¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Líderes Juaristas celebrarán el Solsticio de Invierno

FELIPE de Jesús Velasco Ortiz,
presidente del Movimiento Juarista en Baja California.
Foto: Carlos Luna.


Por Sonia García Ochoa

Tijuana.- El Movimiento de Líderes Juaristas se prepara para celebrar el Solsticio de Invierno a celebrarse el 27 de diciembre, por lo que la masonería, siempre atenta y consagrada al bien de la humanidad, acoge con regocijo este magno suceso y lo solemniza como una de sus más grandes festividades.

El muy respetable maestro, Felipe de Jesús Velasco Ortiz, presidente del Movimiento Juarista en Baja California, informó que el Solsticio de Invierno corresponde al instante en que la posición del sol en el cielo se encuentra a su mayor distancia angular al otro extremo del plano ecuatorial del observador. 

Los solsticios son dos: el de verano, que se verifica el 24 de junio y señala la mayor ascensión del sol sobre nuestro horizonte, y el de invierno, que tiene lugar el 27 de diciembre y en que declina aquel astro, al punto de que sus rayos oblicuos apenas si dan calor a nuestro hemisferio. 

Estos solsticios determinan las dos grandes fases en que la naturaleza ofrece los cambios y contrastes más notables y opuestos; fenómenos sorprendentes y siempre admirables, que bajo distintas formas y alegorías han conmemorado todos los pueblos.

En el primero, aparece la naturaleza en mayor esplendor; los rayos vivificantes del sol derraman por doquier brillantez, lozanía, hermosura y vigor; hacen fértiles los campos, dan verdor a las praderas y colorido a las flores; dan vida y calor a los seres y diafanidad a los cielos. 

El segundo, al alejarse el sol del cenit para prodigar sus rayos fecundadores en otro hemisferio, pierden los campos su color de esmeralda, el cielo se cubre de brumas, el frío que trae el cierzo paraliza el crecimiento de las plantas porque detiene la circulación de la savia que las nutre y un cendal grisáceo, tendido sobre la tierra y da a ésta una impresión de tristeza infinita.

Y es que el astro fulgente, que rige los destinos cósmicos de nuestro planeta, obedeciendo leyes universales, llega a un grado de declinación meridional respecto de nuestro horizonte, que sólo nos manda un débil y apagado brillo de mortecina luz, explicó el maestro Felipe de Jesús Velasco Ortiz. 

Pero hoy, al volver de su viaje zodiacal, en obediencia a las mismas leyes, hace entrever pródigos beneficios, reapareciendo vivificador y lleno de promesas halagadoras.

Dependiendo de la correspondencia con el calendario, el evento del Solsticio de Invierno tiene lugar entre el 20 y el 23 de diciembre todos los años en el hemisferio norte, y entre el 20 y el 23 de junio en el hemisferio sur.

El significado estacional del Solsticio de Invierno se manifiesta en la reversión de la tendencia al alargamiento de la duración de las noches y al acortamiento de las horas diurnas.

Distintas culturas definen esto de diversas maneras, puesto que en algunas ocasiones se considera que, astronómicamente, puede señalar, ya sea el comienzo o la mitad del invierno del hemisferio.

El invierno es una palabra de significado subjetivo que no tiene un principio o mitad que esté científicamente establecido, sin embargo en el caso del Solsticio de Invierno se puede calcular con exactitud el segundo en el que ocurre.

Aunque en teoría el solsticio de invierno sólo dura un instante, este término también se usa normalmente para referirse a las 24 horas del día en que tiene lugar.

El significado o interpretación de este evento ha variado en las distintas culturas del mundo, pero la mayoría de ellas lo reconoce como un período de renovación y renacimiento que conlleva festivales, ferias, reuniones, rituales u otras celebraciones.

La palabra solsticio se deriva del latín sol y sístere "permanecer quieto", dijo Felipe de Jesús Velasco Ortiz, presidente del Movimiento de Líderes Juarista en Baja California.

FuenteEl Sol de Tijuana
sgarcia@elsoldetijuana.com.mx

COMICs