¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

‘La Mayor Unión’, primera Logia Masónica en Panamá



CIRO ORTEGA
 
‘La Mayor Unión’, primera Logia Masónica en Panamá
Foto:
PERIODISTA

En la obra ‘Apuntamientos Históricos’ (Arosemena, 1949, 123) se precisa que a raíz del fallecimiento del virrey Juan de Sámano, en suelo panameño en 1821, toma el mando del Nuevo Reino de Granada (al que pertenecía Panamá), el general Juan De la Cruz Mourgeon.

El general Mourgeon, contrapuesto a los abusos de su predecesor (1949), vino transportado de España en el bergantín ‘Hiena’, y llegó a Chagres el 2 de agosto de 1821, de donde se trasladó inmediatamente a la ciudad de Panamá.

Al respecto, la evidencia histórica señala lo siguiente sobre este militar español, (1949): ‘Para estrechar a los istmeños con los españoles, fundó una lójia (sic) masónica, ejerciendo en ellas las altas dignidades, unos y otros, conjuntamente’.

En la cita previa, al destacar ‘unos y otros’, el historiador se refiere a los que abrazaban la causa española y a los que urdían la línea de una América libre, en virtud de que el general Mourgeon abogaba por la armonía entre las partes a través de la masonería, hecho que no se consumó, porque prevaleció el movimiento independentista.

Aunque en ‘Apuntamientos Históricos’, de Mariano Arosemena, no se detalla el nombre de la Logia Masónica, que nacía en medio de la incertidumbre política independentista, sí se es categórico en detallar que fue en 1821, pues, en rigor la obra aborda el análisis histórico en ese año en cuestión.

Otros historiadores señalan (Torrente, 2000, 8) que: ‘En 1821 fue fundada la primera Logia Masónica en Panamá bajo el nombre de ‘La Mayor Unión’, la que contó con miembros de mucha valía, como don Pedro Rubial y el general Francisco O’Connor, quienes organizaron el batallón Primero del Istmo, que participó en Junín y Ayacucho’.

Curiosidades de los Masones de La Mayor Unión:

En el historial del general Juan De La Cruz Mourgeon, capitán general del Nuevo Reino de Granada (Benemérito de la Patria en Grado Heroico, condecorado tras su participación en la Guerra de Independencia Española), se detalla que previamente fungió como oficial del regimiento de Murcia en España.

Resulta que en el año 1808, en la revuelta popular española contra Francia, el Venerable Maestro de la Logia Integridad No. 7, el general Francisco María Solano, gobernador civil y militar de Cádiz, fue asesinado, tras ser acusado injustamente de ‘afrancesado’. Su Edecán, el entonces capitán José de San Martín (Masón, Iniciado en la Logia Integridad No. 7, fundador de la Logia Lautaro, en Buenos Aires, en 1812, cuyo objetivo era la independencia de Hispanoamérica) no pudo evitar el trágico hecho que se produjo frente a él, suceso que surgía de la ira ciega de una revuelta popular. La vida de San Martín también estaba en riesgo por la persecución de la turba iracunda, pero fue auxiliado por un hermano Masón, el oficial Mourgeon, quien presto lo ocultó en su casa y protegió.

El general Mourgeon, fue nombrado presidente de La Real Audiencia de Quito (hoy República de Ecuador), donde fallece por enfermedad en 1822.

Por su parte, el teniente coronel Francisco Burdett O’Connor (1791-1871), oficial de origen irlandés a las órdenes de Simón Bolívar, conoció Panamá en 1822, incorporándose a la Logia Masónica ‘Mayor Unión’, y organizando en debida forma el batallón ‘Primero del Istmo’, integrado por 1,600 hombres.

O’Connor, guerrero destacado y probo, tuvo bajo su responsabilidad éste batallón que en 1824, y al mando del general Antonio José de Sucre, participó en forma directa en la batalla de Ayacucho, poniendo fin al Virreinato del Perú y consolidando, de paso, la independencia Hispanoamericana.

Posteriormente, O’Connor fue designado jefe del Estado Mayor del Ejército Libertador. Falleció en Bolivia en 1871 y, en su honor, una provincia, en el departamento de Tarija, lleva su nombre.

La Primera Imprenta en Panamá:

El Masón panameño José María Goytía trajo la primera imprenta a Panamá en el año 1821, la que importó desde Jamaica. Allí se publicó ‘La Miscelánea’ (Posteriormente: ‘Miscelánea del Istmo de Panamá’), que se distribuía semanalmente.

El déspota virrey, Juan de Sámano, prohibió ésta publicación, pues, plumas flamígeras, como la de los hermanos Gaspar y Mariano Arosemena, así como la de José Argote, entre otros, resaltaban en los titulares de ‘La Miscelánea’, haciendo énfasis en la línea independentista. A la muerte de Sámano y la llegada del general Juan de la Cruz Mourgeon, las cosas cambiaron diametralmente, al menos así lo precisa Arosemena (1949), al señalar que el militar español protegió a la prensa.

Ciertamente, el impacto que produjo la llegada de esta imprenta a Panamá fue determinante en el movimiento independentista. Además, allí se imprimió y publicó la primera Acta de Independencia de Panamá, el 28 de Noviembre de 1821. 

COMICs