¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Declaración conjunta de Casablanca sobre la comunicación masónica en Internet

FENIX. Este tema de trabajo sobre el medio de comunicación internet fue programado por la Gran Logia de Marruecos en Casablanca que recibía las Obediencias con su nuevo Gran Maestro. El tema se trato el día 2 de octubre. Los Jefes de delegaciones se reunieron para debatir sobre este tema de comunicación para al final de la reunión presentar un comunicado común y adoptarlo para difundirlo.

Como observaremos al dar lectura a la Declaración el texto tiene en cuenta los usos y sobre todo los abusos del internet en general. Y no pretende de ninguna manera imponer algo, solamente de aconsejar el manejo de este maravilloso instrumento que es el internet, que debemos manejar con prudencia y con ética.

Los que firmaron son las Obediencias presentes que quisieron adherirse el documento final. El Grupo Peruano Masónico FENIX y la Gran Logia Constitucional del Perú, se aúna a la presente Declaración, para lo cual, creara un "Comité de Prensa", que formulara una nueva política de prensa masónica para FENIX y que estas de forma gradual y progresiva implemente una periodística basado en código deontológico aprobado en África.
Código deontológico para la comunicación por internet

El Gran Oriente de Francia, el Gran Oriente de Bélgica, la Orden Masónica Mixta Internacional, el GOLAC, la Gran Logia de Marruecos, la Gran Logia Universal de Francia y la Gran Logia Femenina de Marruecos firmaron conjuntamente, el pasado 2 de octubre, el siguiente documento:
  • Considerando que la evolución de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación no puede hacernos perder de vista los valores y fundamentos masónicos;
  • Teniendo en cuenta que la espontaneidad de la escritura electrónica o virtual lleva a veces a derivas y excesos;
  • Teniendo en cuenta que, al amparo del anonimato, se han dicho en ocasiones cosas que constituyen una violación de las leyes de la fraternidad;
  • Habiendo constatado la violación de promesas, como por ejemplo del compromiso de no revelar –sin su consentimiento- la identidad de un Hermano o Hermana;
  • Teniendo en cuenta el daño que a nuestros valores han infligido comentarios racistas, antisemitas, revisionistas, sexistas, difamatorios, groseros, injuriosos, agresivos o violentos;
  • Teniendo en cuenta que tales actos pueden dañar el honor o la integridad material o moral de Hermanas y Hermanos y perjudican la reputación de la masonería en general y de la Orden en particular;
  • Habida cuenta de que tales actos escapan generalmente a la justicia profana y sólo son objeto de la justicia masónica, aunque esto compromete la responsabilidad obediencial;
Las partes firmantes se comprometen y deciden:
  1. Velar para que sus propias comunicaciones se inscriban en el respeto a los valores masónicos;
  2. Velar para que sea efectiva la seguridad del acceso “protegido” a los sitios de internet o intranet, y no consista solamente en contraseñas fáciles de descubrir;
  3. Recomendar a las Hermanas y Hermanos de sus respectivas Obediencias discreción en el envío de correos electrónicos y la utilización de la función de copia oculta en lugar de copia carbón visible y privilegiar, si fuera posible, la utilización de una intranet;
  4. Concienciar a los Hermanos y Hermanas de sus respectivas Obediencias, recordándoles con insistencia el respeto de sus promesas y deberes masónicos fuera del Templo y especialmente en internet;
  5. Traducir y propagar esta declaración, comunicándola a las Obediencias no firmantes de la misma y con las cuales tienen relación.

El texto anterior se comenta por sí solo y constituye todo un código deontológico para la comunicación –especialmente por internet- de los miembros de la Orden.

Lógicamente, semejante declaración es fruto de la preocupación de las partes firmantes por los tristes hechos constatados que, efectivamente, afectan a la honorabilidad de Hermanas y Hermanos y de la misma Orden Masónica.

Ojalá los hechos denunciados por esta declaración no vuelvan a suceder jamás.

COMICs