no puedo permanecer sin reaccionar. ¡Quién podría creer que el Gran Canciller de la GLUA, Masón eminentemente integro, se preste a tal conspiración mientras que con Tom Jackson hemos sido designados, en sucesivas ocasiones, por la Comisión americana para el Reconocimiento para restablecer la paz y la armonía en el seno de varias Grandes Logias Europeas e Hispanoamericanas!

¡Es demasiado!

En las circunstancias actuales, y por respeto para con las 3 Grandes Logias de las cuales soy el representante ante la GLNF, considero pertinente suspender por un tiempo mi pertenencia a una Obediencia que se entierra cada día más en la arbitrariedad, la intolerancia y el ridículo.

Dado que esta posibilidad de interrupción temporal de la calidad de miembro no está prevista por nuestro Reglamento general, no tengo más opción que retirarme de la GLNF. Mi carta de dimisión fue expedida en la fecha a mi Logia Madre y al Gran Secretariado.

Es deplorable que después de 30 años de felicidad compartida con mis Hermanos y todo el trabajo efectuado a nivel internacional para que nuestra GLNF irradie en todos los continentes, me encuentre obligado a esta decisión extremadamente difícil. La tomo en conciencia, dado que no me queda respeto alguno por la gobernanza actual de la GLNF y me es imposible garantizar pasivamente las múltiples desviaciones que implica un tal desperdicio las cuales llevan al aislamiento y a la irregularidad.

Me siento pues a partir de este momento desligado de mis juramentos frente a quien se pretende “Gran Maestro” y que parece devorado por la desmesura de su ego y la obsesión de la persecución, reinando de manera autocrática y sobre todo sin ninguna consideración para con los Hermanos.

Con la esperanza de que quienes eligieron luchar desde el interior triunfen en su tentativa de saneamiento, retomo mi libertad de palabra y de acción en la dignidad y el respeto de las normas de la Masonería regular a la cual sigo perteneciendo y que me une con ustedes por siempre.

Con un triple abrazo fraternal,

Jean-Claude Tardivat

COMICs