¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Discurso del Presidente de CIMAS,Q:.H:. Elbio Laxalte Terra, en la Sesión de Apertura en Quito-Ecuador

Confederación Interamericana de Masonería Simbólica
Libertad – Igualdad - Fraternidad



6º Encuentro de CIMAS
Quito, Ecuador, 22 al 25 de Setiembre de 2011


Discurso del Presidente de CIMAS
Q\H\ Elbio Laxalte Terra
en la Sesión de Apertura


  ENCUENTRO DE CIMAS
Quito, Ecuador, 22 al 25 de Septiembre de 2011

Gran Maestra del Gran Oriente Ecuatoriano Nueva Era,
Muy Ilustre y Pod\ Hna\ Laura Acuña
Grandes Maestros y Grandes Maestras presentes
Muy Pod\ Soberana Gran Comendadora, Ilustre y Pod\ Hna\ Marina Muñoz
Dignatarios de las Obediencias Masónicas presentes,
Venerables Maestros, Hermanos y Hermanas presentes, Amigos y Amigas

Es una gran alegría venir frente a Uds. hoy en tanto que Presidente de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica, CIMAS, para abrir este 6º Encuentro de CIMAS.

Deseo agradecer muy especialmente al Gran Oriente Ecuatoriano Nueva Era, a todos sus HH\ y Hnas\ por haber recogido el desafío y la iniciativa de organizar este encuentro, y un reconocimiento muy especial a su Gran Maestra, mi Muy Qda\ Hna\ Laura Acuña, el cual con el entusiasmo que la caracteriza, cuando le propusimos realizar este Encuentro aquí en la mitad del mundo, inmediatamente vio la importancia y el alcance de esta actividad masónica, y sin titubear se puso a trabajar de inmediato para recibirnos fraternalmente.

Deseo muy particularmente saludar la presencia entre nosotros, de Hermanos que han venido desde muy lejos, atravesando el Atlántico para estar junto a nosotros. Desde Francia, el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, Potencia Masónica Miembro de Honor de CIMAS, Il\H\ Guy Arcizet, del Gran Secretario Adjunto de Relaciones Exteriores Il\H\ Jean Pierre Delas, y del ex Gran Maestro Adjunto y Garante de Amistad con CIMAS, Il\ H\ Alain Fumaz.

Asimismo, me permito saludar al representante para CIMAS y la masonería latinoamericana de la Gran Logia de Italia, Potencia Masónia Miembro de Honor de CIMAS, Il \H\ Sergio Santimaria.

Desde Rumania, nuestro particular saludo a unos amigos entrañable de la masonería de nuestro continente, la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina, Il\ Hna\ Anca Nicolescu y el Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo para Rumania Il\ y Pod\ H\ André Szakvary.

Y, desde Marruecos, al Gran Maestro de la Gran Logia de Marruecos, Il\ H\ Kamal El Fahdi Saad, por el esfuerzo de venir hasta aquí tendiendo puentes de amistad masónicos entre dos continentes, Africa y las Américas.

Asimismo, deseo saludar la presencia entre nosotros del Presidente de la Liga Universal de Franc-masones, la más que centenaria LUF, que desde 1905 hasta hoy, trabaja por llevar la fraternidad universal de los masones a todos los rincones del planeta, nuestro Il\ H\ Serge Lubin, quien también ha venido especialmente desde Francia a estar junto a nosotros.

A todos ellos, nuestro fraternal reconocimiento por estar compartiendo estas jornadas fraternales, y sus luces, que serán muy preciosas para todos nosotros. Solicito entonces un gran aplauso de agradecimiento y bienvenida para todos ellos.

Deseo saludar igualmente a todas las organizaciones masónicas de nuestro continente, que desde el norte hasta el sur de ésta, nuestra América, se han trasladado hasta la línea ecuatorial, aquí en Quito. Potencias miembros de CIMAS, que han venido muy numerosas a nuestra Asamblea, Potencias observadoras, algunas de ellas candidatas para ingresar en nuestra Institución. A todos los HH\ y Hnas\ que se encuentran presentes, Bienvenidos y nuestro más cálido y fraternal reconocimiento. Solicito un aplauso también para todos ellos.

Mis Hermanos y Hermanas,

Nosotros estamos seguros que este 6º Encuentro, por la nutrida concurrencia de las Obediencias miembros, de las Obediencias Miembros de Honor y Observadores,  por la calidad de las ponencias que serán presentadas, por las luces que nos aportarán las conferencias previstas, en la vía de los anteriores Encuentros, obtendrá asimismo un gran éxito y dejará su huella indeleble en la construcción de esta nueva masonería que pugna por desarrollarse en nuestro continente.

Y es un honor y un orgullo poder dirigirme a los Hermanos y Hermanas presentes para referirme brevemente al significado que tiene CIMAS hoy para el entorno masónico, para explicar la importancia de este proyecto para el concierto masónico internacional. Porque es explicando cuál es el proyecto de CIMAS, que entenderemos mejor, cuál es nuestro perfil, y cómo es que trabajamos en una vía de progreso masónico y social.

CIMAS es una entidad que pretende impulsar los necesarios cambios en nuestra antigua Institución a los efectos de abrir cauces a una masonería más adaptada a los tiempos actuales, capaz de comprender los rumbos actuales de la civilización para vigilar su desarrollo y proponer e impulsar todas aquellas cosas que signifiquen una centralidad humanista, de manera de construir una Humanidad más justa, más libre, más fraterna, más inteligente y más espiritual.

CIMAS es un agrupamiento masónico creado en el año 2002, ligado por un ideal común plasmado en una declaración de principios, que marca un momento muy importante de lo que es un proyecto de renovación masónica. Este proyecto encara los tres aspectos del trabajo masónico como una totalidad: el iniciático, el intelectual, y el cívico, respetando al tiempo la pluralidad de las potencias que la integran, y al no ser un organismo supra-potencial, sino una entidad inter-potencial, está asegurada la libertad y libre albedrío de cada una de ellas en su gobierno y posiciones.

Voy a tomar algunos minutos de su atención para detallar algunos aspectos relevantes de su Declaración de Principios, la cual está encabezada de la siguiente manera:

“1. La Francmasonería es una institución iniciática, esencialmente valórica, científica, filosófica, filantrópica, cultural y progresista, que trabaja por el advenimiento de la justicia, de la verdad, de la solidaridad y de la paz en la Humanidad. No persigue utopías, sino IDEALES REALIZABLES en el seno de la sociedad humana, en la que vive y trabaja, recogiendo sus anhelos e inquietudes y sembrando en ella sus ideas.

2. Cree en la existencia de sociedades o estados en vías de perfección; su ideal es DINAMICO. Por ello pretende, únicamente, ser FACTOR ACTIVO DEL PROGRESO. 

3. Entiende por progreso la constante superación del pasado, para emancipar al ser humano de la ignorancia, del dolor, de la esclavitud y de toda servidumbre material, moral y espiritual, y hacerlo participar en todos los beneficios que puedan proporcionar la civilización, la cultura, la tecnología y los descubrimientos científicos, por medio de una organización positiva de la sociedad.”

Como podemos ver, Queridos Hermanos y Hermanas, CIMAS representa un proyecto masónico cabal, que engloba tanto los factores espirituales y materiales del ser humano, como de la sociedad y la humanidad toda. Es un proyecto que se sitúa en las tres instancias del quehacer masónico: en el Templo, en el Parvis (es decir, entre el Templo y el mundo profano, ligando a ambos), y en el mundo profano propiamente dicho. Por ello es un proyecto innovador y dinámico, por ello está llamando la atención del mundo masónico, que la ve cada vez más como una referencia, no decimos que en el corto plazo, sino una referencia en ese proceso de modernización masónica del que habláramos al comienzo.

Fijémonos en algunos otros de sus propósitos:

Son sus propósitos trabajar respetando sus antiguas tradiciones, contribuyendo con nuevos ideales de servicio a la humanidad, protegiendo el patrimonio ecológico, y correspondientemente, de nuestro sistema planetario.

Pretende alcanzar sus metas a través de la difusión de sus ideales, la prédica a través del ejemplo, y la acción positiva de sus miembros sobre la sociedad, difundiendo el conocimiento y el espíritu científico y luchando contra la ignorancia.

Reconoce y proclama en su totalidad, la DECLARACION UNIVERSAL DE DERECHOS DEL HOMBRE, aprobada por las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948, y trabaja por favorecer el establecimiento de un ORDEN SOCIAL que garantice tales derechos.

Sostiene que el Estado de Derecho y el Régimen Democrático de gobierno es el que mejor cristaliza la voluntad popular, y aspira a impedir los privilegios, la explotación del hombre por el hombre y la de los pueblos débiles por los pueblos fuertes.

Como toda asociación que aspira a realizar sus fines dentro de la comunidad humana, nada de lo que sucede en la sociedad le es ajeno, y no fomenta la neutralidad de sus miembros en ninguno de los temas que atañen a la misma. No es órgano de ningún partido político, agrupación social o centro de poder, pero agrupa en su seno a hombres y mujeres de diferentes posiciones personales metafísicas, filosóficas o ideológicas, dispuestas a estudiar e impulsar un Estado laico, a partir de la enseñanza básica, en beneficio de la humanidad y asegurar así la JUSTICIA Y LA PAZ entre los hombres y entre los pueblos, sin distinción alguna de raza, sexo, color, nacionalidad, etc.

Considerando que las ideas metafísicas son del dominio exclusivo de la apreciación individual, la Institución rechaza toda afirmación dogmática, por lo que no prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción teológica o metafísica.

Proclama los principios de LIBERTAD DEL PENSAMIENTO Y DE CONCIENCIA y se compromete a defender los ideales y las instituciones laicas, expresiones de los principios de la Razón, la Tolerancia y la Fraternidad, que tienen por fin mantener un ambiente de convivencia pacífica, pero que no supone indiferencia ante la diversidad de ideas y creencias, pues la Institución declara que es objetivo fundamental de la misma, la búsqueda de la verdad, para impulsar EL PROGRESO DEL GENERO HUMANO, obstaculizado constantemente por la ambición, la ignorancia y la superstición.

LA FRANCMASONERIA ES MILITANCIA. Concibe la marcha evolutiva de la Humanidad, con arreglo a una FILOSOFIA DE LA HISTORIA que manifiesta su optimismo en el Progreso a pesar de las dificultades y retrocesos que a menudo ocurre en esa dinámica. La Institución tiene carácter de ACADEMIA o Escuela de Pensamiento, para propagar y fomentar dicha filosofía y forjar con ella a hombres y mujeres esclarecidos que impulsen y guíen el progreso social, dentro del espíritu laico.

La Francmasonería ... fomenta la integración económica, política, social y cultural progresiva de los países latinoamericanos, como manera de contribuir a la marcha hacia etapas superiores de unión universal.

Fomenta el espíritu crítico.

Como Uds. pueden observar, queridos Hermanos y Hermanas, este es un programa de amplio espectro para un accionar masónico en todos los terrenos de la vida humana, desde el espiritual, pasando por el conocimiento para llegar a la liberación personal, social y humana en su más amplia acepción.

De ahí el carácter moderno y abierto de este proyecto en el cual pueden reflejarse todas las sensibilidades, los masones y también profanos de buena voluntad, deseosos de tomar su parte en la construcción de la civilización nueva que pugna por nacer en medio de las incertidumbres del mundo actual.

Y justamente, uno de esos caminos fundamentales es el de trabajar para desarrollar la existencia de ciudadanos concientes de su rol, con conocimientos, e implicados en la construcción de su comunidad de pertenencia, pero con una visión global que los compromete con la construcción de la humanidad. De ahí la importancia de que nuestros Encuentros traten temas que nos fortalezcan en esos conocimientos, como los que vamos a tratar en éste, sobre la relación entre la masonería y las espiritualidades, y sobre el laicismo como vía para promover la libertad de conciencia.

Una tarea primordial para los masones de hoy, hacia ellos mismos y hacia la sociedad, es formar, construir y educar al individuo, para que él devenga un ciudadano, en un proceso continuo y que lo siga a lo largo de su vida, para ayudarlo a adaptarse a las nuevos impactos que la vida en sociedad nos irá reservando en la medida que el cambio global se vaya desarrollando. Porque, mantener la democracia esencial, hoy más que nunca necesita y necesitará, para su supervivencia, de ciudadanos activos, no solamente informados, sino con capacidad de traducir esa información y hacerla inteligible, también capaz de actuar en la vida colectiva de la comunidad, sea política o asociativa, local, nacional y/o global. Cada vez más, la ciudadanía tendrá varias dimensiones, en la medida de la complejidad general.

Por ello la adquisición de la ciudadanía real, pasa por un proceso fuerte de construcción, individual y colectivo. Hay que impulsar un desarrollo en las ideas y los valores que serán las bases subjetivas y afectivas de los comportamientos sociales, empezando por la tolerancia y la solidaridad. Hay que potenciar las capacidades y las competencias que faciliten la actuación en los diversos contextos sociales. Hay que potenciar los ideales y los fundamentos democráticos y republicanos, para que todos los miembros de una comunidad tengan los conocimientos y las posibilidades de participación colectivas abiertos y a disposición de los individuos miembros de la comunidad. Es decir, tenemos una inmensa tarea por delante, en una época difícil, caracterizada por el estímulo al repliegue sobre la vida privada, y el abandono de la cosa pública en manos de tecnócratas, demagogos, incompetentes o corruptos.

Al momento de abrir formalmente este 6º Encuentro de CIMAS, les invito, mis Hermanas y Hermanos, a tener también en cuenta estos aspectos de la problemática actual. Y, tener en cuenta, que estamos frente a momentos cruciales de la historia, que nos urgen a un compromiso militante con el futuro de nuestras democracias y de nuestras repúblicas.

Mis Hermanos y Hermanas, les agradezco que me hayan brindado la oportunidad de saludarles y exponerles algunos aspectos distintivos de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica. Les deseo a todos los participantes unos fermentales trabajos y esperemos unos excelentes resultados. Como en la época de construcción de nuestras patrias, hoy también nos esperan grandes tareas. Estemos a la altura de lo que se espera de nosotros, para aportar nuestros principios y valores a la construcción del destino común.

Ha sido mi palabra.




COMICs