¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Fraternidad, Tolerancia y Regularidad.-MRM

                              





     Fraternidad, Tolerancia y Regularidad


La Masonería como organización iniciática no hace más que abrirnos las puertas de acceso al camino iniciático. El recorrido nos corresponde a todos y cada uno de nosotros. Hay quienes hacen el intento, pero hay otros que no dan un solo paso; es más, quienes ciegos y despreciando toda ayuda van hacia atrás, convencidos en su ignorancia y soberbia que van más avanzados que todos los demás.

Ya hemos comentado en este y otros foros que la calidad masónica solo se logra por el trabajo sobre sí mismo, por la solidaridad en el que realizan los demás en lo individual y colectivo; y finalmente, en el ejemplo que podamos dejar de nosotros mismos, al ser congruentes entre lo que pensamos y sentimos, decimos y hacemos.

También hemos coincidido en que la regularidad no la da la mera pertenencia a una u otra Obediencia o a ninguna, sino que la única regularidad es aquella que se logra trabajando en Logia y “Bajo la Regla” es decir, de acuerdo a los principios y fines profundos que establece nuestra orden y se expresan normativamente a través de nuestros antiguos usos y costumbres.

Sí, por desgracia, nunca dejaremos de constatar con tristeza que en el caso de muchos, por más grados y nombramientos que se tenga, quizá nunca caiga la venda de los ojos de algunos; ese es un largo sorbo del cáliz de la amargura que apuramos sin chistar; pero al mismo tiempo, apreciamos con alegría y esperanza el avance cualitativo de otros hermanos que van aprendiendo a Oír, Ver y Entender, lo que constituye una brevísima probada del Cáliz dulce.


Me parecen muy lamentables los acontecimientos descritos en el correo adjunto, y no por la falta de consenso entre HH:., ni por la expulsión de algunos otros HH:. de la orden, ni aun por el rompimiento de lazos entre logias e incluso Obediencias, cada hecho bastante detestable por sí mismo y cada uno más grave que el anterior, sino por la falta de aplicación de los principios fundamentales de la orden, que yo percibo, por parte de todos los involucrados.

¿Donde quedaron los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad? ¿Donde quedó la Tolerancia?, ¿donde quedó la apertura de mente y cero fanatismos?, ¿será que todo eso que me imaginé y he conceptualizado sería la masonería no es más que un ideal?

Muchos comentarán que la institución es perfecta, que los imperfectos somos los humanos que la integramos, pero ¿será posible que estemos tan alejados de los principios básicos e importantes, que la supuesta “regularidad” o “irregularidad” de uno u otro permita romper lazos que debieran ser inquebrantables?

¿Acaso los "irregulares" no forman parte del TODO?, ¿donde queda la dualidad sino es permitido el acceso del lado femenino de la Humanidad?, ¿acaso los principios herméticos no son válidos en todos los aspectos?

En nuestro camino nunca dejaremos de oír espadas y tormentas, de caer y ahogarnos en el caudaloso río de la profanidad; pero nuestra misión siempre será seguir avanzando por el camino hacia la Luz, guiados por conductor oculto y acompañados de aquellos a quienes  nos llamamos hermanos.

Yo sé que estas líneas no cambiarán la mentalidad de quienes están cerrados a nuevos conceptos, ni permitirán oir al que no quiere escuchar, pero si sirve para que uno solo de los lectores medite en el tema, habrá valido la pena el comentario de quienes nos   reconocemos como hermanos.

M:R:M:

COMICs