¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Masones Chilenos y el Golpe Militar

"No todos los que están son y no todos los que son están"
"En todas partes se cuecen habas".
Testimonio de Rodrigo German A

Por Rodrigo German 

Iniciado en la Gran Logia de Chile. Su suegro Osvaldo Hiriart Corvalán fue iniciado en la Logia Deber y Constancia No 7 de Santiago, cuando era estudiante de derecho.

Augusto Pinochet ingresó a la Logia Victoria No 15, se inició el 28 de mayo del 1941, teniendo 25 años y había obtenido el grado de capitán.

El 24 de octubre de 1942 el Consejo de la Logia le dio la Carta de Retiro Obligatoria por inasistencia y falta de pago. Queda claro que Agusto Pinochet no tuvo el nivel intelectual para entender los principios de la masonería, así que nunca asimiló ni entendio de que se trataba.

Los rumores dicen que Agusto Pinochet pidió el retiro, otros dicen que por moroso, por no pagar la cuota le dieron el retiro. Pero esto en la teoría significa que si Pinochet quisiera algún día reintegrarse bastaría que pagase las cuotas que debe. Lo correcto es que lo expulsen de la orden.

Sera díficil encontrar otro personaje tan falso e hipócrita en la historia de Chile como la figura de Agusto Pinochet. Esta es la carta que le envia a su ex jefe general Carlos Prats Gonzalez, el 7 de Septiembre de 1973.

Mi querido General y amigo: al sucederle en el mando de la institución que Ud. comandara con tanta dignidad, es mi propósito manifestarle –junto con mi invariable afecto hacia su esposa - mis sentimientos de sincera amistad, nacida no sólo a lo largo de nuestra profesión sino que –muy especialmente– cimentada en las delicadas circunstancias que nos ha correspondido enfrentar.

Al escribir estas líneas, lo hago con el firme convencimiento de que me dirijo no sólo al amigo, sino que ante todo, al Sr. General que en todos los cargos que le correspondió desempeñar, lo hizo guiado sólo por un superior sentido de la responsabilidad, tanto para el Ejército como para el país.

Es, por tanto, para mí profundamente grato hacerle llegar, junto con mi saludo y mejores deseos para el futuro, en compañía de su distinguida esposa y familia, la seguridad de que quien lo ha sucedido en el mando del Ejército, queda incondicionalmente a sus gratas órdenes, tanto en lo profesional como en lo privado y personal.

Afectuosamente Augusto Pinochet Ugarte.

(
El último día de Salvador Allende, de Oscar Soto, página 101).

No olvidemos que el general Prats y su esposa Sofía Cuthbert fueron asesinados en Buenos Aires, el 30 de Septiembre de 1974.

Otra prueba de su hipocresía fue durante el asesinato de Pérez Zujovic, en ese entonces Pinochet era el jefe de la guarnición de Santiago:

"
Presidente, el ejército responde del control de la situación. Y puede estar Ud. seguro de su disciplina. Al primer coronel que se mueva, yo mismo le pego un tiro" (Garcés, J. Allende y la experiencia chilena, pág. 163).

A las diez de la mañana del día Lunes 10 de Septiembre es el mismo Pinochet que llega a la oficina del ministro de Defensa y le entrega al Sr. Letelier la siguiente información: La situación militar estaba más tranquila. Se había puesto en contacto con distintas unidades y la preparación de la parada militar del 19 de Septiembre seguía su curso normal.

Era tanta la confianza que el Presidente Allende tenía en Agusto Pinochet, que cuando la Marina y las Fuerzas Aéreas se alza encontra del gobierno democrático, Salvador Allende hace el siguiente comentario ante Jorquera y Jirón: "¡Pobre Pinochet, deben haberle detenido! Pero ¿dónde está?".

Un antecedente de Pinochet que ha quedado en la historia es este que se desarrolla en Pisagua: durante el gobierno de Gabriel González Videla se prohibió el Partido Comunista y sus miembros son tomado presos y enviado a un campo de concentración en Pisagua, en Atacama. Este campo estaba a cargo de un capitán de 33 años, llamado Agusto Pinochet Ugarte.

Este diálogo se dió durante el Golpe Militar, entre los traidores y vendepatrias Pinochet y Carvajal:

Puesto1
Pinochet:
Rendición incondicional. Nada de parlamentar. Rendición incondicional.

Puesto 5
Carvajal:
Conforme. O sea que se mantiene el ofrecimiento de sacarlo del país.

Puesto 1
Pinochet:
Se mantiene el ofrecimiento y el avión se cae, viejo, cuando vaya volando.

Pero Agusto Pinochet, no era el único, habían otros, como el general Herman Brady Roche. El presidente se contacta con Brady en las primeras horas del Golpe de Estado para que traslade las tropas a Valparaiso ya que había rumores de que la Armada se había sublevado traicionado al Presidente Allende, a la Constitución y al pueblo chileno. Brady promete hacerlo, pero eran solo falsas promesas. Debemos hacer notar que la resolución de la Junta Calificadora del Ejercito, indico su paso a la reserva civil, debido a sus falta de méritos militares, Salvador Allende haciendo uso de sus facultades cambia tal resolución, no olvidemos que este tal general Herman Brady era masón. Su nombre aparecía al pie de las órdenes de fusilamiento de los abogados, ecomistas y médicos del equipo del presidente, que sobrevivieron el bombardeo a la Moneda (Garcés, J. Allende y la experiencia chilena).

Además llama la atención y no deja de sorprender es la actitud que tuvo el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile René García Valenzuela, ocupo este cargo entre 1969 y 1974. Ingresó a la masonería en 1926, en la Logia Unión Fraternal. Tuvo una conversación con el periodista Federico Willoughby, tres meses antes del Golpe, donde le declara "Que nadie debería confundir la sede de la Gran Logia, Marcoleta 657 con la entrada presidencial del Palacio la Moneda por Morandé 80". Estos comentarios dan para pensar.

Pero no todos los masones traicionaron al pueblo chileno, a la demócracia, al masón y al Presidente de la República de Chile. Unas de las logias más fieles al Presidente Allende fué la Logia Franklin No 27. Como también los siguientes masones que estuvieron incondicionalmente con el Presidente y llevaron a la práctica las enseñanzas y los valores de la masonería:

- Edgardo Enríquez Frödden
- José María Sepulveda
- Hugo Miranda Ramírez
- Aníbal Palma
- Osvaldo Puccio Giesen
- Orlando Cantuarias, ex Presidente del Partido Radical año 2004
- Benjamin Teplitzky, Partido Radical
- Julio Stuardo
- José Quiroga
- General Alberto Bachelet
- General Sergio Poblete
- Coronel Carlos Ominami, padre del actual Senador Ominami por el Partido Socialista
- Coronel Rolando Miranda
- Comandante Ernesto Galaz

Quiero compartir con vosotros esta triste historia del masón y General de la Fuerza Aerea de Chile don Alberto Bachelet, padre de la ex Ministro de Salud, Ministro de Defensa del gobierno de Chile, y la actual Presidente de Chile, Sra. Michelle Bachelet.

No son rumores que me contaron o cosas que se dicen, son las propias reflexiones del general Alberto Bachelet que redactó cuando estaba recluido en los estrechos patios de la galería 5 de la Cárcel Publica santiaguina.

Apenas un par de semanas antes había cerrado la puerta que por 38 años lo había vinculado a la Gran Logia de Chile. Al igual que aquél, este acto había sido un doloroso desprendimiento; "... Entre el día 14 de Septiembre y el de hoy (5 de Diciembre), sólo un hermano masón, llegó hasta mi hogar y más en su condición de amigo que en función de su cargo. En los momentos difíciles es cuando se conocen los hombres y, en esos momentos, mi esposa necesitaba del apoyo moral de mis hermanos masones, ya que de mis compañeros de armas no lo podía esperar. Sin embargo, mis hermanos masones no llegaron, ni siquiera por teléfono, olvidando la solidaridad y, especialmente, la fraternidad. Y los hermanos masones conocían la situación y los hechos que estaban acaeciendo. Incluso mi esposa fue un día hasta la Logia La Cantera, habló con algunos masones y les enrostró su proceder y el olvido en que habían incurrido en principios tan primarios y que nos son tan queridos: apoyar al necesitado".

También se negó su velatorio en el Club de la República, apesar que fuera miembro activo de la Orden, Venerable Maestro y fundador de varias logias.

Las palabras de Bachelet respondían a su expulsión de la Orden Masónica " por inasistencia y falta de pago" de sus cuotas.

"... Había que eliminar al masón Bachelet, porque trabajó al lado del masón Allende; porque le fue leal al pueblo, porque fue leal y consecuente con sus principios, los mismos que se le inculcaron en la Masonería". Los reproches del don Alberto Bachelet no consiguieron su objetivo.

El 6 de Diciembre, sus compañeros masones ratificaron su expulsión, pero ahora sólo por inasistencia".

Los juicios dedicados por el general Bachelet a sus compañeros masones no fueron menos lapidarios para con sus "compañeros de armas". En una carta despachada el 19 de Octubre de 1973 a su hijo Alberto, residente en Australia, el general señaló:

"Me quebraron por dentro, en un momento; me anduvieron reventando moralmente. Nunca supe odiar a nadie. Siempre he pensado que el ser humano es lo más maravilloso de esta creación y debe ser respetado como tal. Pero me encontré con camaradas de la FACh (Fuerzas Aérea Chilena), a los que he conocido por 20 años, alumnos míos, que me trataron como a un delincuente o como un perro. Oficiales a los que siempre ayudé, a los que siempre tendí mi mano, me dieron vuelta la espalda y recién ahora, en que los cargos desvirtuados, empiezan a mostrar la cara, empiezan a justificarse".

"El 11 de Septiembre de 1973 en la oficina de la secretaría general de FF.AA. fuí encañonado por el general ORLANDO GUTIERREZ, quien me conminó a entregarme arrestado por orden del comandante en jefe. Fuimos llevados al subterráneo del Academia de Guerra Aérea. Nos ataron las manos, nos vendaron, los ojos y pusieron una capucha en la cabeza. Debíamos permanecer de pie, sin movernos y sin hablar. Quien lo hiciera recibiría un balazo en las piernas. 

Fuí llevado a presencia del fiscal general Gutiérrez. Me preguntó porqué había sido solicitado por el Presidente de la República para el cargo de secretario nacional de Distribución. Le expresé que lo ignoraba, pero que debía suponer que por el hecho de conocerme y saber que era masón, le daría mayor seguridad en su nombramiento".

El 18 de Diciembre, el Jefe de Servicio de inteligencia de la FACh, comandante EDGARDO CEBALLOS, llegó hasta el departamento del General Alberto Bachelet, lo arrestó y lo condujo a la Cárcel Pública.

Los cargos en su contra , basados en presunciones, cambiarían su rumbo en forma definitiva. Recluido en la galería 5, el General Bachelet iba escribir algunas reflexiones acerca del carácter de las Fuerzas Armadas: "La cárcel tiene el don de nivelar a todos los hombres. Ahí desaparecen jerarquías militares, sociales o de fortuna. Ahí son todos iguales. Desaparecen hasta las inhibiciones. En esta galería todos somos prisioneros de una guerra que no hicimos y que no queríamos, pero ahí estamos" (Chile: La Memoria Prohibida. Capítulo El Destino de los Hombres de Allende, pág. 306-307).

Es mi palabra

COMICs