¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

REQUIEM AL RH:. ZOZIMO PINEDA PM:. DE LA R:.L:.S:. CONSTANCIA Y CONCORDIA No. 11, VALL:.CALLAO, ORI:. PERU.

QQ:.HH:.

El último Jueves asisti al sepelio del RH:. Zózimo Pineda, PM:. de la RLS. Constancia y Concordia No. 11, del Vall del Callao, Ori del Perú.

Mientras me dirigía a la Casa Funeraria en Alexandria, iba pensando, que cuando más longeva es la existencia en esta esfera terrenal, mortal y efímera, todo el trabajo que se puede haber realizado en las mas diversas facetas trabajadas, van quedando en el olvido, aún antes de haber partido al O:.E:: destino final de todo ser viviente.

Sin embargo al recordar a nuestro hermano Zósimo, me trajo inmediatos recuerdo de una “tierra” de sólo 25 kilómetros cuadrados, pero que durante cientos de años mantuvo una autonomía muy especial, que la convirtió en algo también muy especial.

Durante el Cacicazgo de Lima, que era la autoridad suprema en toda la costa media del Perú, los “Tipi Tipi” que eran sus moradores autóctonos, nunca se vieron en necesidad de defender su terreno, porque éste era respetado y se puede afirmar que hasta temido.

Creo que como todo “puerto” alrededor del globo, éste tiene la fama de tener “gente brava”, pues al final si revisamos donde creció y se fortalecieron las grandes ciudades, siempre encontraremos que fue en un Puerto o cerca de uno. Asi en el Perú después del fracaso de Francisco Pizarro, de fundar la Capital del Virreynato en la Ciudad de Jauja a más 3,500 mts senm, al fundar la ciudad de Lima el 18 de enero de 1535, conocía de la cercanía del Puerto del Callao, convirtiéndose éste en la principal fuente de llegada de refuerzos, vituallas asi como el envío de las riquezas que del Perú salían con rumbo a España.

Así de este tierra tan especial, tenía que tener también “hombres especiales” uno de los cuales, sin duda fue el RH:. Zósimo Pineda, PM:.

La actividad portuaria, con el tiempo se convirtió en un gran sistema de manipuleo de carga, donde se recibía, cuidaba y se entregaba a sus interesados o bien de salida de mercaderías de exportación. Aunque durante mi tiempo e Marino Mercante, no tenía el menor interés en los pormenores de sus operaciones, pues para mi, llegar al Callao, era llegar a casa. Sin embargo cuando decidí quedarme en tierra y conseguí ingresar al Terminal Marítimo del Callao, como Jefe de una Sección encontré que realmente de todo ese movimiento, yo era un perfecto ignorante y que sólo gracias pequeñas tretas pude conocer los pormenores del trabajo, al que me acostumbré con el tiempo.

Los Portuarios, forman una “Gran Fraternidad” en el Callao y en todos los puertos del mundo, porque su trabajo es muy especial y dedicado, así son generaciones enteras de trabajadores que ingresas de jóvenes, porque el “teje y maneje de un puerto” sólo se puede aprender en la práctica, del trabajo diario, que además es una forma de vida.

Conocí al RH:. Zósimo, cuando era Jefe del Almacén 4, después de haber sido también Jefe del No. 1 y No.2, y por último paso a ser Jefe del Primer Almacén de Embarque y Transbordo. Este tenía alrededor de 200,000 mts. Cúbicos de almacenamiento, lo que lo hacía realmente espectacular. Aquí realmente Zósimo probó su experiencia de varias décadas de portuario, creando un nuevo sistema de Almacenaje que permitió tener control absoluto de todo lo que entraba, se ubicaba y luego del aforo correspondiente, se entrega a sus propietarios. Igualmente con la Carga de Exportación.

Por esos años trabajaban con él, los RR.HH:. Héctor Escusa, Rómulo de la Cruz, Fernando Vidal, Luis Raygada, Jack Caceres, Jesus Beltran, Pedro Harthely, Jorge Lopez y los portuarios , Ricardo Dávila, Braulio Parker, Carlos Raygada, Alfredo DAntelo, Enrique Castillo Jordán, Ernesto Carrero, Alfreto Trelles, y muchos otros que recibieron sus enseñanzas y después lo relevarian de su pesada carga.

Ingreso por la puerta grande al Terminal y salió por la misma con la “despedida” que se solía hacer a los que se retiraban después de 35 anos de dura labor.

Se les hacía recorrer el Terminal en un carro especial, y se colocaban todas las maquinas, tractores, locomotoras, gruas y otros en la puerta, luego se coordinaba para que los buques que se encontraban amarrados a muelle a determinada hora tocan sus Sirenas por 3 minutos, conjuntamente con los claxon y serenas de las máquinas estacionadas previamente, justo cuando todos los “JUBILADOS” cruzaban la puerta por última ves como trabajadores PORTUARIOS, en medio de la algarabía y aplausos de todos sus compañeros, operativos y administrativos que dejaban sus labores, para agruparse a tan especial despedida.

Demás esta decir que grandes lagrimas corrían por la mejillas de esos hombres que se retiraban del trabajo, esos hombres duros, por el trabajo cotidiano de efectuarlo muchas veces en extremas condiciones, ya Invierno y Verano, ya en Primavera y Otoño, en turnos que cubrían las 24 horas del día, durante de 26 días al mes, los 365 días del año.

Asi fue despedido con cariño, admiración y agradecimiento por los años dedicados a la actividad portuaria en el Terminal Marítimo del Callao, el RH:. Zósimo Pineda.

Pero en el caminar de su trabajo diario en el Terminal Marítimo del Callao, también se preocupó con otros dilectos HH:.: en brindar servicios adicionales a sus trabajadores, asi se fundó en el Almacén II la Cooperativa de Ahorro y Crédito LA PORTURIA, la misma que acaba de cumplir 48 años de fructífera existencia. Hoy dia esa Institución Crediticia es una de las pocas que ha sobrevivido al genocidio de un movimiento creado para satisfacer las necesidades comunes de los trabajadores.

Siendo la Orden Masónica la institución iniciática que desde el comienzo de los movimientos libertarios se asentó en el víril puerto del Callao, no podía un hombre con las cualidades de nuestro RH: Zózimo Pineda, de “libre pensador, benefactor y especialmente libre y de buenas costumbres”, no haber ingresado a ella.

Nuestro Respetable Hermano Zósimo Pineda, se Inició, Adelantó y Exaltó en la Respetable Logia Simbólica Constancia y Concordia No. 11 del Vall del Callao. Esta Logia que fuera fundada en Tacn y luego de la ocupación Chilena, fuera reinstalada en el Callao, sentó un presedente de trabajo y dedicación a la obra fundamental de la Masonería que es formar y forjar hombres para ser mejores y a la vez, ayudar en proyectos filantrópicos a la comunidad donde trabajan.

Asi en ese Puerto pujante DEFENSOR DE LAS LEYES Y DE LA LIBERTAD, se constituyó como única Provincia Constitucional con rango de Departamento en la República del Perú. De ese grupo de hombres, se forjaron hombres como los HH:. Ricardo Palma, Andrés A. Cáceres, José Gálvez, y otros que dieron lustre en la defensa del Perú en su oportunidad.

Igualmente nuestro RH:. Zósimo Pineda, fue su Venerable Maestro durante varios periodos, siendo el propulsor e iniciador de la compra de un “terreno” en lo que es la Urb. San José y que esta planeado a ser el primer Edificio Medico privado en el Callao, proyecto que no se pudo concretar, pero, que aun mantiene su inversión rindiendo ingresos permanentes a su Mad:.Log:.

Una vez en el “retiro” comenzó a compartir su diario vivir con sus hijos, viviendo alternativamente entre el Perú y el Estado de Virginia en los Estados Unidos de América.

Una vida productiva, de beneficio para su querida familia, amigos y hermanos, hacia el, DESCANSO DEL GUERRERO, llegó a tocar su puerta el último Julio 27, partiendo al O:.E::, después de haber cumplido un honrosa Lote de Trabajo, en este mundo material y finito.

Colocó una Rama de Acacia en su túmulo como símbolo de la Inmortalidad de nuestra Alma Inmortal.

Al despedir al Amigo, hermano y compañero portuario, le rindo el homenaje del adiós, con el grito característico Chalaco.

CHIMPUM……………….CALLAO
CHIMPUM…………….CALLAO
CHIMPUM…………..CALLAO

Fraternalmente

Cesar A. Pain Sr. PM:.
Washington D.C.

COMICs