¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

¿Hubo Navidad antes de Cristo?


¿Hubo Navidad antes de Cristo?
La mitología relata muchas navidades que antecedieron a Jesús, que tuvieron lugar un 25 de diciembre y que fueron anunciadas por una estrella. Tales dioses, también nacieron de una virgen, tuvieron 12 discípulos, hicieron milagros, fueron traicionados, crucificados y muertos; y resucitaron al tercer día.


Un interesante video producido por la CNN y que puede verse en www.zeitgeistmovie.com ilustra sobre estas leyendas y explica por qué Jesús y los otros fueron el equivalente del Sol.

También lo hace el libro Los misterios de Jesús. El origen oculto de la religión cristiana, de Timothy Freke y Peter Gandy.

La muerte y resurrección del Sol está ligada al solsticio de invierno en el hemisferio Norte (de verano, en el Sur), lo que ocurre en torno al 21 de diciembre, pero que debido a la precesión equinoccial, ocurría antiguamente el 25 de diciembre.

Hace dos milenios el cristianismo hizo nacer a Jesús ese día en Belén, de madre virgen; lo anunció una estrella; tres reyes viajaron al Este para adorarlo; fue bautizado por Juan; tuvo 12 discípulos; se lo llamó "rey de reyes" e "hijo de Dios"; Judas lo traicionó, fue crucificado y muerto, y al tercer día resucitó.

Pero resulta que 3.500 antes, en Egipto, un 25 de diciembre, había nacido Horus, apodado "verdad de la luz" o "hijo elegido de dios", quien tuvo 12 discípulos, fue bautizado por Anup y traicionado por Typhon, murió en la cruz y al tercer día resucitó.

Zeitgeist ingresa al Templo de Luxor y muestra las imágenes de su anunciación: la secuencia comienza con Thaw, quien le avisa a la virgen Isis que concibirá a Horus; luego Nef, el espíritu santo, impregna a la virgen para inmacularla y alumbrar a Horus.

Similar estructura se repite en otras culturas: Atis nació en Frigia, hace 3.200 años, de una virgen; una estrella lo anunció; hizo milagros, tuvo discípulos, lo crucificaron y resucitó.

Por el mismo tiempo, en Persia, Mitra nació de una virgen un 25 de diciembre, tuvo 12 discípulos, produjo milagros, murió y resucitó al tercer día, se lo apodó "la verdad" o "la luz" y curiosamente, se lo adoraba en domingo.

En Grecia, 500 años antes que Jesús, un 25 de diciembre y también de madre virgen, nació Dionisio, el "rey de reyes" o "único hijo de dios", quien transformaba el agua en vino y resucitó tras ser sacrificado.

¿Por qué todos comparten una misma fecha y forma de nacer, vivir y morir? Esto sólo adquiere sentido si se piensa que fueron a su tiempo una representación del Sol.

En Zeitgeist se plantea que la secuencia del nacimiento de Jesús es completamente astrológica y que la estrella que lo anuncia y que apunta hacia donde sale el Sol (el Este), es Sirio.

En diciembre, Sirio se alinea con las tres estrellas más brillantes del Cinturón de Orión, conocidas como "Los Tres Reyes".

Así, los tres famosos reyes magos pudieron haber sido tres astrólogos o, en su defecto, una metáfora de esas tres estrellas que siguen a Sirio y que señala por dónde renacerá el Sol.

La virgen tampoco aludiría a María, sino al signo de Virgo, que en latín significa virgen y que astrológicamente es representado por una mujer con una espiga de trigo en la mano. El pan se hace con trigo y por algo Belén significa "Casa de Pan".

También se especula con que Cristo nació en septiembre, bajo el signo de Virgo y ascendente Piscis, signo que da nombre a la Era astronómica en curso, que comenzó con el cristianismo.

Para los antiguos el solsticio de invierno simbolizaba el proceso de la muerte: el 21 de diciembre, en el hemisferio norte, el Sol llega por el Sur al punto más bajo del horizonte, se "frena" cerca de la constelación de la Cruz del Sur y permanece allí, durante tres días, antes de cambiar de rumbo. Es el fenómeno que en astronomía se conoce como "Sol quieto".

El 25 de diciembre, el Sol reanuda su camino a la inversa, es decir, hacia el norte, a razón de un grado por día, anunciando jornadas cada vez más luminosas en el hemisferio boreal.

La creencia de que el hijo de dios murió en la cruz y al tercer día resucitó, se reduciría a un simbolismo astronómico: el Sol "muere" cerca de la Cruz del Sur y a los tres días "resucita", es decir, cambia de rumbo y le trae al Norte cada vez más luz.

Esto explicaría por qué Jesús, Horus, Atis y todos los otros, comparten el proceso de la cruz y del resucitar a los tres días.

Para Zeitgeist, los 12 discípulos son las 12 constelaciones zodiacales, que el Sol recorre anualmente; y la cruz cristiana es la Cruz del Zodíaco, que divide al año en cuatro estaciones.

COMICs